Categoria:

Descansar en paz, la apuesta de Netflix con Furriel y Siciliani que cruza ficción con historia argentina | Cine y series | La Voz del Interior

Autor: Diego Tabachnik

“Sergio, ¿vos querés a tu familia?”. Esa pregunta suena como una brutal amenaza de un prestamista a un empresario ahogado en deudas en los primeros minutos de Descansar en paz.

Se trata de un drama / thriller dirigido por Sebastián Borensztein, y protagonizado por Griselda Siciliani, Joaquín Furriel y el Puma Goity. La película, que se estrenará el próximo miércoles 27 de marzo en Netflix, tiene todos los condimentos para ser un éxito de visualizaciones e imponerse en la conversación social.

Descansar en paz.  Joaquín Furriel as Sergio in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024
Descansar en paz. Joaquín Furriel as Sergio in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024

Argentina, década del ‘90. Un empresario que supo tener un buen pasar económico está acorralado por deudas y virtualmente sin salida posible ante las nuevas políticas macroeconómicas de liberación de las importaciones.

En el medio del relato se introduce un triste hecho de la historia del país, como fue el atentado a la Amia. Ahí, este hombre apesadumbrado elige un camino inesperado como una fuga total, para iniciar una nueva vida en Paraguay.

Descansar en paz. Joaquín Furriel as Sergio in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024
Descansar en paz. Joaquín Furriel as Sergio in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024

Griselda Siciliani (que interpreta a Estela, la esposa de Sergio, el personaje de Furriel) y el director del filme atienden vía Zoom a La Voz, y no disimulan ni el entusiasmo ni la ansiedad que les genera el inminente estreno (que ya tuvo un buen debut con premios en el festival de cine de Málaga).

“Yo tengo ansiedad. Ya nos pasaba cuando fuimos a España la otra semana, y me escribían muchos del equipo preguntando cómo la habíamos visto. ‘¿Cómo se ve en el cine?’. Hay expectativas en ese sentido de una cosa colectiva del trabajo que hicimos. A mí me gusta porque lo siento siempre como una celebración. O sea la película ya está hecha, no es como en el teatro, que lo tenés que hacer ahí ¡y la podés cagar! Acá la película ya está hecha y es divina, ya salió bien”, dice la actriz.

El director es de la filosofía de que una vez que ya la película está hecha ya no les pertenece. “Es del universo, viaja por ahí. La gente la ve, la valora, no la valora, le gusta, no le gusta, opina, se arma un debate. Mientras todo esto sucede, uno ya pone la cabeza en otra cosa y cambia el rumbo. Por eso es un momento importante estrenar las películas: soltar, dejarlas ir”, argumenta el hijo de Tato Bores.

–La película genera una especie de angustia, una pulsión distinta en tu cinematografía más asociada al humor. ¿Cómo fue esa búsqueda?

–Borensztein: Honestamente, lo que te generó la película es lo único que te puede generar, porque es una película que no tiene ni una pincelada de humor. Es un drama familiar, un thriller crudo, por momentos muy tenso, por momentos exasperante, que te interpela como persona, porque vos decís qué hubiera hecho yo en el lugar de este tipo. ¿Hizo bien? ¿Tomó la decisión que yo haría? ¿Yo preservaría a mi familia de esta manera o lo haría de otra? Y por supuesto, vas a experimentar esos dilemas, esa oscuridad del personaje y esa angustia. En definitiva, la razón por la que yo quise hacer esta película era justamente la posibilidad de transitar un universo que yo lo puedo transitar en mi vida privada, porque me deprimo, me angustio, me oscurezco como todo el mundo, pero a la hora de hacer mi trabajo siempre elijo la comedia dramática o irónica. Acá no, hecho que me desafió y me gustó. Por eso me encanta que te hayas deprimido (risas).

–Siciliani: Es angustiante lo que le pasa al personaje. Si vos lo seguís a Sergio durante toda la película… y sí, te angustia también. A mí me pasó al verla…

–Borensztein: (interrumpe) y lo que le pasa a Estela, porque no es una parte feliz ni mucho menos, desde el comienzo hasta el final. Lo que a mí siempre me queda dando vueltas en la en la cabeza es qué pasó con todos esos personajes cinco minutos después de que termina la película. Me empiezo a imaginar cómo habrá sido la reacción de la hija, del hijo, del yermo, de la madre… Me pongo un poco en ese lugar y eso es también lo que me gusta de ese corte final.

Sebastián Borensztein y Griselda Siciliani, en el rodaje de Descansar en paz. (Marcos Ludevid / Netflix).
Sebastián Borensztein y Griselda Siciliani, en el rodaje de Descansar en paz. (Marcos Ludevid / Netflix).

–El foco no está puesto ahí, pero Estela muestra una cuestión de resiliencia muy fuerte. Si en lugar de Sergio hubiese sido un personaje femenino, no sé si hubiese hecho lo mismo. ¿Hay algo del aguante de las mujeres detrás de esta cuestión?

–Siciliani: Sí, pero creo que no es tan del aguante, es el mismo peso del fuckin patriarcado. Para las mujeres tiene un peso en algunos aspectos y para los hombres en otros. O sea, el peso y la tortura del sistema hace que los hombres tengan que hacerse responsables de la economía y que son unos “fracasados” si no pueden proveer.

–Toda la crisis que al comienzo Sergio se banca y no le cuenta a Estela.

–Sicilani: Exacto. Por ahí una mujer no hubiese sentido ni esa presión o lo hubiese comentado. No está la presión social, y menos en los ‘90, sobre la mujer. Eso está estudiadísimo. Eso de que un hombre si no tiene plata o no es exitoso no es hombre. Hay algo de la potencia masculina que está puesta en la economía, en tener y sostener. Eso es un peso enorme que está muy bien contado en la película. El tipo está festejando, está en la fiesta de cumpleaños de su hija y tiene un elefante en la nuca. Hay muchas líneas más allá de la línea principal de la historia en esta película, tantas cosas que se pueden evaluar y que están contadas tan bien, tan sutiles de todos los personajes. Y lo que me decís de la resiliencia es así. También me hace pensar esta película en la cuestión de duelar. Sin espoilear mucho, cómo esta familia que hace un duelo puede continuar, y el que no lo hace o no resuelve, hay algo que muere en vida.

Descansar en paz. Gabriel 'Puma' Goty as Pablo in Descansar en paz. Cr. Courtesy of Netflix / Netflix ©2024
Descansar en paz. Gabriel ‘Puma’ Goty as Pablo in Descansar en paz. Cr. Courtesy of Netflix / Netflix ©2024

Trabajar con amigos

Borensztein además de dirigir fue productor de la película junto a Ricardo, el Chino Darín y Federico Posternak (Kenya Films), con quienes ya trabajó en otras oportunidades. El cineasta dice que principalmente le divierte mucho trabajar con ellos, porque termina siendo lúdico y muy ameno. “Trabajar con tus amigos es lo mejor que te puede pasar. Hay un nivel de confianza, de descansar unos sobre otros, de debatir, de tirar las mejores ideas. No me canso de repetir el concepto con el que nos hemos autobautizado como equipo de que somos inofendibles. Cada quien puede decir lo que piensa de la idea que acaba de tirar el otro, sin que ese otro se ofenda, ni se moleste. Las ideas que prevalecen no son ni las del director, ni las del productor sino la que es mejor para la película”.

En ese sentido, el director dice que no les da lo mismo cualquier cosa, y que pueden llegar a debatir un actor secundario durante dos semanas.

“Nada se hace impulsivamente. Me resisto a embarcarme en procesos donde no vislumbro la garantía de un buen pasar, de estar bien, de divertirme. Yo hago una película y le dedico dos años de mi vida. Es a lo que más le doy bola, entonces, si lo hago es porque por sobre todas las cosas lo voy a pasar bien. Después veremos si resulta que encima la película quedó buena”.

Descansar en paz. (L to R) Dir. Sebastian Borensztein, Joaquín Furriel as Sergio, Griselda Siciliani as Estella in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024
Descansar en paz. (L to R) Dir. Sebastian Borensztein, Joaquín Furriel as Sergio, Griselda Siciliani as Estella in Descansar en paz. Cr. Alan Roskyn / Netflix ©2024

–Por el contexto histórico y socioeconómico que tiene, es una película profundísimamente argentina. Ahora que encima está tan cuestionado este concepto de cine nacional. ¿Lo sienten así como una bandera, de decir ‘esto es cine argentino’?

–Borenzstein: Todo lo que yo hago es cine absolutamente argentino. Todas mis películas tienen personajes argentinos, en contextos históricos argentinos. Desde La suerte está echada, a Un cuento chino, Kóblic, La odisea de los giles, son todas películas contextualizadas en entornos nuestros. Y a su vez, en historias que pueden viajar, pueden universalizarse. No me puedo escapar de eso porque vivo en esta realidad y es la que me alimenta.

El Incaa, el Gobierno y cine que sí funciona

En las últimas semanas parte del debate público argentino se ha puesto sobre el funcionamiento del Incaa y la presunta decisión del gobierno de Milei de cerrar el instituto.

Borensztein –ferviente crítico de la gestión anterior– comienza diciendo que hay una gran confusión, “alimentada durante muchos gobiernos kirchneristas que han llenado las reparticiones públicas, y el Incaa no ha sido la excepción, con militantes, convirtiéndolo en caja”, cuando no es necesario porque “el cine es un círculo virtuoso que se sostiene a sí mismo”.

“Tenemos una ley de cine, que habrá que revisar obviamente, y que prevé el financiamiento a través de las entradas de cine, del aporte del Enacom por las tandas publicitarias. Pero claro, si vos a un circuito virtuoso, lo sobredimensionás, lo convertís en vicioso. Entonces lo que hay que hacer es sanearlo y hacerlo funcionar con el objetivo con el que alguna vez se creó”, insiste el cineasta.

Sebastián Borensztein y Griselda Siciliani, en el rodaje de Descansar en paz. (Marcos Ludevid / Netflix).
Sebastián Borensztein y Griselda Siciliani, en el rodaje de Descansar en paz. (Marcos Ludevid / Netflix).

Además, califica como falacia eso de que el mundo del cine es parasitario. Para él, la audiovisual es una industria autosustentable y muy rentable, pero que “tantos años de no hacer las cosas adecuadamente, de vivos, de pillos y de ñoquis, generaron mucha bronca en la gente que se ha utilizado y se ha alimentado para crear esta situación de recortes”.

Además, Borensztein pide aclarar que él personalmente no vive del Incaa ni del Estado. “A mí me financian mis películas empresas privadas, Netflix y otras tantas, así que no estoy hablando ni defendiendo un interés personal. Estoy defendiendo un interés colectivo, que tiene que ver con recuperar un círculo virtuoso para que la Argentina siga siendo una potencia cinematográfica en Latinoamérica, un espacio de voces diversas, conquistando premios y galardones de todos los colores en todos los festivales de cine del mundo, y generando una industria que genera puestos de trabajo y dinero. Pero claro, si vos a un barco donde entran 100 personas metés tres mil, se va a hundir. Hay que sanearlo y hacerlo virtuoso de vuelta”.

Siciliani en tanto, ve otras intenciones detrás de las políticas que se intentan implementar. “La identidad cultural es el encuentro con el otro, de los pocos que van quedando. Así como se fue haciendo un poco mierda primero la salud y después la educación, ahora queda lo cultural. Entonces entiendo que hay como unas ganas de maltratar también ese espacio para que el encuentro con el otro no se produzca. Así se beneficia quien quiera que no exista nada de lo colectivo. No es casualidad querer atacar a la cultura, es lo último que queda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
el-impacto-de-comer-a-deshoras-cuando-quieres-adelgazar
Salud

El impacto de comer a deshoras cuando quieres adelgazar

Cuando se busca adelgazar, la importancia de mantener hábitos alimenticios regulares se vuelve aún más crucial. Comer a deshoras no solo puede afectar negativamente la salud general, sino que también puede obstaculizar los esfuerzos para perder peso. Cómo las comidas fuera de horario pueden influir en la pérdida de peso y proporcionaremos estrategias para aquellos

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico