Un grupo de periodistas protesta a las afueras del Palacio de Justicia en Guatemala.

Fuente de la imagen, Getty Images

Los críticos afirman que la libertad de prensa en Guatemala está en juego, mientras que el gobierno del presidente Alejandro Giammattei dice que le ha dado un golpe a la corrupción.

El viernes pasado la fiscalía del país centroamericano allanó el importante diario El Periódico, medio de comunicación que durante la pasada década ha desvelado varias tramas delictivas que involucran a diversos políticos, incluido el actual mandatario.

Además de irrumpir en las oficinas del diario, las autoridades detuvieron a su fundador, el periodista José Zamora, quien fue arrestado la misma noche del viernes en su casa en Ciudad de Guatemala, la capital.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

El periodista José Zamora captado por la prensa luego de ser detenido por las autoridades guatemaltecas.

El fiscal del caso, Rafael Curruchiche, dijo -citado por la agencia Efe- que el ganador de uno de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España es investigado por supuesto lavado de dinero, chantaje y tráfico de influencias.

No obstante, el caso se encuentra “bajo reserva”, por lo que no fueron divulgados más detalles. Se espera que este lunes en una vista judicial se revele más información.

Los hechos ocurren cinco días después de que en la sección matutina del periódico se publicaran nuevas denuncias de corrupción contra varios funcionarios gubernamentales.

Alega persecución

Zamora, por su parte, asegura ser víctima de una persecución y había dicho previamente que Giammattei “fabricaba” un caso en su contra.

Fuente de la imagen, EPA

Pie de foto,

El Periódico ha sido un medio que abiertamente ha criticado la gestión de Giammattei.

“Debe haber una conspiración, una persecución”, les dijo Zamora a los periodistas cuando fue detenido, de acuerdo con The New York Times. “Si ese es el caso, debemos pagar el amor de Guatemala con la cárcel”, agregó.

El hijo del periodista, que lleva el mismo nombre, indicó a la cadena CNN que en la residencia, mientras ocurría el proceso contra el director del diario, se mantuvo detenidas a varias personas.

Pero el fiscal Curruchiche dice que “está capturado como empresario, no como periodista”.

¿Un golpe contra la libertad de prensa?

De inmediato el sábado periodistas protestaron en contra de la detención y calificaron los actos como un ataque a la libertad de prensa en Guatemala, donde diversos funcionarios del Estado han sido señalados por EE.UU. como responsables de interrumpir procesos judiciales contra la corrupción.

Fuente de la imagen, Getty Images

Además de los reclamos en relación a lo ocurrido en Guatemala, activistas alrededor de América Latina han denunciado durante años los constantes ataques de la prensa en la región. como los asesinatos de periodistas en México o las supuestas tramas de espionaje por parte del gobierno salvadoreño contra reporteros que han fiscalizado las acciones del presidente, Nayib Bukele.

En Nicaragua el gobierno de Daniel Ortega ha procesado criminalmente a varios periodistas.

Jordán Rodas, procurador de Derechos Humanos de Guatemala, mostró preocupación y en un video que fue difundido en redes sociales dijo que no “quería pensar” que Guatemala está llegando a ser una “Nicaragua 2.0”. Y añadió que “una democracia sin prensa independiente erosiona la ya frágil democracia guatemalteca”.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala.

Señalamientos contra la justicia de Guatemala

El propio Curruchiche, fiscal anticorrupción de Guatemala, ha sido sancionado por el gobierno de EE.UU. por supuestamente “obstruir investigaciones de corrupción” y “perseguir con investigaciones aparentemente falsas” a exfiscales anticorrupción.

Algunos de estos fiscales que fueron “perseguidos” por el Ministerio Público han dejado el país.

Consuelo Porras, la fiscal general de Guatemala, también ha sido sancionada por EE.UU. por presuntamente “obstruir” la justicia, pero pese a los señalamientos fue reelegida al puesto por cuatro años por el presidente Giammattei.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.