Jorge Brignole
Pathway Insurance Agency
Ayuda Financial
La Gallinita Meat Market
Dr. Francisco García
Dr. Alberto Chaparro
Alquimia Med Spa
Araujo’s Restaurant
Los Yaquis Restaurant
City Toyota
Gonzales Dental Care
Latch Quiroprácticos
David Huete
Abogado James Millar
World Wide Credit Experts
Sonrisas Bright Dental
FINHABITS
Dr. Francisco Barba
Daly City Dental Center
Imperial Travel
Abogado Alexander Cross
Elías Travel
Desarrollo Virtual
Abogado Wilson Purves
Kisla Gonzales
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Asensio empuja a un Madrid sobrado

Autor: Jose Maria Rodriguez
  • JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ

Actualizado

Cerró el Real Madrid la fase de grupos asegurando la primera plaza, que no es sinónimo de esquivar a todos los ogros, con una facilidad asombrosa. Jugó fácil, bien, plasmando su enorme superioridad sobre el rival, con Marco Asensio como agitador del duelo. Quiere participar más y lo demuestra. Su buena actuación llegó en un partido raro, de horario inusual, con una atmósfera extraña, fabricada por los miles de fans del Celtic diseminados hasta convertir el Bernabéu en una delegación del Paraíso de Glasgow. Su equipo, sin más ambición que defender el escudo, da lo que tiene. Y con eso basta para encender a una afición caliente, por dentro y por fuera. Un solo gol (golazo, por cierto) de Jota se levantan miles de hinchas felices, verdes y blancos, inasequibles al peso de la goleada. Enormes.

Gol de Jota (5-1) en el Real Madrid 5-1 Celtic Glasgow

No causó ninguna extrañeza Stephanie Frappart, primera colegiada en pitar un partido oficial en el Santiago Bernabéu. No dejó tiempo a la duda. Colocada perfectamente, vio la mano de Jenz a los cinco minutos, tan accidental como clara, y pitó el penalti que puso en ventaja al Madrid, Modric mediante. Eso en la primera. A la segunda no advirtió la mano de O’Riley de primeras, pero enmendó en el monitor del VAR. Dos penaltis, 2-0 para el Madrid en 21 minutos.

Gol de Modric (p.) (1-0) en el Real Madrid 5-1 Celtic Glasgow

La tarde se puso cómoda para el equipo de Ancelotti, que no ahorró esfuerzos en la alineación más allá de Camavinga, obligado a jugar por Kroos en Vallecas. El alemán volvió al eje con Valverde de interior, favoreciendo la entrada de Asensio. En la línea de últimos partidos, aprovechando los minutos, el 11 blanco activó un ataque difícil de sujetar por su movilidad. Brillantes Marco y Rodrygo, que siempre hace (o intenta) lo que más conviene a cada jugada, flaqueó esta vez Vinicius. De tener el día fino, el marcador blanco se habría doblado. Suma varios duelos sin esa claridad al elegir del inicio de temporada, pero nunca desmaya. Y eso le honra.

Gol de Rodrygo (p.) (2-0) en el Real Madrid 5-1 Celtic Glasgow

También se habría metido el Celtic en el partido de no intervenir Thibaut Courtois, el que nunca se regula. Taponó primero un remate seco de Hatate tras una de esas pérdidas de Mendy, en zona de riesgo. Defiende como una fiera, pero es un peligro cuando le presionan con balón. La intervención estelar del portero blanco llegó en un penalti de Mendy a Abada que pareció, pero que no era. No llamaron a Frappart desde el VAR, lanzó Juranovic, duro, a la derecha de Courtois, que sacó hasta con desahogo. Un portero decisivo.

Courtois volvió a ser un ‘pulpo’: ¡qué bien adivinó el penalti de Juranovic!

Como todo funcionaba razonablemente bien, no había motivo para correción en el descanso. Pero nada más reanudarse el juego, el Bernabéu se agitó al ver calentar a Benzema junto a Lucas, Nacho y Ceballos. Con el Celtic virtualmente entregado, Asensio aprovechó la coyuntura para reivindicarse como MVP de la noche. Rebañó un centro atrás de Carvajal forzado, probablemente hacia Valverde, y colocó en la red con un zurdazo seco. Goleada en marcha, ampliada poco después por la ‘doble v’. Centro de Valverde, tenso, y remate de Vinicius. Lo último del brasileño antes de ser sustituido por Benzema.

Gol de Vinicius (4-0) en el Real Madrid 5-1 Celtic Glasgow

El partido se dio por concluido ya por entonces, con las sustituciones masivas de ambos entrenadores. Faltaba por conocer el tamaño del roto. Cayó el quinto con un latigazo de Fede Valverde, violento, cruzado, junto al palo. Imposible para Hart y para cualquier otro portero.

Gol de Valverde (5-0) en el Real Madrid 5-1 Celtic Glasgow

Tuvieron sus opciones Asensio, Benzema, y tuvo minutos Vallejo, los primeros de la temporada. Pero el broche fue de Jota y de la afición del Celtic, al festejar el golazo del portugués, ex del Valladolid. Un 5-1 y salen todos contentos. El fútbol es así de grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico