Foto 1 de 1

Nietzsche consideraba a la moral cristiana como una “moral de esclavos”.

Nietzsche consideraba a la moral cristiana como una “moral de esclavos”. Desde su punto de vista el cristianismo promueve valores y actitudes que son “propias de los débiles y los oprimidos”. Su crítica era parte de un proyecto para “reevaluar y redefinir” los valores fundamentales de la cultura occidental.

  • 11 de febrero de 2024 10:00

Por Gonzalo Cáceres

Las ideas de Nietzsche encierran un intenso debate desde hace más de un siglo.

La influencia de este polémico pensador se extiende desde la filosofía y la literatura hasta la psicología y la sociología. Su estilo literario y aquel inconfundible enfoque provocativo le dieron relevancia en los distintos círculos de la sociedad del siglo XIX.

Nacido en 1844 y fallecido en 1900, Friedrich Nietzsche fue un filósofo alemán cuyo pensamiento se centró en el nihilismo, la voluntad de poder y una ácida crítica a la moral tradicional.

Conocido por pregonar en una época de inobjetable predominancia religiosa, decía que la sociedad occidental atravesaba por una “crisis de valores” debido al declive de la religión y la creencia en “verdades absolutas”.

NIHILISMO

Nietzsche sostuvo que el nihilismo (que surge como una reacción ante la percepción de la ausencia de significado en la vida) era una “consecuencia inevitable” de la decepción frente a las instituciones tradicionales, la filosofía de la religión o la experiencia de la existencia humana.

Sin embargo, el nihilismo no necesariamente implica un estado de desesperanza o desesperación, porque algunos filósofos y pensadores han explorado este horizonte como una oportunidad para la libertad individual y la creación de significado propio.

Nietzsche, a menudo malinterpretado como un nihilista, en realidad iba en contra del nihilismo pasivo y abogó por la “creación de valores y significados nuevos” en un mundo que lo resumía en “dios ha muerto”, es decir, desprovisto de una base trascendental o divina (para la moral y el significado).

MORAL CRISTIANA

Nietzsche subió el tono y fue más allá al apuntar directamente contra la moral cristiana -especialmente en su forma institucionalizada en la Iglesia-, por considerarla como una “moral de esclavos” al promover “la virtud de la humildad y la sumisión a la autoridad divina” propias “de los débiles y los oprimidos”, y una actitud de resignación “ante las dificultades de la vida en lugar de un espíritu de afirmación y superación”.

En esta misma línea, se entiende que el cristianismo enseña que las “recompensas” se encuentran en “el más allá, en el Reino de Dios” y Nietzsche interpreta esta visión como “un desprecio por el mundo terrenal y sus placeres”.

Según él, la sumisión era “una forma de negar la vida y sus potenciales”, en una “actitud propia de aquellos que no podían o no querían enfrentarse a los desafíos y las alegrías de la existencia terrenal”.

Nietzsche veía debilidad en la moral cristiana al basarse en la compasión hacia los desfavorecidos, en contraposición con una valoración de la fuerza y la vitalidad; una suerte de “ética de la compasión” que redujo a “una expresión de resentimiento” por parte de aquellos que no tienen el poder para afirmarse por sí mismos.

En consecuencia, los supuestos del cristianismo exaltan “la fragilidad y la sujeción” y representan “una negación del potencial humano”, una “restricción de la voluntad de poder”, al instar a los individuos a conformarse con “normas y valores preestablecidos”.

REDEFINIR LOS VALORES

Nietzsche decía que la vida era intrínsecamente valiosa y que los seres humanos debían afirmarla en toda su complejidad, belleza y crueldad, es por ello que tenía la intención de redefinir los valores fundamentales de la cultura occidental promoviendo una perspectiva más afirmativa de la vida y del individuo.

Su proyecto de “reevaluación de valores” estaba orientado hacia la superación del nihilismo y la creación de una nueva moral que refleje la plenitud y la vitalidad de la existencia humana.

Bajo esta premisa, propuso la idea de la “voluntad de poder” como un concepto central. La “voluntad de poder” no se refiere -simplemente- al deseo de dominar a los demás, sino a la fuerza vital que impulsa a los individuos a buscar su propia realización y expresión (creía que esta era la fuerza motriz detrás del desarrollo humano y que los individuos debían aprender a canalizarla de manera productiva).

“SUPERHOMBRE”

En lugar de adherirse a los valores tradicionales de la moral cristiana, Nietzsche promovía la idea del “Übermensch” o “Superhombre”. Este concepto representa un ideal de humanidad que trasciende las limitaciones impuestas por la moral tradicional y crea sus propios valores en función de sus necesidades y deseos.

El “Superhombre” es aquel que vive sin estar atado a normas y convenciones externas, que enfatiza la importancia de la autonomía y la autenticidad en la vida individual.

Convencido de que la moral cristiana representa el ejemplo perfecto de “retroceso” de la humanidad, Nietzsche instó a sus seguidores a vivir plenamente, con pasión y autenticidad, y esperaba que la humanidad pueda ser capaz de pensar por sí misma y de vivir de acuerdo con sus propios principios y convicciones, que buscara la realización de sus potenciales más elevados, en lugar de seguir ciegamente las normas y tradiciones impuestas por la sociedad.

La autenticidad, para Nietzsche, consistía en vivir de manera fiel a uno mismo y en buscar constantemente la expresión de la propia individualidad.

Uso y abuso del amoníaco en los hogares: riesgos que se deben prevenir

Foto 1 de 1

El amoniaco es común en los pulidores de pisos, limpiadores de desagües, inodoros y baños.

¿Sabías que los productos de limpieza que usamos en las casas contienen amoníaco? El químico es considerado como un aliado para eliminar la suciedad de los suelos, aflojar los residuos adheridos a las superficies y limpiar espejos, pero ¿qué tanto sabemos de los peligros que conlleva la mala utilización? Su uso en exceso, la mezcla con otros químicos y el manejo sin las medidas de protección, son algunos de los errores más frecuentes que pueden convertirse en una amenaza para la salud del ser humano.

  • 10 de febrero de 2024 17:00

En los últimos días, mucho se habló de este químico que, al no ser manipulado adecuadamente, puede causar heridas muy graves y ocasionar la muerte por su alta peligrosidad.

Según la doctora en toxicología, Nilda Villalba, se trata de un gas natural incoloro, alcalino y altamente irritante. Tiene acción cáustica capaz de lesionar cualquier parte del cuerpo que tenga contacto con el químico.

El uso del amoníaco es habitual en las industrias alimenticias porque sirve de refrigerante para mantener la cadena de frío de los productos, pero quizás muchos no sabían que también está presente en los productos de limpieza que utilizamos a diario en las casas.

Se puede encontrar amoníaco en los productos de limpieza en forma líquida. Son muy comunes en los pulidores de pisos, limpiadores de desagües, inodoros y baños. Además, está en los líquidos para limpiar superficies y en el detergente.

“El amoníaco está en los productos de limpieza, y se vuelve peligroso cuando se mezclan entre sí, detergente con lavandina, cloro con lavandina, ahí se genera un vapor que puede ocasionar mucho daño” explicó la doctora, en conversación con el canal GEN/Nación Media.

Ante una sobreexposición de amoníaco, la intoxicación es innegable. Tiene un olor distintivo que indica una concentración peligrosa, lo que puede resultar en ojos irritados o llorosos, dolor de garganta y dificultad para respirar.

De acuerdo a la experta en toxicología, su inhalación accidental afecta, principalmente, a la saturación y a la capacidad que tienen los pulmones para brindar oxígeno, lo cual puede resultar mortal.

“Al ser un gas, una de las vías principales de ingreso son las respiratorias, la mucosa se ve afectada como un irritante, dependiendo de la concentración. Inclusive puede producir quemaduras en la piel”, expresó la Dra. Nilda Villalba.

Hambre Cero: el ambicioso proyecto y todas sus voces

Foto 1 de 1

Que la merienda escolar llegue a todos los niños es el objetivo del programa. Foto: Archivo/MEC

El descenso de la deserción escolar, el alcance del 100 % de la alimentación a todos los niños y la interrupción de la transferencia intergeneracional de la pobreza son objetivos del programa Hambre Cero que, ya sufrió modificaciones desde su planteamiento. El contenido y las perspectivas de los actores involucrados, en esta nota.

  • 10 de febrero de 2024 12:00

El proyecto que Universaliza equitativamente la alimentación escolar modifica y amplía la ley de Alimentación Escolar y Control Sanitario, también denominado Hambre Cero en nuestras escuelas y sistema educativo es la nueva propuesta del Ejecutivo, luego de otras tres impulsadas y aprobadas por esta administración.

Hambre Cero contempla la creación del Fondo Nacional de Alimentación Escolar (Fonae), donde se colocarán todos los recursos previstos para el andamiaje del programa.

Inicialmente se preveía que, este fondo sea alimentado por las asignaciones y reasignaciones de recursos previstos en el Presupuesto General de la Nación, específicamente mediante los siguientes ítems:

Los Royalties y compensaciones que hoy reciben las gobernaciones y los municipios en razón del territorio inundado.

Dinero del Anexo C del tratado de Itaipú Binacional

Donaciones, legados y otras liberalidades o fuentes de financiamiento autorizadas.

Sin embargo, una reunión entre Peña y los intendentes esta semana derivó en modificaciones en las que, finalmente la ley de Royalties no será utilizada para el fondo de Hambre Cero.

En cuanto al Fonacide, el presidente explicó que los intendentes conservarán el 20 % que hoy les corresponde para inversiones en infraestructura. Actualmente, del 100 % del Fonacide, el 80 % va destinado a la alimentación escolar, mientras que, el 20 % a infraestructura, porcentaje que los intendentes seguirán recibiendo.

En cuanto a la administración de la alimentación escolar, se mantendrá a cargo de los municipios y gobernaciones, con excepción de Asunción, Central y Presidente Hayes, que estarán bajo la dirección del Ministerio de Desarrollo Social.

CONTROL DEL USO

El Consejo Nacional de Alimentación Escolar, Conae, que será integrado por: el MEC, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Desarrollo Social (que ejercerá la Presidencia), la Jefatura de Gabinete Civil, la Presidencia del Consejo de Gobernadores del Paraguay y la Opaci (Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal) serán los contralores del correcto uso del dinero público en este programa.

LEYES QUE DESAPARECEN

Para la puesta en marcha de este proyecto, se establece la derogación de las leyes del Fonacide, de Alimentación Escolar y Control Sanitario y la de Compensación a los municipios de Canindeyú en reparación por la desaparición de los Saltos del Guairá en el marco de la distribución de compensaciones de la Itaipú Binacional.

El ministro de Educación y Ciencias, Luis Ramírez, explicó que, dar de comer a los niños 180 días es un paso fundamental. Primero, porque con la nutrición normal el niño va desarrollando sus capacidades de cumplir con sus funciones ejecutivas que le ayudan a entender, observar, analizar.

“El alimento permite que el niño permanezca en la escuela y que vuelva a la escuela, porque muchos tienen que dejar la escuela justamente para ir a buscar el alimento. Entonces ahora el alimento está en la escuela, no tienen que ir a buscar. Esto favorece la retención en un 50 % de los niños en la escuela”, afirmó.

LEY DE ARANCEL CERO NO SE TOCA

Desde el Ministerio de Economía y Finanzas informaron que, la ley de Arancel Cero para Universidades Nacionales e Instituto Superiores conservará su cobertura mediante recursos del Tesoro Nacional.

PROGRAMA BECAL ESTÁ GARANTIZADO

Alejandra Bogado, coordinadora de Becal, confirmó que los plazos y los compromisos asumidos por Becal están completamente asegurados, por lo que, no hay razón para preocuparse.

CONTRALORÍA

El artículo 7º del proyecto, sobre auditorías internas y externas, señala que, la Contraloría General de la República y los órganos de control internos pertinentes, dentro del ámbito de sus competencias, controlarán la administración, distribución, gestión y ejecución de los recursos financieros del FONAE.

“La metodología que queremos instaurar es que se cree un control diferente, en tiempo real, concurrente, con uso de tecnología, que se complemente con la visita de auditores, todos los días, de forma aleatoria, pero que todos los días del año el auditor vaya a controlar”, explicó Benítez, en una entrevista con el canal Gen-Nación Media.

El CONAE, el MDS, los Gobiernos Departamentales y todas las instituciones públicas, privadas y organizaciones involucradas, deberán presentar a la Contraloría General de la República informes semestrales pormenorizados sobre la distribución y destino de los recursos del Fonae, así como sobre su ejecución descentralizada.

ASUNCIÓN, UNA DE LAS QUE DEJARÁ DE ADMINISTRAR LA MERIENDA

El intendente de Asunción, Óscar Rodríguez, que cederá la administración de la alimentación escolar al Ministerio de Desarrollo Social, sostuvo que está de acuerdo con la propuesta.

“Considero que es una medida acertada porque el Fonacide en Asunción, solamente tenemos asignadas a cubrir ocho escuelas y si uno no llega a otras escuelas, el culpable es el intendente y qué mejor forma de centralizar con este proyecto”, expresó Rodríguez.

GOBERNADORES

Para Marcelo Soto, actual gobernador de Paraguarí, este proyecto es uno de los más ambiciosos de la era democrática, en cuanto al alcance que se pretende obtener y los resultados a corto, mediano y largo plazo.

No obstante, consideró que se debe llegar a un acuerdo en cuanto al financiamiento del programa, principalmente en lo relativo al uso de royalties para la cobertura del Fonae, pues, de ser así, las gobernaciones perderán un dinero que hoy utilizan en infraestructura.

Por su parte, la gobernadora de Paraguarí, Norma Monges, calificó de trascendental la universalidad de la alimentación escolar para que todos los niños puedan alimentarse y crecer.

Respecto al gobernador de Central, Ricardo Estigarribia, Monges indicó que, todo está en la instancia del diálogo y que, nada es definitivo. En tal sentido se cursó invitación a los dos gobernadores en contra del proyecto (Central y Presidente Hayes), para así conversar y aclarar que no se trata de un revanchismo político.

“Los celulares nos espían”: qué hay de cierto en este mito y lo que realmente se sabe

Foto 1 de 1

El mito de que los micrófonos de los smartphones “nos escuchan” lleva años circulando. Foto: ilustrativa.

El mito de que nuestros teléfonos “nos escuchan”, haciéndonos creer que somos víctimas permanentes de espionaje por parte de las grandes compañías, está tan instalado entre los usuarios que es difícil contradecirlo. Pero ¿qué hay de cierto en esta teoría? Un experto brinda luz al respecto.

  • 4 de febrero de 2024 13:00

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Con la aparición de los teléfonos inteligentes, conocidos popularmente como ‘smartphones’, el mundo de las comunicaciones sufrió un cambio drástico, iniciando una nueva era marcada por el impacto de las redes sociales, la continua actualización de dispositivos, la instantaneidad y la masividad de la información.

A la par de este ‘boom’ tecnológico, también han surgido nuevos paradigmas, desafíos y dilemas, apareciendo en el camino algunas teorías que van directamente ligadas al ámbito de los móviles que forman parte de nuestro día a día.

“Los celulares nos escuchan” es una frase que quizás hayamos oído en más de una ocasión, sobre todo si, luego de mencionar alguna palabra, nombre, producto, ubicación o destino, coincidentemente (y hasta por arte de magia) aparece una recomendación alusiva al tema en Facebook, Instagram o Google.

Ante estos hechos, surgen una serie de dudas e interrogantes: ¿es verdad que nuestros teléfonos nos “espían”, así como algunos aseguran?, ¿qué hay de cierto en esta afirmación que se ha popularizado desde hace unos años?

LOS TELÉFONOS NO NOS ESPÍAN, NOS “SIENTEN”

Miguel Ángel Gaspar, experto en ciberseguridad y presidente de la fundación Paraguay Ciberseguro, aclara que, en realidad, los móviles no “nos escuchan”, tal y como (muchos o pocos) pueden suponer, sino que “nos sienten”, lo cual genera esa sensación de estar siendo continuamente “espiados”.

Según explica a HOY, esto ocurre gracias a los más de 50 sensores que poseen los dispositivos y que sirven para recolectar información del usuario. Los mismos se encuentran instalados en la parte interna del teléfono, siendo algunos de ellos el giroscopio, podómetro, acelerómetro, el sensor de luz o de huella dactilar, sumándose también los micrófonos y cámaras.

La información recolectada por nuestros teléfonos celulares termina siendo almacenada y, a su vez, compartida por las compañías (Samsung, Apple, Google, Meta, Huawei, etc.), lo cual les permite ofrecernos recomendaciones que van acordes a nuestras preferencias. A esto se le suman los ya conocidos algoritmos de las redes sociales, que también son capaces de detectar “qué nos gusta” para mostrar contenido o publicidad pesonalizada.

INFORMACIÓN SENSIBLE, EN RIESGO

Gaspar alerta sobre los riesgos a la privacidad y cómo el uso de los smartphones sin medidas de seguridad puede representar un riesgo para nuestros datos personales, puesto que, no solo lo que compartimos en nuestros perfiles de Instagram, TikTok o WhatsApp, por citar algunos ejemplos, puede representar un peligro, sino también aquello que guardamos como información sensible (cuentas bancarias, usuarios y contraseñas, emails) y que puede llegar a ser obtenido por ciberdelincuentes a través de diversas estrategias como el ‘phishing’.

MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LOS SMARTPHONES

En la actualidad, tanto Google como Apple han adoptado mecanismos de seguridad en sus sistemas operativos Android e iOS, respectivamente, para asegurarnos de que nadie acceda sin autorización a nuestras cámaras y micrófonos, o, dicho en otras palabras, nos “esté espiando”.

Para ello, reforzaron la otorgación de permisos a las aplicaciones de terceros y activaron alertas que notifican cuando alguna app está haciendo uso de la cámara o el micrófono (en la parte superior de la pantalla, ya sea en punto verde para móviles Android o en color amarillo para los iPhone).

En el caso puntual de los teléfonos Android, la otorgación de permisos se realiza de forma individual al instalar una aplicación, sea desde Play Store o cualquier tienda externa, por lo que en ese momento el sistema solicita al usuario “permitir” o “rechazar” permisos para tener acceso a la ubicación, cámara, micrófono, contactos, etc.

PRUEBAS PARA COMPROBAR EL MITO

Años atrás, medios como Business Insider y BBC se hicieron eco de este mito sobre el supuesto “espionaje” a través de los teléfonos y analizaron si es factible que los dispositivos “nos escuchen”. A través de algunas investigaciones, se pudo determinar que es una posibilidad, aunque hay diversos factores que pueden influir en ello.

Zoe Kleinman, corresponsal de tecnología de la BBC, hizo una prueba para tratar de comprobar esta teoría. Para ello, pidió a un especialista que le ayudase a crear una aplicación que enlazara el micrófono de su smartphone con una laptop, lo cual finalmente logró, pudiendo obtener detalles sobre la conversación del teléfono a través de texto.

Kleinman aclaró que, si bien lograron demostrar que grabar dede el micrófono del móvil era posible, no pudieron comprobar a ciencia cierta que eso estuviera pasando realmente. A esto se le debe sumar el hecho de que, para esta prueba, instalaron una aplicación externa creada exclusivamente para dicho fin, sin utilizar las app preinstaladas en el dispositivo.

En otro artículo del citado medio británico, se recoge la experiencia de especialistas en ciberseguridad de la firma Wandera, quienes emularon estos experimentos buscando encontrar evidencia que indique que teléfonos o aplicaciones estuviesen escuchando en secreto.

Para ello, colocaron dos teléfonos -un Samsung y un iPhone- en una “habitación con sonido”. Durante 30 minutos, reprodujeron un anuncio publicitario sobre comida para gatos y perros. A la par, también colocaron otros dos teléfonos idénticos en una habitación en silencio.

De igual manera, los especialistas mantuvieron abiertas las aplicaciones de Facebook, Instagram, Google Chrome, SnapChat, Youtube y Amazon con todos los permisos concedidos para cada herramienta, a fin de que -de ser realidad- logren “escuchar” todo lo que había alrededor.

Finalmente, los resultados del estudio de Wandera terminaron confirmando que no había evidencia que confirme este mito. Repitieron la prueba el mismo tiempo durante tres días, y no percibieron anuncios relevantes relacionados al tema sugerido (comida para perros y gatos).

CONCLUSIÓN

Ningún dato es concluyente para afirmar al 100% que tal cosa sucede, pero al ver una publicidad sobre el destino turístico que acabamos de mencionar o la marca de ropas que días atrás comentamos en un chat, uno puede llegar a pensar que, en realidad no está paranoico y que este mito puede ser verdad.

Hoy Hoy