previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

ANÁLISIS | El bombazo de los impuestos revela que la imagen de Trump es una farsa

Autor: Mariana Toro
Trump y Biden se alistan para primer debate presidencial 4:11

(CNN) — Fue el momento en el que el fabulismo del «Arte del negocio», el fanfarroneo del magnate multimillonario y el estándar populista para los estadounidenses olvidados de Donald Trump se reveló como lo que siempre había parecido: una farsa.

Una impresionante revelación de The New York Times sobre las declaraciones de impuestos del presidente el domingo reveló a un hombre de negocios lamentablemente inepto y un evasor de impuestos en serie aplastado por deudas masivas que podrían exponerlo a conflictos de intereses dado su cargo como presidente y su poder para ayudar a los prestamistas no revelados.

Trump se negó a hablar sobre sus declaraciones de impuestos y criticó el informe de The New York Times como «una noticia totalmente falsa» el domingo.

Pero el artículo retrata al cruzado anti-élite que critica a un sistema corrupto como si realmente estuviera usando sus lagunas para evitar pagar impuestos federales en 10 de los últimos 15 años a partir de 2000 al amortizar sus propias pérdidas asombrosas.

En 2016 y 2017, Trump pagó solo US$ 750 en impuestos federales sobre la renta, mucho menos que muchos estadounidenses que están trabajando duro en medio de una profunda recesión para mantenerse a flote.

Trump tomó enormes deducciones, incluidos US$ 70.000 para cuidar su cabello.

Y también pareció amortizar cientos de miles de dólares al pagarle a su hija Ivanka como consultora de la Organización Trump, según el informe de The New York Times.

La historia también revela hasta qué punto se está utilizando el estatus de Trump como presidente para apuntalar sus empresas perdedoras, por ejemplo, su hotel en Washington y sus campos de golf.

LEE: The New York Times: Trump no pagó impuestos sobre la renta en 10 de los últimos 15 años a partir de 2000

«un estafador en la Casa Blanca»

«Es un estafador en la Casa Blanca», dijo el historiador presidencial Douglas Brinkley a CNN el domingo.

Se refería a un presidente que rompió la convención al negarse a divulgar sus registros fiscales al público mientras se postulaba para un cargo.

Tony Schwartz, quien escribió el libro de Trump «El arte del negocio«, dijo que incluso él estaba sorprendido por la «pura desfachatez» del comportamiento de Trump.

Y le comentó a Anderson Cooper de CNN que revelaba el «tipo de mente que pensaría ‘Yo puedo salirme con la mía sin pagar impuestos sobre cientos de millones de dólares en ingresos’».

La publicación del artículo con profunda reportería, basado en más de dos décadas de su información fiscal obtenida por The New York Times, se produce solo dos días antes del primer debate presidencial.

Lea Tambien:  Así ha sido el historial de Biden en inmigración

Y 37 días antes de una elección en la que está detrás del demócrata Joe Biden.

Representa un grave desafío para una presidencia que ahora sabemos que Trump podría necesitar preservar para superar a los acreedores con cientos de millones de dólares en préstamos que vencen pronto.

Deja al presidente enfrentando múltiples preguntas sobre su moral, comportamiento y patriotismo, ya que parece estar pagando más impuestos a varias naciones extranjeras que al Tío Sam.

El informe también plantea la posibilidad de que la contabilidad engañosa de Trump, que ya es el foco de varias investigaciones en Nueva York, podría exponerlo a serios problemas legales cuando deje el cargo.

El informe de The New York Times, por ejemplo, dice que el presidente ha estado luchando con el Servicio de Impuestos Internos durante años sobre si las pérdidas que afirmó deberían haber resultado en un asombroso reembolso de impuestos de US$ 73 millones.

Apertura de debate para Biden

A corto plazo, el informe de The New York Times le da a Biden una oportunidad de oro para poner a Trump a la defensiva durante su primer debate en Cleveland, Ohio, el martes por la noche.

En los últimos días, Biden ha tratado de socavar los buenos índices de aprobación de Trump en economía al calificar las elecciones como una contienda entre Scranton, Pensilvania, donde nació, y Park Avenue.

Los arreglos fiscales complicados y egoístas de Trump juegan directamente en esa construcción.

Si bien los devotos más leales del presidente pueden no verse afectados por un ataque de este tipo, es difícil ver cómo no lo perjudica entre los vacilantes votantes obreros en el corazón postindustrial de estados como Michigan, Pensilvania y Wisconsin, que son cruciales en el estrecho camino de Trump a 270 votos electorales

LEE: ANÁLISIS | Cómo Biden está presionando una guerra de dos frentes contra Trump

La directora de comunicaciones de la campaña de Biden, Kate Bedingfield, dijo a CNN el domingo que el informe aclaró el contraste entre el presidente y el candidato demócrata.

«Tienes en Donald Trump a un presidente que pasa su tiempo pensando en cómo puede salir del pago de impuestos de cumplir con la obligación que todas las demás personas trabajadoras de este país cumplen todos los años…

«Con Joe Biden tienes a alguien que tiene una perspectiva completamente diferente sobre lo que significa ser una familia trabajadora en este país», dijo Bedingfield.

Cifra clave

La cifra clave, de que Trump pagó solo US$ 750 en impuestos en dos años consecutivos, podría ser la más condenatoria, ya que es tan identificable y ofrece una comparación tan clara con la cifra, mayor, que pagan casi todos los estadounidenses.

Lea Tambien:  ANÁLISIS | Trump intenta recrear el ambiente de 2016 en el impulso final de las elecciones

Si un hombre con su propio avión de pasajeros, casas con hojas de oro y una serie de campos de golf puede salirse con la suya, ¿quién puede argumentar que el sistema no está irremediablemente sesgado contra la gente común?

«Les digo que hay gente ahí fuera, y lo sé, yo vengo de obreros, trabajadores, esta gente está luchando para ganarse la vida. Se despertarán y encontrarán a este magnate increíble pagando US$ 750», dijo el exgobernador republicano de Ohio, John Kasich, que ahora es comentarista político de CNN.

«Cuáles sean sus excusas no me importa. No pasa la prueba del olfato. No va a afectar totalmente a las personas que estaban para él. Son las personas en la cerca», dijo Kasich.

A las pocas horas de la publicación del informe, la campaña de Biden ya había puesto a la venta pegatinas de vinilo en su sitio web que dicen: «Pagué más impuesto sobre la renta que Donald Trump».

Aferrarse al poder

El informe también arroja algo de luz sobre la clara desesperación del presidente por aferrarse al poder.

Él, por ejemplo, intensificó sus afirmaciones falsas el domingo de que los demócratas estaban tratando de robar las elecciones, haciendo un asalto nuevo y sin hechos a las papeletas por correo que, según él, están plagadas de fraudes masivos.

The New York Times informa que dentro de los próximos cuatro años, vencerán más de US$ 300 millones en préstamos, de los cuales Trump es personalmente responsable.

Eso abre la posibilidad extraordinaria de que se pida a los prestamistas que decidan si llevan a cabo la ejecución hipotecaria de las empresas propiedad del presidente de EE.UU. mientras está en el cargo si no puede devolver el dinero.

Por lo tanto, Trump corre el peligro de verse profundamente comprometido.

Sus deudas personales también subrayan un temor de hace mucho tiempo sobre su administración: que está manejando la diplomacia de Estados Unidos para priorizar sus propias metas personales y financieras en lugar de los intereses nacionales.

Trump, por ejemplo, obtiene millones de dólares en ingresos de países como Turquía y Filipinas que están dirigidos por autócratas, a los que ha elogiado pero que infringen valores tradicionales de Estados Unidos como los derechos humanos.

Y aunque ha pagado pocos impuestos federales al Tesoro, el presidente o sus empresas han pagado más impuestos a las potencias extranjeras, incluidos US$ 145.400 a India y US$ 156.824 a Filipinas en 2017.

Los partidarios de Trump probablemente seguirán impávidos

Con la elección tan cerca, el presidente debe pasar todos los días tratando de destruir la credibilidad del candidato demócrata.

Lea Tambien:  ANÁLISIS | El fuerte contraste entre Trump y Biden que mostró el duelo de foros

Incluso mientras trata de escapar de las consecuencias de su desastrosa gestión de una pandemia que ha matado a más de 200.000 estadounidenses y que vuelve a cobrar fuerza.

Pero el artículo sobre sus impuestos puede desafiar incluso a un artista de la distracción tan hábil como el presidente.

Tratando de desviarse del informe de The New York Times, en una conferencia de prensa el domingo Trump promocionó a su nueva candidata a la Corte Suprema Amy Coney Barrett.

Y emitió otra exigencia para que Biden se sometiera a una prueba de drogas que mejoran el rendimiento antes del debate.

Sin embargo, dada la fuerte conexión emocional y tribal de Trump con sus seguidores, su éxito en la construcción de realidades políticas alternativas mientras desacredita a los periodistas, y la propaganda de los medios conservadores, el bombazo sorpresa de octubre puede tener un impacto político menos inmediato de lo esperado.

Las historias sobre la negativa de Trump a pagar a sus acreedores, las quiebras de los casinos y las prácticas comerciales moralmente cuestionables han estado circulando durante años y no le impidieron ganar en 2016 ni empañar su mística creada por él mismo como el duro tiburón inmobiliario que retrató en «The Apprentice» de NBC.

MIRA: Trump y Biden se preparan para el primer debate antes de las elecciones de noviembre

Tumultuosa carrera

A lo largo de una tumultuosa carrera política, Trump rara vez ha pagado un precio por los escándalos, los ultrajes y los insultos, cualquiera de los cuales habría condenado a un político normal.

Su marca es bien conocida: él es un rompedor de reglas.

Y en el pasado, ha explicado que evitar impuestos demuestra que es un hombre de negocios inteligente y es un enfoque que cualquiera tomaría si pudiera.

El domingo, Trump adoptó rápidamente sus tácticas características para tratar de hacer pasar las revelaciones enormemente serias como nada que preocupara a los votantes.

«Son noticias falsas. Son noticias totalmente falsas. Inventadas, falsas. Pasamos por las mismas historias, podrías haberme hecho las mismas preguntas hace cuatro años», dijo el presidente, nuevamente diciendo de manera inexacta que no podía liberar sus declaraciones de impuestos porque estaba en auditoría.

«Quiero decir que los artículos que leo son tan falsos. Son tan falsos», dijo, afirmando pagar mucho en impuestos.

El abogado de la Organización Trump, Alan Garten, le dijo a The New York Times que «la mayoría, si no todos, de los hechos parecen ser inexactos» y solicitó los documentos.

Impactos: 50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitors online – 89:
users – 0
guests – 73
bots – 16
The maximum number of visits was – 2020-10-15:
all visitors – 20189:
users – 44
guests – 15007
bots – 5138
browser – IE 6.0

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico