La Gallinita Meat Market
Ayuda Financial
Latch Quiroprácticos
Daly City Dental Center
City Toyota
Gonzales Dental Care
Sonrisas Bright Dental
Pathway Insurance Agency
Desarrollo Virtual
Dr. Francisco García
Abogado Alexander Cross
Jorge Brignole
Abogado Wilson Purves
Dr. Alberto Chaparro
Dr. Francisco Barba
World Wide Credit Experts
Elías Travel
Abogado James Millar
Alquimia Med Spa
Kisla Gonzales
David Huete
Imperial Travel
Araujo’s Restaurant
Los Yaquis Restaurant
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

22 de julio: Día Mundial contra la Megaminería

Autor: Ecolog237a y medioambiente LID

Desde el año 2009, todos los 22 de julio, es el día mundial de la lucha contra la minería a cielo abierto. Esta iniciativa surgió de activistas mexicanos y canadienses -a raíz de triunfos jurídicos del Frente Amplio Opositor a Minera San Xavier, en San Luis Potosí, México-. Este día es una jornada de acción mundial de resistencia al modelo extractivista impuesto por las multinacionales mineras en connivencia con los gobiernos de los países semicoloniales y dependientes como en México, Perú, y Argentina.

Para charlar sobre este tema entrevistamos a Lautaro Jiménez, senador en la provincia de Mendoza por el PTS en el FIT y a Martín Sáez, docente e integrante de la asamblea de Trelew de la Unión de Asamblea de la Comunidad de Chubut y militante del PTS.

La Izquierda Diario : Lautaro y Martín, el extractivismo minero ha ido dejando una huella ecológica imborrable en América Latina, reservas ecológicas de gran valor han sido devastadas, así como acuíferos, glaciares, montañas y territorios de alta complejidad en flora y fauna. En Chubut y Mendoza hay tradición de lucha contra la megaminería. ¿Cuáles fueron los últimos intentos de avanzar con la megaminería en sus provincias?

Lautaro Jimenez: Bueno, en Mendoza tuvimos un ataque muy importante, que fue el pacto que hizo el gobernador Suárez con la dirigente del Partido Justicialista, Anabel Fernández Sagasti a fines del 2019, intentando modificar la Ley 7722, que fue festejado en su momento por Alberto Fernández como uno de los avances contra esta ley que protege el agua del uso del cianuro, el ácido sulfúrico y otras sustancias tóxicas contaminantes que se utilizan en el proceso de lixiviación.

Las movilizaciones, que fueron multitudinarias y a lo largo y ancho de toda la provincia, hicieron que este pacto se caiga, que la ley que había sido modificada tenga que anularse y restablecerse la plena vigencia de la Ley 7722 y desde entonces viene siendo atacada por sectores empresarios que vuelven a la carga y quieren permanentemente contraponer la preservación del medio ambiente a la creación de puestos de trabajo.

Bueno, hay otros mitos que utiliza este sector para tratar de justificar la política extractivista y particularmente desde el gobierno nacional. En el Gobierno nacional sigue una campaña muy fuerte para intentar que se modifique esta esta Ley a través del Ministerio de Minería que dirige Alberto Hensel, que es el Secretario de Minería de la Nación y fue primero funcionario de la Barrick Gold y del Gobierno de San Juan en la época en que se dieron los derrames contaminantes sobre el río Jáchal y actualmente es un lobista de las mineras en el propio gobierno de Alberto Fernández, encargado de atacar sistemáticamente las leyes ambientales. Hay un lobby muy fuerte por parte del Partido Justicialista, del radicalismo y de distintos partidos políticos que son comprados por el lobby de la minería para atacar a estos sectores.

La lucha contra la megaminería en Mendoza a diez años del rechazo al proyecto San Jorge

Detrás de estos ataques, justamente están estas multinacionales canadienses, chinas, norteamericanas, de distintos países imperialistas que capitalizan estas empresas y encabezan las iniciativas extractivistas a las cuales se asocian las cámaras empresarias locales que se asocian como contratistas y proveedoras de servicio de estos emprendimientos.

Es el caso del Centro de Empresarios Mendocinos, de la Unión de Empresarios de la Metalmecánica en Mendoza, son parte del lobby permanente que tienen estos sectores y que tienen representantes en los partidos tradicionales, con mucha fuerza, con bancas en la legislatura para tratar de presionar siempre en contra de estas leyes.

Lea Tambien:  Asesinato del presidente de Haití: lo que sabemos de los detenidos

Del otro lado están las asambleas socioambientales que surgieron en los años 2006 y 2007, que es cuando se conquista la Ley 7722 y desde entonces las han venido defendiendo frente a diversos ataques que se han dado en todos y cada uno de los gobiernos que han transcurrido luego de la sanción de la misma. Junto a las asambleas socioambientales está el movimiento estudiantil, los sindicatos que en el 2019 conformaron la Coordinadora Provincial en Defensa del Agua que fue un claro ejemplo de frente único para poder defenderse de la represión que desató el Gobierno provincial cuando se estaban llevando adelante las protestas contra la “Ley del Cianuro”, que era la que quería modificar la Ley 7722.

Martín Saez: En Chubut, los ataques del gobierno provincial son cuestión de semana a semana. Todo el tiempo el gobernador, Mariano Arcioni, está declarando que se debe impulsar la megaminería. Por ejemplo, lo que expresó hace algunas semanas fue “no importa que hayan elecciones a la megaminería hay que tratarla ahora”. Todo el tiempo está diciendo que la Legislatura debe tratar su proyecto de zonificación minera que, en caso de aprobarse, permitiría el inicio de la explotación. Pero Arcioni no está solo, sino que tiene el explícito acompañamiento del Gobierno nacional, uno de los mayores interesados en que se habilite la megaminería en la provincia como lo fue, por ejemplo, la pretendida visita del secretario de Minería Hensel a Chubut, finalmente suspendida. En esta coyuntura electoral han dejado la zonificación para después de noviembre, porque no tiene licencia social y los partidos del régimen serían repudiados -con consecuencias negativas en sus planes electorales- si se votara ahora.

El último gran ataque se desarrolló en el mes de mayo, cuando la Legislatura provincial rechazó tratar el proyecto de Iniciativa Popular que le dice no a la megaminería, construído por las asambleas ambientales que conforman la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCh) y firmado por más de 30 mil chubutenses que en plena pandemia apoyaron la Iniciativa Popular 2020. En aquella sesión se pusieron de acuerdo todas las fuerzas políticas que componen la Legislatura, desde Juntos por el Cambio hasta las distintas alas del peronismo para darle la espalda al “No a la Megaminería, no hay licencia social” que expresan miles con movilizaciones y asambleas multitudinarias. Las distintas alas del peronismo funcionaron de manera tal que garantizaron el rechazo de la IP ya sea votando en contra o manifestando acompañar el proyecto del pueblo pero dando quórum a la sesión que lo rechazó.

¿La megaminería genera empleos como dicen el gobierno y la UOCRA?

A raíz de esto, se decidió en asamblea el corte de la ruta nacional 3 a la altura de Trelew y a las horas, de la ruta nacional 40 a la altura de Las Golondrinas, dos arterias terrestres de gran importancia ya que comunican básicamente el norte con el sur del país. Estos cortes fueron sostenidos mediante asambleas para decidir la continuidad de la medida, donde las mujeres jugaron un rol clave para mantener la medida. Ellas enfrentaron a las patotas que iban a romper el piquete. Recuerdo que en uno de esos momentos tensos, todo terminó con un camionero diciendoles a las compañeras: “las entiendo, y si yo estuviera junto a mi hija en este viaje, de seguro estaríamos con ustedes apoyando y tomando mates”.

El corte solo afectó la circulación de mercaderías, había kilómetros y kilómetros de camiones parados en las rutas mientras que las urgencias, las vacunas o insumos de salud y los vehículos particulares tenían paso continuo. Con estos cortes mostramos al Gobierno provincial y el nacional, que estamos dispuestos a pegar donde mas les duele a los empresarios que se enriquecen a costa de los trabajadores y los recursos, afectando sus ganancias.

Lea Tambien:  Regresaron los viajes y la Tierra no los soportará

En el mismo corte nos enteramos que el juez Lleral había emitido una orden de desalojo que finalmente la llevó adelante el Gobierno provincial con Federico Massoni, ministros de seguridad de la provincia, a la cabeza y en horas de la madrugada, lo que fue totalmente ilegal y brutal. Pero este hecho brutal llevó nuevamente a una gran manifestación en horas de la tarde de aquel domingo, en la cual miles salieron a las calles de Trelew, Esquel y en toda la provincia para rechazar el desalojo de Arcioni y Fernández.

LID: En el país, y en las provincias, sin importar el signo político, el argumento de todos los gobiernos es la necesidad de avanzar “sin contaminar” para generar empleo y conseguir dólares. ¿Qué opinan sobre eso?

Lautaro: Bueno, siempre utilizan argumentos en pos de la creación del empleo, el supuesto desarrollo económico, algo que realmente no ha pasado la prueba de los hechos en todas las provincias en la cual se ha aplicado este modelo extractivista y de la megaminería. Las provincias de Catamarca y de San Juan son un claro ejemplo de esto. Son provincias que tienen mayores índices de pobreza, mayores índices de desocupación que Mendoza u otras provincias en las que no se ha avanzado en la minería contaminante. Son provincias más dependientes todavía de la remisión de fondos de parte del Estado nacional.

A 14 años de la 7722, la lucha continúa

Porque realmente la megaminería, lejos de ser un polo de desarrollo, es un polo de saqueo, de acumulación por desposesión mediante la cual se extraen a simple declaración jurada estos minerales y se remiten a sus casas matrices. Incluso esto se realiza utilizando el contrabando directo de oro, por lo cual hay denuncias penales ya que se han detectado incluso triangulaciones a través del aeropuerto de Mendoza.

El extractivismo lejos de generar puestos de trabajo y lejos de generar desarrollo económico, lo que genera es mayor dependencia y mayores índices de pobreza por todas las otras ramas económicas que va arruinando, particularmente la agricultura que queda completamente devastada con la contaminación de los cauces de agua y la imposibilidad de seguir llevando adelante esas actividades agropecuarias.

Martín: En Chubut los argumentos que quieren instalar los Gobiernos provincial y nacional, las mismas mineras y los medios hegemónicos es que la megaminería sería con controles y no contaminaría, que dejará regalías importantes y que generará empleo.

La mayor parte de la sociedad no cree ninguno de estos argumentos, esto se ve ratificado en cada asamblea y movilización en Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel y la misma meseta. ¿Por qué? Porque se recuperan las experiencias, los casos, que se desarrollan hace décadas sobre todo desde la ofensiva neoliberal de los 90s tanto a nivel América Latina (Minas Geràis y Brumadinho en Brasil) o en el país Mina Veladero, Famatina, Jáchal, Bajo la Alumbrera o casos más cercanos como la mina “El Gonzalito” al sur de Río Negro.

“Desierto verde”. Política forestal y cambio climático en Argentina

Entre 2004 y 2018 la explotación de minas y canteras solo aportó el 2,95% del Valor Bruto de producción total en Argentina, siendo más específicos la megaminería metalífera un 0,49%, contra un 6,95% que generaron actividades como la agricultura y la ganadería.

Respecto a la generación del empleo, en los últimos veintitrés años la minería metalífera, no metalífera y de hidrocarburos ha generado el 1,15% del empleo total a nivel país contra actividades como la ganadería y la agricultura que generaron un 5,9%. Durante el segundo semestre de 2019 se emplearon para la extracción de minerales metalíferos en todo el país 9.653 empleos, un 0,08% teniendo en cuenta sólo a los trabajadores registrados que ascienden a 12,1 millones de puestos. Como vemos: ni controles, ni empleo, ni regalías. Solo el saqueo de recursos y la contaminación del ambiente en favor de las grandes mineras.

Lea Tambien:  El cambio climático dispara la siniestralidad en el sector agrario

LID: Por último, ¿cómo fue la defensa del agua y el medio ambiente? Y, ¿cómo la ven hacia adelante?

Lautaro: La actualidad está marcada por la coyuntura electoral que se abre en donde nuevamente los partidos quieren lavarse la cara los partidos tradicionales, los candidatos que fueron parte del Pacto del Cianuro ahora se presentan como amigos del medio ambiente, tratan de hacer lo que se denomina greenwashing qué significa cuidarse justamente en un proceso electoral para lograr meter la mayor cantidad de legisladores posibles, engañar al pueblo y esperar que pasen las elecciones para volver a hacer un ataque contra las leyes ambientales, que es lo que han hecho después de cada una de las elecciones.

¿Cómo se derrotó el golpe de la megaminería, el PJ y la UCR contra la 7722?

Ellos en los contextos de campaña electoral se cuidan mucho, Anabel Fernández Sagasti es un ejemplo de esto que en los debates electorales de octubre-septiembre del 2019 decía que ella se comprometía a defender la 7722, que sus legisladores de ninguna manera iban a modificarla y no pasaron más de dos meses que en diciembre la estaban modificando y estaban votando a favor de la ley Cianuro.

Entonces es una coyuntura muy importante para tomar conciencia y entender que cada puesto de lucha que se conquiste es muy importante en contra de la corrupción política que genera la megaminería y de cómo este lobby ha colonizado a los partidos tradicionales, en particular al PJ y a la Unión Cívica Radical, al PRO, que son quienes hoy por hoy tienen mayoría en los espacios legislativos, que es el centro de donde se van a transformar estos ataques en iniciativas directa para intentar modificar las normativas ambientales.

Martín: En Chubut la pelea en defensa del ambiente continúa, levantando la tradición de más de cuatro décadas de experiencia, fortaleciéndose más con el transcurrir de los años.

Durante los 80s y 90s fue el rechazo a la instalación del basurero nuclear en Gastre, este proceso formó una gran conciencia ambiental y una generación que enfrentó a las potencias imperialistas, a gobiernos radicales y peronistas así como a sus empresarios amigos que buscaban descartar sus residuos tóxicos en la meseta chubutense.

Primeros elementos de balance de las recientes jornadas de lucha en Chubut

Esta pelea permitió entablar otra de las grandes luchas: el rechazo a la megaminería a partir de 2003 cuando desde Esquel se comenzó a forjar un activismo antiminero que se mantiene en las calles hace 18 años con movilizaciones masivas, asambleas y cortes de ruta como los que hemos visto recientemente.

Sabemos que si este gran activismo ambiental logra apoyarse en los miles de trabajadores que mueven la economía de la provincia (como los petroleros, camioneros, docentes, trabajadores del comercio, de la pesca, del aluminio) se puede abrir una gran perspectiva de derrotar definitivamente la agenda extractivista de los gobiernos peronistas, radicales, de cambiemos que solo buscan hacer de nuestros territorios “zonas de sacrificio” para el saqueo y la contaminación.


Impactos: 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 1354:
Usuarios – 8
Invitados – 792
Robots – 554

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico