Daly City Dental Center
Abogado Wilson Purves
Jorge Brignole
Dr. Francisco Barba
La Gallinita Meat Market
Alquimia Med Spa
Pathway Insurance Agency
Latch Quiroprácticos
Araujo’s Restaurant
City Toyota
Gonzales Dental Care
Los Yaquis Restaurant
Kisla Gonzales
Ayuda Financial
Sonrisas Bright Dental
Elías Travel
Dr. Francisco García
Dr. Alberto Chaparro
Imperial Travel
David Huete
Abogado James Millar
Abogado Alexander Cross
World Wide Credit Experts
Desarrollo Virtual
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Echo de menos a Félix Romeo

Autor: Daniel Gascon

Desde hace diez años vivimos en un mundo sin Félix Romeo. Muchos lo echamos de menos cada día y sentíamos que teníamos una relación especial con él. Lo más asombroso es que tenemos razón. Yo echo de menos a Félix porque era una especie de intensificador. Conocía a los escritores aragoneses más raros y a un cantautor francés nuevo y a un poeta disidente checo y una comedia americana mala y un restaurante indio nuevo en las Delicias. Contagiaba curiosidad y unía a personas de distintos países y edades. Le gustaba el talento en los demás y cuando detectaba un interés buscaba la forma de ayudar: el libro que deberías leer, el pintor que te interesaría. (A veces era cauteloso si creía que tenía demasiada influencia, y según Cristina Grande -su pareja muchos años- respetaba mucho que no le hicieras caso.) A veces no entendías la conexión, porque había visto algo que todavía no veías. Plot ha recuperado los cuatro libros que publicó en vida: una novela perequiana sobre una infancia en la Transición, Dibujos animados; una pieza posmoderna, alucinada y divertida como Discothèque; Amarillo, sobre el suicidio del escritor Chusé Izuel; Noche de los enamorados, que reconstruye el asesinato cometido por su compañero de celda (Félix estuvo encarcelado por insumisión). Son libros muy distintos sobre la libertad, donde las instituciones a menudo van contra el individuo (un niño, una mujer maltratada), sobre la culpa, sobre la reinvención. Xordica reedita los cuentos de Todos los besos del mundo. Discutía y después mandaba un correo a los compañeros de mesa: «No a Romeo», «Perdonad». Se acordaba de los cumpleaños. Era autodidacta. Evitaba la envidia. No conducía y le gustaba que le llevaran en coche sus amigos y sobre todo su novia, Lina Vila. Era un copiloto particular porque no distinguía la izquierda de la derecha. Era un crítico de verdad: sus reseñas no tenían florituras ni coqueterías, no le importaba poner mal al poderoso o al prestigioso. Cambiaba de opinión y era vehemente, pero siempre creyó en la importancia de la libertad y en la cultura y amistad como instrumentos de emancipación. No quería para los demás lo que no quería para él. Veía programas de cocina. Le gustaban los niños; discutía con ellos. Era un melancólico que huía de la melancolía. Creía en el amor: decía que por eso se llamaba Feliz Romeo. Vivía vorazmente. Este verano, se inauguró una biblioteca en su honor que debía sumergirse en el pantano de Lechago y flotaba. Dicen que se ha hundido, pero quizá reaparezca. Mariano Gistaín escribió que Félix Romeo camina sobre las aguas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 645:
Usuarios – 3
Invitados – 319
Robots – 323

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico