Dr. Francisco García
Latch Quiroprácticos
Gonzales Dental Care
Desarrollo Virtual
Sonrisas Bright Dental
Los Yaquis Restaurant
David Huete
Pathway Insurance Agency
Araujo’s Restaurant
Jorge Brignole
Dr. Francisco Barba
World Wide Credit Experts
FINHABITS
Kisla Gonzales
Ayuda Financial
City Toyota
La Gallinita Meat Market
Abogado Wilson Purves
Dr. Alberto Chaparro
Abogado James Millar
Elías Travel
Alquimia Med Spa
Daly City Dental Center
Imperial Travel
Abogado Alexander Cross
previous arrow
next arrow

Cómo imaginamos la clase turista en los vuelos de Qantas de 20 horas

Autor: CNN
Este sería el vuelo más largo del mundo 0:59

(CNN) — El vuelo más largo del mundo: sin escalas, 20 horas, mientras te reclinas en tu amplio sillón y decides si quieres relajarte con el mejor champán, disfrutar de una comida diseñada por un chef con un compañero de viaje sentado enfrente, o hacer que la tripulación te tienda una suntuosa y suave cama con sábanas frescas.

Eso es lo que se ofrecerá en tres años a los seis pasajeros de primera clase de los vuelos directos de Qantas a Sydney desde Londres y Nueva York, y pueden esperar que el precio sea acorde a ello.

¿Y qué pasa con los 140 pasajeros de clase turista que irán en la parte trasera de los 12 Airbus A350-1000 que la aerolínea ha encargado para la ruta?

Qantas no lo dice. “No tenemos ninguna actualización en este momento, pero estamos ansiosos por mantenerlos informados, y compartiremos más información cuando la tengamos”, nos dijo un portavoz.

Sabemos, sin embargo, que Qantas ya está planeando una Zona de Bienestar, que parece ser un área alrededor de una de las cocinas de la galera donde se puede estirar, tal vez hacer algunas posturas de yoga, y posiblemente solo estar de pie durante un tiempo.

Y, por supuesto, Qantas se esforzará en tener una gran selección de películas y programas de televisión para que los disfrutes en las nuevas pantallas de entretenimiento a bordo, así como alimentos y bebidas que diseñará especialmente para tu bienestar en los vuelos más largos.

Pero es probable que eso sea todo.

Ian Petchenik, presentador del podcast de aviación AvTalk, dijo a CNN que “aunque se ha prestado mucha atención a la primera clase de Qantas para el Proyecto Sunrise, creo que el verdadero diferenciador para los pasajeros de la parte trasera del avión serán ese tipo de amenidades”.

“No hay mucho que hacer para mejorar los asientos pegados de nueve filas de la clase turista, así que encontrar la manera de hacer agradable un vuelo de 20 horas en uno de esos asientos se va a reducir a lo que Qantas pueda ofrecer a esos pasajeros”.

Soy un periodista especializado en aviación con más de una década profundizando en todo tipo de personas relacionadas con las aerolíneas, fabricantes de aviones, diseñadores y fabricantes de asientos para averiguar cómo se utiliza cada centímetro del avión. Y como Qantas no habla, aquí están mis deducciones profesionales sobre lo que probablemente se ofrezca a bordo.

En primer lugar, no es probable que haya nada realmente revolucionario. Los tres años que faltan para 2025 no son mucho tiempo en la aviación, especialmente en lo que respecta a los asientos. A no ser que Qantas esté planeando algún tipo de revelación de litera, lo que requeriría una enorme cantidad de trabajo de certificación de seguridad, parece bastante seguro que los pasajeros de clase turista estarán en asientos normales.

Rodillas y espinillas

Qantas

El A350 es una de las opciones más cómodas de la clase turista. Crédito: Wendell Teodoro/AFP vía Getty Images

Volviendo a los primeros principios, los niveles de comodidad en los asientos de clase turista se basan sobre todo en el estilo, la separación y la anchura del asiento.

En cuanto al estilo de los asientos, es de esperar que Qantas elija los mejores asientos de clase turista del mercado de las mejores empresas de diseño e ingeniería, como Recaro o Collins Aerospace.

Se trata de asientos con todas las prestaciones, con cómodas espumas de asiento cubiertas por tejidos especiales, un grado considerable de reclinación, un reposacabezas importante, un reposapiés bajo el asiento y, en el caso de Qantas, una pequeña hamaca para los pies.

En los últimos años, los diseñadores e ingenieros han trabajado mucho en los respaldos y las bases de los asientos de los aviones para que ofrezcan suficiente espacio a la persona sentada detrás, sobre todo para sus rodillas y espinillas.

Han descubierto cómo hacer que la parte inferior acolchada de la silla, conocida como bandeja del asiento, se articule cuando se reclina, cambiando los puntos de presión en el cuerpo del ocupante cuando se inclina hacia atrás.

Los Boeing 787-9 Dreamliners de Qantas, que se lanzaron en 2016, utilizaron una versión personalizada del asiento CL3710 del fabricante alemán Recaro.

El CL3710 data de 2013, y Recaro lo ha actualizado cada año, pero no sería sorprendente que estuviera trabajando en una versión especial para Qantas.

Incluso podría haber un asiento completamente nuevo, de Recaro o de otra empresa, con aún más confort. Podría estar listo para que Qantas comience a volar a finales de 2025.

¿Será este asiento el futuro de los viajes en clase económica? 0:37

Más espacio para las piernas

El segundo factor de la comodidad es la inclinación, que mide la distancia entre el punto de un asiento y el mismo punto del asiento inmediatamente anterior, por lo que no es el espacio total para las piernas, ya que incluye de dos a cinco centímetros para echar atrás el respaldo.

Qantas ha prometido que sus asientos de clase económica a bordo ofrecerán 84 centímetros de espacio.

Eso es 2,5 centímetros más que los asientos del Dreamliner de 2016, y para 2025 yo esperaría que la ingeniería de los asientos haya estrechado la estructura del asiento hasta una pulgada para ofrecer más espacio para las rodillas.

No sería de extrañar que Qantas ofreciera también secciones con espacio extra para las piernas, que podrían llegar a ser de 89 o 91 centímetros, al estilo del Economy Plus de United o del Comfort Plus de Delta: no se trata de asientos económicos premium, sino de asientos de clase turista normales con más espacio para las piernas.

¿Y la anchura?

Según el número de asientos que Qantas coloque en cada fila del A350, serán buenas o malas noticias para los pasajeros.

El gran avión de doble pasillo puede tener nueve asientos por fila, que ha sido el estándar que han ofrecido aerolíneas de servicio completo como Qantas, Delta y Singapore Airlines, o 10 asientos por fila, que ha sido en gran medida a bordo de aerolíneas de ultra bajo costo y de ocio como la francesa Air Caraïbes y French Bee.

En cuanto a la anchura, el A350 es una de las opciones más cómodas de la clase económica en el aire, con nueve asientos transversales de más de 45 centímetros de ancho. En cambio, en la de 10, es una de las menos cómodas, con asientos que apenas rozan los 43 centímetros y cuentan con pasillos muy estrechos.

Se podría imaginar, y el plano publicado por Qantas lo demuestra, que una aerolínea de servicio completo como la compañía nacional de Australia optaría naturalmente por la configuración de nueve plazas.

Pero Airbus ha estado tramando un plan silencioso para ganar de dos a cinco centímetros de espacio extra reduciendo las paredes laterales de la cabina. Esto ha llevado a algunas aerolíneas de servicio completo, como Etihad, con sede en Abu Dhabi, a planear la instalación de asientos de 10 plazas en algunos futuros A350.

Sin escalas vs. con escalas

Qantas asientos vuelo largo

Un vuelo experimental de Londres a Sydney en 2019 tuvo clases de ejercicio para los pasajeros. Crédito: James D Morgan/Qantas

Qantas dice que planea instalar 140 asientos de clase turista en su A350. Eso serían 14 filas de 10, pero ese número no se divide limpiamente en nueve, incluso si se intenta añadir algunos asientos extra en los lados o en el centro.

Seguiría siendo sorprendente que Qantas intente eso, especialmente para estos vuelos superlargos. Pero la aerolínea instaló asientos casi igual de estrechos en sus Dreamliner que vuelan sin escalas en la ruta Londres-Perth durante casi el mismo tiempo, así que esté atento a este espacio para conocer los detalles.

Al fin y al cabo, cada centímetro importa cuando se trata de la comodidad de la clase turista. Muchos pasajeros, yo incluido, se estremecen ante la idea de un vuelo de más de 20 horas, incluso en clase business.

Estuve en un vuelo casi tan largo en clase ejecutiva, en el vuelo sin escalas de Singapore Airlines de Newark a Singapur hace unos 10 años, pero no fue muy divertido, incluso con la posibilidad de ver una película y dormir, y viceversa.

Siempre que acabamos hablando de esto, la gente saca a relucir la otra opción, un tramo a mitad de camino entre Nueva York y Sydney en Los Ángeles o San Francisco, o en cualquiera de una docena de aeropuertos de primera categoría en Asia entre Sydney y Londres.

Pero la gente siempre se ha estremecido ante la idea de pasar más tiempo en un asiento: primero ante la idea de un vuelo de la Ruta del Canguro (de Australia al Reino Unido) de un solo salto, luego ante la idea de un vuelo de 12, 14 o 16 horas.

Antes de la pandemia, había docenas de vuelos más largos que eso, con asientos normales de clase turista en la parte trasera, y la gente parecía dispuesta a sentarse en ellos.

La cuestión es cuánta diferencia supondrán para los pasajeros esas tres o cuatro horas adicionales sobre el vuelo Londres-Perth del Qantas 787 Dreamliner y, sobre todo, su percepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico