Categoria:

Correr una maratón me ayudó a confiar más en mi mismo: la historia de mis primeros 42K en Londres

Autor: Carlos Jimenez

Y todo fue por culpa de cumplir 30 años que me propuse estrenar esta nueva década corriendo una maratón por primera vez. De hecho, estaba en mi lista de deseos. Por lo que busqué una maratón que me cuadrase en los primeros meses de 2024, ya que estrenaba este nuevo dígito en mi edad el pasado mes de febrero. Y fue entonces cuando me ofrecieron la oportunidad de correr el Maratón de Londres – es uno de los 6 Majors más difícil de acceder–. Una ocasión única que no podía dejar escapar para estrenarme en los 42K y hacerlo por todo lo alto.

Tengo que admitir que le tenía (y le sigo teniendo) bastante respeto a la distancia. Jamás pensé que iba a hacer un maratón en mi vida. De hecho, creo que jamás me lo habría planteado, pero después de llevar más de 5 años corriendo y con varias medias maratones en mis piernas, era el momento de dar el salto la distancia reina. Y ahí estaba yo, el 21 de abril de 2024, después de 16 semanas entrenando, en la línea de salida del Maratón de Londres 2024 .

Estuve 3 horas y 38 minutos corriendo durante 42 kilómetros y 195 metros (aunque mi reloj marcó 600 m de más. No sé el porqué), ingiriendo geles isotónicos (con y sin cafeína) de 226ers cada 45 minutos, pastillas de sales cada hora y con mis New Balance Supercom Trainer v2 procurando no acelerar fruto de la emoción y el increíble ambiente de la carrera. Y, por supuesto, intentando esquivar el famoso muro. He aquí la historia de mis primeros 42K, que además me ha servido para ganar más confianza en mi mismo.

corredores durante la maratón de londres 2024

sportograf

El día comenzó bastante temprano. La alarma sonó a las 5:00 de la mañana, aunque costó despertarse, preparé mi desayuno maratoniano que he estado tomando sobre todo los días de tiradas largas: un tazón de crema de arroz (bien cargado de carbohidratos), un plátano y un café largo, porque el día iba a ser bastante largo. Lo primero de todo fue llegar hasta la salida, que estaba ubicada en Greenwich Park, una zona bastante alejada del centro de Londres donde llegué una hora después de coger un metro y un tren a las 7 de la mañana.

Son las 8:00 de la mañana y ya estoy en Greenwich Park. Ya me habían avisado con antelación del frío que podría hacer allí, que me llevara ropa de abrigo mientras esperábamos mi compañero Joaquín y yo que tuvimos que tuvimos que ponernos a calentar para no pasar demasiado frío. Las noticias de la BBC avisaron de la ola polar que estaba llegando a Londres esa mañana. E hizo bastante frío, y viento. De hecho, mis brazos e incluso mis pies estuvieron con una sensación de congelación durante los primeros kilómetros.

Coros Coros Pace 3, el reloj con el que corrí el Maratón de Londres

Coros Pace 3, el reloj con el que corrí el Maratón de Londres

Coros Coros Pace 3, el reloj con el que corrí el Maratón de Londres

Crédito: Amazon

Llegaba con la suficiente confianza de que podía acabarlos, pero me enfrentaba a lo desconocido, a correr más allá de 30 kilómetros – es la mayor distancia que se corre durante un entrenamiento para un corredor popular– y que mi cuerpo no sufriera en ningún momento. No estaba nervioso, creo que fue la emoción de cruzar el arco de salida de la Maratón de Londres lo que hizo que soltase alguna lágrima durante los primeros metros. También me vinieron a la cabeza todos los entrenamientos en solitario y la poca confianza que tenía en mi mismo. No sabía que cuando cruzase la meta 3 horas y 38 minutos después esa sensación de desconfianza conmigo mismo iba a desaparecer.

Pasado el primer kilómetro tuve que comprobar lo limpio que tenían los baños que la organización había distribuido por todo el recorrido. Bueno, más bien, que el agua y el gel de antes de la salida necesitaban salir. Fue hacer un pis rápido. No sé porqué mi reloj empezó a decirme que iba a un ritmo de 8 minutos el kilómetro. Parece que no le gustó que hiciera un pequeña parada en boxes. Decidí contenerme e ir a un ritmo tranquilo y cómodo. Se recompuso en cuanto marcó el siguiente kilómetro. E iba correctamente a mi ritmo de carrera establecido: 5:00 min/km. Mi objetivo era terminar en 3:30.

A partir de aquí empezó mi aventura con los 42K y siguiendo el consejo que mi compañera y súper maratoniana Lola que me había dado la noche anterior. “Compartimenta el maratón en 8 series de 5K. No pienses en lo 42 que tienes que correr, sino solo en esos 5 y una vez que corras esos 5K a por otros 5K, y así sucesivamente”. A medida que iba completando 5 kilómetros, me decía a mi mismo: ‘Vamos Carlos, ya lo has hecho. A por otros 5’.

un corredor durante la maraton de londres 2024

sportograf

No me obsesioné con los kilómetros, intenté disfrutar de cada uno de ellos tal y como también me había dicho Lola. Entre el kilómetro 2 y 20 me estuve empapando del ambiente, viendo el motivo solidario que lleva a muchos corredores a estar en el maratón de Londres o los disparatados disfraces que llevan algunos corredores por intentar batir un Récord Guinness. Sin embargo, cuando llegué al kilómetro 20, justo cruzando el imponente Puente de Londres, viví el mejor momento de la carrera, y de mis 30 años de vida deportivamente hablando, podría decir.

Crucé la media maratón en 1 hora y 45 minutos. Me gustó descubrir otras zonas de Londres como los rascacielos de la Isla de los Perros y Canary Wharf, donde estaban los siguientes kilómetros. No tuve ningún choque con el temido muro, pero a partir del kilómetro 32 mis piernas ya empezaban a sentirse algo cansadas, y fue entonces cuando el ritmo bajó hasta 5:15. Me sentía cómodo a ese ritmo. Supongo que los geles isotónicos de 226ers con cafeína y las pastillas de sales también ayudaron a ello y la emoción de que ya quedaban pocos kilómetros para terminar.

New Balance FuelCell SuperComp Trainer v2

FuelCell SuperComp Trainer v2

New Balance FuelCell SuperComp Trainer v2

Crédito: New Balance

Aunque no sé si fue por el frío, los nervios o llevar en algunos momentos una botella de agua en las manos los que hicieron que la zona alta de mi espalda estuviera en tensión. Mi psoas izquierdo también empezó a quejarse, pero podía mantener ese ritmo cómodamente. Y me acordé de lo que Joaquín me había dicho en la zona de la salida: ‘A partir del kilómetro 38 las piernas no las sientes, pero la gente animando te lleva directamente hasta la meta’. Y así fue. Aunque las piernas ya estaban fatigadas, fueron los kilómetros que más disfruté.

No sé si fue porque estaba corriendo por mi ciudad favorita, porque estaba viendo el London Eye, la Abadía de Westminster o porque la amortiguación y la placa de carbono de las NB Supercomp Trainer v2 pero la fatiga muscular de mis piernas desapareció y consiguieron que mi reloj volviera a marcar 5 min/km. O también porque de repente me acordé de las tiradas largas en solitario, con frío, viento o lluvia. O de Jesús que ha visto como cada día desde que empecé a entrenar el 1 de enero salía por la puerta de casa contándole lo que mi plan de entrenamiento me tenía preparado para ese día.

un corredor con la medalla del maraton de londres 2024

Carlos Jiménez

Y de repente estaba ante el Palacio de Buckingham y cruzando 3 horas, 38 minutos y 8 segundos, para ser exactos, el tan esperado y deseado arco de meta. Hasta llegar allí durante los últimos metros no paraba de decirme esta frase, incluso alguna vez salió de mi boca. ‘Carlos lo has conseguido. Tú solo has logrado entrenar y correr tu primera maratón’. Y las lágrimas volvieron a brotar de mis ojos. La emoción fue más fuerte que el dolor de piernas que tenía cuando paré. No paré de llorar hasta que crucé la meta con los brazos en alto y me colgaron del cuello la medalla.

Terminé 8 minutos después del objetivo que tenía pensado, no me preocupa, porque ahora siento que tengo más confianza en mi mismo. Y ahora que ya han pasado las agujetas y la emoción y pensándolo en frío, no sé si volveré a correr una maratón alguna vez más, lo que sí sé es que completar 42,195 kilómetros me ha ayudado a ganar confianza en mi mismo. Qué razón tiene el mismísimo Eliud Kipchoge cuando dice: ‘When you finish a marathon you can achieve anything in life‘.

Headshot of Carlos Jiménez

Carlos Jiménez

Carlos es experto en calzado y demás equipamiento deportivo. Se pasa la vida corriendo y probar zapatillas se ha convertido en parte de su trabajo desde que llegó a Runner’s World en verano de 2019. No tiene ni idea de cuántos pares ha podido llegar a probar en un mismo año. Ah, y calza un 7,5 US (o un 40,5 en Europa). Sirve igual para un roto que para un descosido. Lo mismo testa y prueba las últimas zapatillas para correr del mercado que el reloj deportivo de moda para runners, pasando por cortavientos, riñoneras o unos auriculares para tus carreras… También te puede ayudar a encontrar una cinta para correr, una bicicleta estática o una elíptica. 

También tiene la capacidad de crearte necesidades. Es especialista en encontrar las mejores ofertas de Nike, Adidas, Asics y el resto de las marcas deportivas más (y menos) populares. Pero también le gusta trastear en las redes sociales para estar al tanto de los prototipos de zapatillas o ser espectador de las maratones para saber cuál es el modelo que llevan los atletas de élite y contarlo en Runner’s World. O entrevistar a los que más saben de este mundo tan loco de las zapatillas de running. Vamos, un friki de las zapatillas en toda regla (y con orgullo, porque no decirlo). Aunque también le gusta pasarse parte de su tiempo viajando, por eso un par de zapatillas de running nunca faltan en su maleta para descubrir nuevos lugares a golpe de zancada, además de que se pasa corriendo carreras de 10k y medias maratones por España y parte del mundo. ¿Su próximo objetivo? Correr un maratón por primera vez. 

Carlos Jiménez se graduó en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid allá por 2018 y desde entonces se ha especializado en medios de comunicación digitales, trabajando en revistas de estilo de vida y webs de actualidad. Desde la redacción de Fuera de Serie (Unidad Editorial) cubriendo temas de moda y belleza y lujo, hasta en la web de Mediaset mientras visionaba ‘El programa de Ana Rosa’. Con más de 5 años de experiencia, lleva desde 2019 relacionado con Runner’s World, pero también con Men’s Health y Women’s Health donde también se explaya sobre equipación deportiva. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico