Boris Johnson

Fuente de la imagen, Dan Kitwood

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, dimitirá este jueves como líder del Partido Conservador tras el último escándalo que sacudió a su gobierno y provocó una cascada de renuncias en el ejecutivo.

Según información que maneja la BBC, Johnson anunciará su retirada en la tarde de este jueves como líder de su Partido y habrá un nuevo primer ministro en otoño.

Un portavoz del número 10 de Downing Street informó que Johnson hará una declaración más tarde este jueves.

El parlamentario Tobias Ellwood fue uno de los primeros conservadores en reaccionar a la noticia de la renuncia planificada de Boris Johnson.

Dijo que le alegra que Johnson haya “reconocido el daño que se estaba haciendo no solo a la marca del partido sino también a nuestro capital internacional”, le dijo al programa Today, de la BBC.

Ellwood agregó que el partido ahora tiene una “enorme labor de reagrupamiento que hacer”.

Por su parte, el líder laborista, Keir Starmer, recibió con satisfacción la intención de Johnson de retirarse como líder conservador y primer ministro, y agregó que debería haberse ido “hace mucho tiempo”.

La partida inminente del primer ministro es una “buena noticia” para el país, dijo, y agregó que Reino Unido necesita un “nuevo comienzo”.

Ola de renuncias histórica

La decisión de Johnson se produce tras dos días en los que dimitieron más de 50 miembros del ejecutivo. El número de renuncias más alto hasta ahora se produjo en 1932, cuando renunciaron 11 miembros del gobierno.

Los primeros fueron los ministros de Economía y de Salud, Rishi Sunak y Sajid Javid, quienes presentaron su renuncia el martes por el modo en el que Johnson gestionó las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra un diputado de su partido. Después le siguieron otros ministros, viceministros y otros cargos menores del gobierno.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

El exministro de Economía, Rishi Sunak.

Y ocurre solo un mes después de que el primer ministro enfrentara una moción de censura en el Parlamento en la que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieran a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio ejecutivo de Johnson durante la pandemia.

Pero detrás de la ola de renuncias de esta semana está un escándalo de acoso sexual en el que se vio involucrado Chris Pincher.

Escándalo sexual

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó que Pincher, entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Chris Pincher.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció inmediatamente.

Luego la historia se enfocó a lo que Boris Johnson sabía sobre Pincher y desde cuándo lo sabía.

Durante días los ministros y el portavoz de Johnson insistieron en que el primer ministro no estaba al tanto de las acusaciones específicas contra Pincher cuando lo nombró vicejefe parlamentario.

Pero el lunes por la noche esa historia se derrumbó: la corresponsal política de la BBC Ione Wells reveló que, de hecho, Johnson había recibido una queja formal sobre “comportamiento inapropiado” de Pincher cuando este era Ministro de Estado para Europa y las Américas de la cancillería británica en 2019 y 2020.

El martes Sir Simon McDonald, exalto funcionario del Ministerio de Exteriores, aseguró, en una dramática intervención pública, que Johnson había sido informado en persona de la denuncia.

Downing Street indicó luego a los periodistas que, de hecho, Johnson lo sabía, pero lo había “olvidado”.

El martes el primer ministro admitió que nombrar a Pincher había sido un “gran error”.

Pero el daño ya estaba hecho y se desató la ola de renuncias.

¿Puede Johnson seguir hasta el otoño?

Chris Mason. Editor de Política

Lo hizo. Boris Johnson renuncia.

Pero espera: seguirá siendo primer ministro, dice, hasta el otoño.

Siempre hay un primer ministro. El puesto al que renuncia es el de líder del Partido Conservador. Ahora comenzará la competición para elegir un nuevo líder tory.

Cuando ese líder sea elegido, porlos alrededor de 100.000 miembros del Partido Conservador, Boris Johnson presentará su renuncia a la Reina y ella convocará al líder del partido que pueda reunir una mayoría en la Cámara de los Comunes para pedirles que forme un gobierno.

Pero: ¿es sostenible que siga hasta el otoño? Sus partidarios argumentarán que ofrece cierta apariencia de continuidad y estabilidad en un momento en que no hay mucho de ninguna de los dos.

Los críticos, como ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ya están argumentando que no es sostenible, dada la gran cantidad de vacantes en el gobierno.

Ese argumento se propagará hoy. Y comenzará otro: ¿quién debería ser nuestro próximo primer ministro?

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.