Desarrollo Virtual
Araujo’s Restaurant
Jorge Brignole
Dr. Francisco García
Dr. Francisco Barba
Ayuda Financial
Gonzales Dental Care
Imperial Travel
World Wide Credit Experts
Daly City Dental Center
Abogado Alexander Cross
Los Yaquis Restaurant
Sonrisas Bright Dental
David Huete
Abogado Wilson Purves
La Gallinita Meat Market
Alquimia Med Spa
Dr. Alberto Chaparro
Elías Travel
Kisla Gonzales
Latch Quiroprácticos
Pathway Insurance Agency
City Toyota
Abogado James Millar
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

ANÁLISIS | La reunión de Biden con Putin tiene ecos históricos

Autor: KVIA

(CNN) — El encuentro de Joe Biden con el presidente de Rusia, Vladimir Putin este miércoles, es una de las cumbres más críticas de los últimos tiempos, y no solo porque las relaciones entre ambas naciones (que poseen el 90% de las armas nucleares del mundo) sean tan malas como después de la Guerra Fría.

Los presidentes se reunirán en Ginebra este miércoles para mantener conversaciones con ecos históricos de anteriores enfrentamientos entre la Unión Soviética y Estados Unidos. Sus naciones se encuentran en una encrucijada estratégica que, si no se resuelve adecuadamente, podría desembocar en una desastrosa escalada en un nuevo campo de batalla: el ciberespacio.

Las conversaciones también representan una primera prueba política crítica para Biden y ejemplifican el desafío global al que se enfrenta una presidencia anclada en la lucha por la preservación de la democracia, que se encuentra asediada tanto en el país como en el extranjero.

Después de todo, el objetivo principal de la política exterior de Putin es la fractura de la estabilidad política y del prestigio de Estados Unidos. Se le acusa de haberse entrometido en dos elecciones para ayudar al expresidente Donald Trump, la principal amenaza interna para la democracia del país.

Biden dice que Putin «pagará un precio» por los esfuerzos de Rusia para socavar las elecciones de 2020 en EE.UU.

Biden celebrará la cumbre en un momento en el que múltiples factores están llevando a la democracia estadounidense a un punto de ruptura: Las falsas afirmaciones de Trump sobre el fraude electoral, los esfuerzos de los estados republicanos para dificultar el voto y facilitar la manipulación de las elecciones, y la negativa del Partido Republicano a hacer rendir cuentas al expresidente por la insurrección del Capitolio. El caos, en gran parte alentado por el propio Putin en operaciones de desinformación dirigidas a la política estadounidense, contribuirá a la idea que tiene el líder de Rusia de que EE.UU. está debilitado, se está volviendo contra sí mismo y difícilmente es un modelo para el mundo.

Biden reitera la importancia de Europa como aliado 3:10

Biden unió a Occidente antes de la conversación

Este diálogo, en suelo neutral suizo, es la culminación del primer viaje al extranjero de Biden como presidente, que aprovechó para revitalizar las alianzas europeas maltrechas por Trump e invocar una nueva lucha de occidente por sus valores políticos y su futuro.

Estados Unidos se encuentra entre los restos de la última Guerra Fría con Moscú, que carece del antiguo poder de la Unión Soviética pero conserva la capacidad de causar estragos en los intereses de EEUU, y un creciente enfrentamiento de superpotencias con China, otra grave amenaza para la primacía de occidente.

Lea Tambien:  Alaba, con el '4' de Ramos, pero con personalidad propia: "No he venido a compararme con otros"

La preparación de la cumbre ha hecho que toda la gira de Biden, que hasta ahora ha sido un éxito probado, se juzgue en función de su enfrentamiento con uno de los líderes mundiales más astutos, cuyas sonrisas ante las cámaras ponen de manifiesto que ha superado a anteriores presidentes de Estados Unidos acostumbrados a un juego geopolítico más convencional.

OPINIÓN | La oportunidad histórica de Biden con Putin

Los preparativos de la cumbre han sido objeto de grandes expectativas e intensos intercambios entre los líderes. Biden, a principios de este año, reconoció que Putin era «un asesino» y lo calificó de autócrata impenitente. Putin ha negado todo conocimiento de los ciberataques de infiltración y ransomware contra el gobierno de Estados Unidos, las empresas privadas y las infraestructuras vitales que se han atribuido a las agencias de inteligencia y las bandas criminales de Rusia. Y con la clásica falsa equivalencia, ha comparado a presos políticos como el líder de la oposición rusa Alexey Navalny, víctima de un aparente complot de envenenamiento por parte del Estado, con los sospechosos de insurrección del Capitolio acusados por los tribunales de Estados Unidos.

Los oponentes de Biden en su país, en una narrativa recogida por los medios de comunicación que viajan, se han preguntado por qué, dada la agresividad rusa y las escasas esperanzas de EE.UU. de obtener «resultados», se está celebrando la reunión.

Sin embargo, el mayor éxito de la cumbre puede ser lo que impidió que ocurriera, no lo que logre el miércoles. Biden sorprendió a muchos en Washington al sugerir las conversaciones. Pero la invitación llegó en un momento en el que las tropas de Rusia se concentraban en la frontera de Ucrania, y muchos observadores temen una invasión a gran escala y con el encarcelado Navalny aparentemente a punto de morir después de que se le negara el tratamiento médico.

Las claves del diálogo entre Biden y Putin 1:31

La zanahoria del presidente Biden ofreció a Putin una plataforma que anhela junto al comandante en jefe de EE.UU. y que viene acompañada del respeto implícito por Moscú que otros líderes recientes de EE.UU. han descartado, y que será maximizado por la maquinaria de propaganda rusa.

«Esta reunión se hizo en parte para salvar a Ucrania, para salvar a Alexey Navalny, así que eso ya es algo. Al menos una ganancia a corto plazo», dijo Evelyn Farkas, exsubsecretaria de Estado adjunta para Rusia, Ucrania y Eurasia, en el programa «Newsroom» de CNN el martes.

Lea Tambien:  Justicia ambiental, ingrediente sustancial en democracias: SCJN - Quadratín

No hay «borrón y cuenta nueva», pero se espera que sí estabilidad

Biden afirma que uno de los objetivos de la cumbre es comprobar si Putin está dispuesto a aceptar una relación más estable y predecible con Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos, que tiene una larga experiencia con el comportamiento irritable de Putin, no desea un reinicio con Moscú. Pero suavizar el tono podría producir avances en intereses comunes como Siria, Afganistán, el cambio climático y el acuerdo nuclear con Irán.

«Está buscando algún tipo de relación predecible y estable. La cuestión es si puede conseguir eso con Putin», dijo el senador Robert Menéndez, el demócrata de Nueva Jersey que preside la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. «Putin se da cuenta de que con sus acciones no solo consigue lo que quiere sino que crea inestabilidad en el mundo. Tiene que haber un mensaje claro de que va a haber una consecuencia por ello».

Pero incluso los limitados objetivos de Biden ponen la barra muy alta. El gobierno autoritario de Putin en el Kremlin durante más de 20 años necesita desprestigiar democracias como la estadounidense para que su propio gobierno sea más atractivo para los rusos.

Un cambio de actitud hacia Estados Unidos le obligaría a tomar medidas contra los ciberataques y a detener las campañas de propaganda y desinformación destinadas a dañar la democracia estadounidense. Significaría que un antiguo oficial de la KGB, que consideró la desaparición de la Unión Soviética como una tragedia, abandone la presión estratégica de Moscú en su antigua esfera de influencia, incluida Ucrania.

Ya sea a través de la coerción o de zanahorias diplomáticas, Biden sabe que EE.UU. puede simplemente no tener la influencia necesaria para cambiar el juego de suma cero de Putin.

«Los autócratas tienen un enorme poder, y no tienen que responder ante un público, y el hecho es que es muy posible que si respondo de la misma manera, como lo haré, eso no lo disuada: quiere seguir adelante», dijo el presidente el fin de semana.

Advertencias de EE.UU.

Biden también dice que aprovechará la oportunidad para transmitir a Putin el tipo de consecuencias que Estados Unidos impondrá por los continuos ataques a los intereses del país, incluso si Rusia se niega a tomar medidas contra los ataques de ransomware a productos básicos de la vida estadounidense, como la producción de alimentos, el transporte y los oleoductos.

Los hackers paralizaron un oleoducto. Los bancos y las bolsas de valores son objetivos aún más grandes

El peligro más evidente en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia tiene su origen en la nueva confrontación cibernética. Aunque cada adversario tiene el poder de destruir el mundo, las armas nucleares están reguladas y existen sistemas para disuadir la escalada. Las salvaguardias no son tan sofisticadas en el ámbito relativamente nuevo de la ciberguerra. Cualquier respuesta de EE.UU. a las provocaciones rusas, y es muy posible que haya habido represalias secretas, corre el riesgo de provocar un enfrentamiento fuera de control.

Lea Tambien:  EE.UU. y Canadá, con pase asegurado a cuartos, definirán al líder del Grupo B

«Estamos preparados para tomar medidas de respuesta que se ven y no se ven», dijo a los periodistas el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan.

Las apuestas políticas para la reunión de Biden y Putin se han disparado a nuevos niveles cada día de la gira europea del presidente. Pero, paradójicamente, este aumento de la tensión puede aliviar la exposición política de Biden en su país.

Dado que el mundo espera un enfrentamiento polémico, cualquier resultado de la cumbre que no incluya un conflicto abierto puede considerarse un éxito.

Además, al no haber una conferencia de prensa conjunta en Ginebra, el presidente de EE.UU. tendrá la oportunidad de presentarse como alguien que impone la ley a Putin sin ser socavado en tiempo real por el líder de Rusia.

Biden también se sentirá halagado por la comparación con uno de los momentos más extraordinarios en la colorida historia de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia tras la Guerra Fría: el comportamiento adulador de Trump hacia Putin en su cumbre de Helsinki.

(2020) Complacer a Putin, denigrar a aliados e ignorar a sus asesores: las llamadas de Trump alarman a funcionarios de EE.UU.

El entonces presidente sorprendió a su propio equipo y al resto del mundo al aceptar públicamente la negación de injerencia electoral por parte de Putin, que tenía cara de póker. Su comentario dio prioridad a la palabra de un antiguo oficial de inteligencia soviético sobre la de la comunidad de espionaje de Estados Unidos. Y renovó las frenéticas especulaciones sobre la misteriosa relación entre Trump y los rusos.

Sea cual sea el resultado de la cumbre, es poco probable que se alivien las pesadas fuerzas políticas, diplomáticas e históricas que pesan sobre la relación entre Estados Unidos y Rusia. No se espera que Biden y Putin se retiren después de marcar el tono de una era de acercamiento, como hicieron el presidente Ronald Reagan y el líder soviético Mijaíl Gorbachov en Ginebra en 1985. De hecho, es más probable que ocurra lo contrario.

«Sin duda (Putin) nos pondrá a prueba después de esta cumbre», dijo Farkas.

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 4252:
Usuarios – 1
Invitados – 2492
Robots – 1759

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico