Marcelo Pecci.

Fuente de la imagen, Getty

Pie de foto,

Marcelo Pecci.

Cuatro de las cinco personas acusadas de asesinar al fiscal paraguayo Marcelo Pecci durante su luna de miel han sido condenadas a 23 años de prisión.

Los cuatro condenados confesaron haber matado al fiscal Pecci, de 45 años, en el balneario Barú, cerca de la ciudad de Cartagena, en el Caribe colombiano.

Wendret Carrillo, Eiverson Zabaleta, Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve Londoño, fueron condenados por los cargos de homicidio y porte ilegal de armas.

El quinto acusado, Francisco Luis Correa, a quien la Fiscalía considera articulador del crimen, se declaró inocente.

Pecci fue asesinado el 10 de mayo. Las cinco personas fueron capturadas el pasado 3 de junio.

Un sexto sospechoso sigue prófugo, según la policía colombiana.

El fiscal Pecci investigaba casos de corrupción y lavado de dinero de alto perfil en su país.

Fuente de la imagen, Getty

Pie de foto,

Capturados por el crimen de Pecci.

Las autoridades colombianas creen que grupos de crimen organizado pueden haber orquestado el asesinato.

El crimen puede estar relacionado con el narcotráfico internacional y el “terrorismo radical”, según la Fiscalía.

Asesinado en su luna de miel

Pecci fue asesinado el pasado 10 de mayo, mientras departía en la playa junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera.

“Dos hombres atacaron a Marcelo. Vinieron en una lancha, o en una moto de agua, la verdad yo no vi bien”, dijo Aguilera el mes pasado al diario El Tiempo.

Dijo que uno de los hombres se bajó y sin mediar palabra le disparó dos veces a su esposo.

La pareja estaba en el sexto y último día de su luna de miel.

Solo dos horas antes del ataque, Aguilera había publicado una foto en su cuenta de Instagram anunciando que estaba embarazada.

Aguilera no resultó herida en el ataque.

Fuente de la imagen, Getty

Pie de foto,

Cristian Camilo Monsalve Londono, uno de los autores del crimen.

Los asesinos

Según el relato de la Fiscalía, Wendret Carrillo fue quien disparó contra el fiscal, Zabaleta se encargó del transporte y la logística, y Londoño y su hijo Monsalve Londoño estarían involucrados en el seguimiento que se realizó al fiscal antes del crimen, indica la agencia EFE.

El juez que preside el caso en Cartagena dijo que la sentencia inicial de 47 años para cada una de las cuatro personas se redujo a la mitad como parte de un acuerdo de culpabilidad.

El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, dijo en una rueda de prensa a principios de este mes que por este crimen se había pagado una suma de alrededor de US$500.000.

Fuente de la imagen, Getty

Pie de foto,

Según la Fiscalía, Wendret Carrillo fue quien disparó contra el fiscal.

La Policía colombiana sigue buscando a otro supuesto autor material, Gabriel Carlos Luis Salinas Mendoza, por el que han emitido una circular azul de Interpol, porque podría haber salido del país, probablemente a Venezuela, de donde es oriundo.

Las autoridades creen que el Primeiro Comando da Capital (PCC), una organización criminal conformada por delincuentes encarcelados en Brasil, estuvo involucrada en la coordinación del asesinato, pero no han podido identificar al autor intelectual del crimen.

El PCC es un importante exportador de cocaína.

Pecci, fiscal de alto nivel

Pecci formó parte de “A Ultranza Py”, la mayor operación contra el tráfico de cocaína y lavado de dinero en la historia de Paraguay.

Según medios paraguayos, la operación desbarató una red que traficaba drogas desde Colombia y Bolivia a través de Paraguay hacia Europa.

Fuente de la imagen, Getty

Pie de foto,

Claudia Aguilera durante una misa antes del funeral de su esposo Marcelo Pecci.

El fiscal formó parte del equipo internacional que a principios de este año confiscó cientos de millones de dólares en activos y arrestó a decenas de sospechosos.

La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Cumplimiento de la Ley de EE.UU. dijo que “el trabajo de Pecci en la lucha contra el crimen organizado es un ejemplo para todos… especialmente sus esfuerzos para llevar ante la justicia a quienes participaron en el lavado de dinero, el tráfico de drogas y la corrupción”.

Si bien Pecci tenía guardaespaldas en Paraguay, no tuvo ninguna protección durante su luna de miel en Colombia, y la policía colombiana dijo que no sabía de su presencia en el país.

En mayo, el presidente paraguayo, Mario Abdo, calificó de “cobarde” el asesinato de Pecci.

“Condenamos en los términos más enérgicos este trágico hecho y redoblamos nuestro compromiso en la lucha contra el crimen organizado”, dijo entonces el presidente.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.