previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

Álex Berenguer, de fichaje discutido a héroe del Athletic

Autor: ELMUNDO


1-2 en el Ciutat de Valencia

  • SERGIO R. VIÑAS

Actualizado

El navarro marca el gol que lleva a los rojiblancos a la final y ya es ‘pichichi’ tras llegar procedente del Torino en verano.

Berenguer, frente a Vukcevic, el jueves en el Ciutat de Valencia.

Berenguer, frente a Vukcevic, el jueves en el Ciutat de Valencia.
AFP

Nada menos que 10 millones de euros más dos en variables, en plena pandemia y para un puesto en el que el Athletic tenía donde elegir. A priori no había demasiados argumentos favorables a acometer el pasado verano una operación con estos condicionantes. Pero Gaizka Garitano insistió e insistió. Entendía que Álex Berenguer era un futbolista necesario para este Athletic porque, a diferencia del resto de sus jugadores de banda, tenía facilidad para el gol, faceta del juego que la retirada de Aduriz dejó bastante huérfana. Y tanto apretó el ahora ex entrenador del Athletic que Rafa Alkorta y Aitor Elizegi decidieron que sí, que iban a fichar a Berenguer.

Hoy el extremo navarro es el pichichi del equipo y, sobre todo, el héroe que ha catapultado al Athletic a una nueva final de la Copa del Rey, a la segunda consecutiva, a la segunda de las dos que disputará el equipo de Marcelino entre el 3 y el 17 de abril, que sueña con sumar otros dos títulos en este 2021 de ensueño que comenzó con una Supercopa y que podría acabar en triplete. Y fue el gol de Berenguer, en el minuto 112, acompañado de un afortunado rebote en Nikola Vukcevic, el que permitió que el futuro próximo sea tan ilusionante para el Athletic.

Claro que los meses pasados no fueron para Berenguer tan positivos como lo ha sido el último, en el que ha marcado cuatro de sus sietes goles (y en Orriols marcó otro, anulado por el penalti anterior de Óscar Duarte sobre Raúl García). Aterrizó en un proyecto agotado, en el que incluso fue perdiendo la confianza de su valor, el finalmente destituido Garitano. Llegó después Marcelino y de entrada le señaló el banquillo. Jugaba casi todos los partidos, pero solía hacerlo como suplente, cediendo la banda derecha a la dupla formada por Capa y por Óscar de Marcos.

Lea Tambien:  El Real Madrid no gana para sustos

Vida ordenada y tranquila

Falto de confianza y de tino, el doblete que consiguió hace apenas tres semanas en Cádiz supuso un punto de inflexión para él. Se ganó por méritos propios la titularidad, obligando a Ander Capa y a De Marcos a alternarse por detrás de él en la posición de lateral, y ha paliado la merma de rendimiento de un Iker Muniain celestial las semanas anteriores y aquejado de molestias físicas. Quizá todavía le reste ser más regular durante los 90 minutos, darle mayor continuidad al juego de su equipo, pero con tal producción goleada poco importan el resto de facetas.

Disfruta ahora como padecía antes, con un perfil bajo. Goza de una vida ordenada y tranquila, asentada en una lujosa urbanización en las afueras de Bilbao, al lado de su novia Sofía, con la que mantiene una relación desde hace años. Junto a ella se fue a Turín en 2017, cuando Osasuna le traspasó al Torino después de bajar a Segunda. Ya entonces le quiso el Athletic, que acabó viendo abusivo el precio que le pedían desde Pamplona.

Desde la ‘zona cero’

En el Piamonte ha crecido como futbolista y también le tocó vivir allí el inicio de la pandemia, como relató hace unos meses a EL MUNDO. En una de las ‘zonas cero’ del virus en Europa, Berenguer pasó el largo encierro y tomó conciencia enseguida de la gravedad de la situación y también de su posición de privilegio como futbolista, realizando una generosa donación al hospital San Raffaele de Milán, una de las ciudades más sacudidas de Europa al comienzo de la pesadilla.

Lea Tambien:  Las imágenes del mundo del deporte: la broma a Morata que le sentó mal y triunfa en redes - EL ESPAÑOL

De regreso a España, el canterano de Osasuna ya ha superado el mejor registro goleador de su vida y se ha colado en la historia reciente del Athletic. Ya nadie piensa que Berenguer sea caro. Ni que la pandemia desaconsejara su fichaje. Ni que había jugadores más que suficientes para jugar en banda. Y Gaizka Garitano sonríe desde su casa. Porque su Athletic jugará otra final, aunque sea sin él en el banquillo, y porque, en efecto, tenía razón en insistir tanto en el fichaje de Berenguer.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Impactos: 5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 22294:
Usuarios – 7
Invitados – 19615
Robots – 2672

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico