El piloto Mattias Ekström, del equipo ABT Cupra XE, nos cuenta cómo se gestiona un equipo del Extreme E.

Cupra

Cupra

La competición es esencial para desarrollar nuevas tecnologías de la automoción, pero también para mostrar que un mundo diferente es posible. La Extreme E, ideada por Alejando Agag, también creador de la Fórmula E, trata de acercarnos a lugares exóticos de la mano de las carreras al estilo Dakar. Eso sí, lo hace de la mano de un formato que pretende reducir al máximo el impacto ambiental de su presencia en lugares que corren el riesgo de desaparecer a causa del cambio climático. Son muchas las firmas que se han apuntado a esta aventura con esencia española y entre ellas se encuentra Cupra, que participa de la mano del equipo ABT Cupra XE. Mattias Ekstöm, uno de los pilotos de la escudería, nos explica los entresijos de la competición más minimalista y concienciada del mundo.

Antes de meternos de lleno en las entrañas de un equipo, conozcamos mejor la Extreme E. Esta competición, que se encuentra en su primer año de vida, tiene varios pilares sobre los que sustenta su idea de cambio, empezando por la propulsión eléctrica de sus coches. Todos los equipos utilizan el mismo coche llamado Odyssey 21. Sus prestaciones son de escándalo, con 920 Nm de par máximo y 630 CV de potencia con un peso de 1,6 toneladas. Las escuderías tan solo pueden tocar ligeramente el motor, el inversor y algún detalle exterior como la cubierta lateral, faldones, luces y diseños de paragolpes.

Lea Tambien:  La Casa Encendida celebra ÍDEM 2021, Festival Internacional de Artes Escénicas

Las localizaciones son otra punta de lanza de la Extreme E, dado que visitarán lugares inhóspitos e insospechados para una prueba de este calibre. Las zonas en las que participarán se han visto dañadas por la presencia del ser humano o la acción del cambio climático, de modo que servirá como altavoz para que veamos losestragos y la urgencia a la que nos enfrentamos.

Pero si en algo ha dado en el clavo Alejando Agag ha sido en la conformación de los equipos. Por primera vez, en una competición de este calibre, las escuderías deben contar con un piloto hombre y mujer, que realizan la misma función sin distinción: correr. La presencia de españoles es notable, sobre todo entre las féminas, con Laia Sanz, Cristina Gutiérrez y la italo-canaria Christine Giampaoli. Hoy, sin embargo, os traemos una entrevista realizada a Mattias Ekstöm en la que nos cuenta qué hay detrás del Extreme E.