previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

De futbolista a superestrella de Netflix: Así fue como Jesús Mosquera se convirtió en uno de los principales actores de España

Autor: cnnespanol.cnn.com
Jesús Mosquera interpreta a Hugo Beltran, un stripper y personaje principal en la exitosa serie de Netflix, ‘Toy Boy’.

(CNN) — Hugo Beltrán apareció en la pantalla y en menos de dos minutos ya estaba en escasa ropa interior mostrando sus cincelados abdominales mientras giraba en el escenario buscando ondulante seducir a un grupo de muchachas encantadas. El stripper intenso y ardiente es el personaje principal de la exitosa serie española de Netflix “Toy Boy” y es interpretado por Jesús Mosquera, un hombre que hace menos de dos años no tenía experiencia en la actuación y jugaba al fútbol en las ligas inferiores de España.

Mosquera bromea diciendo que si la gente detrás del programa le hubiera dicho en su primera audición —una audición a la que ni siquiera quería acudir— que iba a ser un stripper, habría “escapado sin aceptar” el papel. Desde que fue sacado de la oscuridad total, a fines de 2018, y catapultado a la fama, Mosquera ha acumulado más de 1,3 millones de seguidores en Instagram y se ha convertido en uno de los actores más famosos de España. Pero como muchos niños españoles, el sueño de Mosquera había sido ser famoso como futbolista profesional. También se acercó mucho a ese sueño.

Nacido en la ciudad costera sureña de Fuengirola, Mosquera comenzó en el sistema juvenil del club local de La Liga Málaga antes de los periodos en el Athletic de Bilbao y el Real Betis. Tanto en el Málaga como en el Betis logró ingresar al equipo B y entrenó con el primer equipo, aunque nunca debutó en primera.

  • Conoce las 5 mejores comedias románticas para ver en Netflix durante la cuarentena

Jesús Mosquera interpreta a Hugo Beltran, un stripper y personaje principal en la exitosa serie de Netflix, ‘Toy Boy’.

Si bien algunos amigos y excompañeros de equipo lograron ascender con sus respectivos clubes, salir de las divisiones inferiores de España es notoriamente difícil y Mosquera había perdido la esperanza de convertirse en futbolista profesional. “El tren del fútbol ya se me había pasado”, le dijo Mosquera a CNN Sport desde su encierro en su casa, en Madrid. “Entonces, cuando llegó esta otra oportunidad, tuve que intentarlo”.

“¿Qué tienes que perder?”

Sorprendentemente, esa oportunidad, que Mosquera describe como un “cambio de vida”, vino de un viaje al gimnasio.

Durante la temporada baja de fútbol, en el verano de 2018, algunos de los amigos de Mosquera lo persuadieron para que los acompañara al gimnasio después de enterarse de que los productores de televisión buscaban elegir a gente para una serie, una película y un comercial. Excepto que nadie apareció y Mosquera no lo pensó dos veces. Dos días después, el dueño del gimnasio le informó a Mosquera y a sus amigos que los productores habían regresado y todavía estaban haciendo audiciones.

“Tenía la intención de ir al casting, pero le dije a mi amigo que no me iban a elegir de todos modos, así que no me presenté”, recuerda Mosquera. “Continuamos entrenando y mientras hacíamos ejercicio, escuché a la mujer decir: ‘Hay un chico con una camiseta amarilla que tiene el perfil que estamos buscando, pero no vino al casting“. “En ese momento miré hacia abajo y vi que estaba usando la camiseta amarilla”.

  • Netflix estrenará el documental “Becoming” de Michelle Obama

Incluso entonces, Mosquera le dijo a la directora de casting que si bien apreciaba la oferta, se sentía demasiado avergonzado para posar frente a una cámara. “‘¿Qué tienes que perder?’, me preguntó ella. ‘Tal vez si tienes suerte, pasarás la primera prueba’”.

Animado por sus amigos, Mosquera decidió, a regañadientes —”en broma”—, participar. En las semanas que siguieron, pasó prueba tras prueba y seis meses después, Mosquera recibió una llamada telefónica de las reconocidas directoras de casting Eva Leira y Yolanda Serreno para ofrecerle el papel principal en una nueva serie de televisión, como stripper.

“Fue complicado, fue difícil porque yo soy una persona tímida”, dice. “Ni siquiera quería ir al casting porque pensaba que la cámara sería intimidante … así que imagina tener que quitarme la ropa y bailar. Tuve la suerte de no saber el papel que eventualmente me iban a dar; cada mes y cada prueba me dieron un poco más de personalidad y no fue hasta la última audición que descubrí que iba a ir ser una stripper“.

Menos de una semana después de recibir esa llamada telefónica, en enero de 2019, Mosquera había desarraigado su vida y se mudó de Fuengirola a Madrid. Significaba que tenía que dejar su entonces club, Antequera, de tercera división, a mitad de temporada. Con solo unos pocos meses antes de que comenzara el rodaje de “Toy Boy”, Mosquera se vio envuelto en un agotador período de clases diarias de actuación y baile, así como sesiones de gimnasio.

– Andrea Rinaldi, futbolista del Atalanta, fallece a los 19 años tras sufrir un aneurisma

Mosquera y sus compañeros de elenco.

Tuvo que aprender a bailar desde cero para ser creíble en su nuevo rol. También agregó 10 kilogramos de músculo, todo el tiempo sabiendo que podría ser despedido en cualquier momento si no mejoraba lo suficientemente rápido.

“La gente piensa que porque me encontraron en un gimnasio ya era fuerte, pero estaba realmente muy flaco”, dice levantando su dedo meñique. “Prefería correr en la playa o en el campo … y estaba muy definido por el fútbol, pero no tenía masa muscular. No sabía bailar y nunca me había considerado un bailarín. Fue un proceso muy, muy difícil, muchas horas de ensayos, entrenamiento, baile … pero una experiencia inolvidable. “Por supuesto que era un riesgo, pero acepté el desafío y gracias a Dios todo salió bien”, recuerda.

Lea Tambien:  Beyoncé y Jay Z alzan la voz por la muerte de George Floyd

Mentiras, engaños y una muerte fingida

“Toy Boy” y su protagonista se resumen sucintamente en la línea de apertura de la serie. “Imagina lo que más deseas: sexo, fiesta, dinero. Yo lo tengo todo. Me llamo Hugo Beltrán y soy stripper“, dice. Es una línea entregada con una marcada mirada intensa que avergonzaría incluso a Derek Zoolander. También hay mentiras, engaños, encarcelamientos falsos y una muerte falsa; y este es solo el episodio uno.

El personaje de Mosquera se enreda en una red de engaño.

Mosquera es afable y alegre y, en la superficie, no se parece en nada a su inquietante alter ego Beltrán, que a menudo retrata una imagen de chico malo, pero en última instancia es incomprendido, aunque el actor dice que los dos comparten algunas similitudes. “Hay pequeños matices que quizás tenga en mi personalidad”, dice.

“Para él, su familia son su grupo de amigos y yo también tengo una relación con mis amigos como si fueran mi familia. “Soy una persona muy terca y muy persistente, como lo es Hugo, y creo que, aparte de las cosas se ve obligado a hacer para encontrar la verdad, en realidad tiene un gran corazón, que es algo que trato de tener y ser una buena persona”.

Mosquera cree que su experiencia en el fútbol ayudó a suavizar su transición al mundo de la actuación. Perseverancia y el trabajo en equipo: él dice que a veces la filmación puede llevarse a cabo con más de 100 colegas, además de mantenerse en forma y seguir una dieta reglamentada, rutinas de disciplina que ya conocía como futbolista.

Como defensa central, el jugador, de 27 años, dice que su principal inspiración fue Sergio Ramos, del Real Madrid, pero como fanático del fútbol, no hay nada como ver a Lionel Messi. “Para mí, él es el mejor jugador de la historia”, dice el actor. En cuanto a modelos en el mundo actoral, Mosquera se inclina por la superestrella de Hollywood, el también malagueño Antonio Banderas, a quien admira desde niño.

Jesus Mosquera con los coprotagonistas de “Toy Boy”, Carlos Scholz, Raul Martiato, Maria Pedraza, José de la Torre y Carlo Constanza.

Mosquera parece haber llevado su ascenso meteórico al estrellato con calma. La serie de misterio “Toy Boy” debutó inicialmente en Antena 3, uno de los canales de televisión más grandes de España, antes de pasar a Netflix.

Lea Tambien:  Camilla Läckberg: "mi nuevo libro habla sobre mujeres que recuperan el poder"

Además de las horas de clases y ensayos, Mosquera también fue entrenado para lidiar con esta fama recién descubierta. “Un minuto eres alguien anónimo y de repente estás en la tele”, dice. “Para mí, es lo que menos me gusta de mi trabajo. Honestamente, la fama no es lo que me atrae. Pero es parte de mi trabajo y también soy consciente de que si tienes ese éxito, es por el público. “Entonces, cuando me detienen en la calle, piden hablar conmigo y tomar fotos y veo su emoción de conocer a alguien que los ha influenciado o ayudado, me hace muy feliz poder compartir eso con ellos “.

Su vida en confinamiento

Al igual que el resto de nosotros, Mosquera se ha visto afectado por las regulaciones de cuarentena que se han establecido en la mayor parte de Europa, con España particularmente afectada por el coronavirus.

No ha podido ver a sus abuelos desde que el encierro comenzó por temor a infectarlos y su nueva carrera se suspendió temporalmente. Sin embargo, Mosquera es optimista sobre la situación actual y no da por descontada su salud y la de sus amigos y familiares. También ha dedicado el tiempo libre adicional para pulir sus nuevas adquiridas habilidades de actuación tomando clases en línea, leyendo más y viendo documentales inspiradores: recomienda especialmente “La historia de Ronda Rousey”.

Mosquera sigue siendo optimista, la temporada dos de “Toy Boy” se filmará una vez que el mundo vuelva a la normalidad, lo que significa que no puede descuidarse en su dieta o entrenamiento.

La carrera de Mosquera se ha visto detenida debido a la pandemia.

“Usualmente hago suficiente ejercicio hasta que me haga sudar porque si no, imagina comer todo el día … todos terminaremos así “, se ríe, haciendo un gesto con el vientre redondo.

“Siempre trato de hacer ejercicio por la mañana porque me ayuda a aclarar mi mente, pero también creo que no hay necesidad de volverse loco haciendo ejercicio, es solo para ayudar un poco psicológicamente. Actualmente estamos en una situación muy delicada y solo estoy tratando de ser positivo y abordarlo de la mejor manera posible”.

El tiempo de inactividad adicional también le ha dado a Mosquera muchas oportunidades para reflexionar sobre la forma en que su vida ha dado un salto mortal durante los últimos 18 meses. Incluso ahora, después de casi un año que el equipo terminó la filmación de la primera temporada, Mosquera, a veces apenas puede creer la nueva vida que está viviendo. “La oportunidad de participar en el casting de la serie se cruzó en mi camino”, dice. “Y fue algo que cambió mi vida”.

Impactos: 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico