Sergio Vega y Paula Durán

Fuente de la imagen, Instagram Sergio Vega

Pie de foto,

Sergio Vega y Paula Durán pidieron una visa humanitaria para que los padres de ambos puedan llegar a Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses les otorgaron una visa humanitaria a los papás de Paula Durán, una joven colombiana a la que diagnosticaron un cáncer terminal cuando iba a dar a luz a su tercer hijo en el estado de California.

La noticia la dio a conocer el martes la congresista colombiana Saray Robayo -quien acompañó el proceso- a través de un mensaje de Twitter en el que además agradecía tanto a la embajada de EE.UU. en Bogotá como a la cancillería colombiana por las gestiones realizadas en este caso.

En la recta final de su tercer embarazo, Paula, su esposo Sergio Vega, y sus dos hijas, se enteraron de que los mareos y malestares que la colombiana de 27 años atribuía a la gestación se debían en realidad a un tumor.

Un cáncer que pronto se volvería metastásico.

Después de que los médicos le dieran a Durán un mes de vida, el matrimonio le pidió al gobierno de EE.UU. que les otorgara visas humanitarias a los padres de ambos para que la pudieran acompañar en su casa de Concord, en el norte de California, el tiempo que le queda.

“Necesitamos ese cariño”, decía Vega en las redes, desde las que ha emprendió una campaña con ese objetivo.

Medios colombianos dijeron que se espera que los padres de Paula lleguen a EE.UU. en algún momento de esta semana.

Fuente de la imagen, Instagram Sergio Vega

Pie de foto,

Juan José nació por cesárea de emergencia. A las 24 horas ya respiraba por sí mismo.

El diagnóstico y la peor de las noticias

Las cosas empezaron a complicarse en la semana 34 de embarazo, a finales del octavo mes.

Al dolor de estómago se le sumó el de cabeza, y unos mareos y vómitos constantes.

Tras una serie de idas y venidas al médico, y en vista de que su salud empeoraba por momentos — “estaba casi vegetal”—, el 28 de noviembre Vega la llevó de urgencia al hospital.

“La llevé a las 8 de la mañana, le hicieron todos los estudios pertinentes y a las 11 de la noche nos dieron la trágica noticia de que tenía un tumor en el cerebro de cuatro centímetros“, cuenta el colombiano en sus redes.

A partir de ese momento los sucesos se precipitaron.

Fue trasladada de inmediato a otra clínica, el Hospital John Muir en Walnut Creek, donde al día siguiente le realizaron una cesárea de emergencia y dio a luz a un bebé sano.

“Ese 29 de noviembre, a las 11 de la mañana, Juan José nos dio un gran mensaje: que luchemos por la vida, porque a pesar de la adversidad en la que se encontraba, él había nacido”. A las 24 horas ya estaba respirando por sí mismo.

Al día siguiente fue sometida a una cirugía y le extirparon parte del tumor.

El matrimonio pensó en volver de inmediato a Colombia tras la intervención y antes de empezar el tratamiento de radiología y quimioterapia —”sabemos que son procedimientos bastante fuertes que van desgastando a la persona”—, pero los médicos lo desaconsejaron.

Aún les quedaba otro anuncio que hacerles, el peor de todos: el cáncer había hecho metástasis y se había extendido a otros órganos.

“Acabo de tener una reunión con todos los médicos. Me dieron una noticia que me partió el alma, me desgarró el corazón totalmente. Es la peor noticia que he recibido en mi vida”, dice Vega en un video publicado el 7 de enero.

“Ya médicamente en el hospital no le van a hacer nada más. Le dieron un mes de vida a mi esposa”.

Al día siguiente la trasladaron a su casa del área de la bahía de San Francisco y desde entonces permanece allí en cama, bajo los cuidados de su marido y la atención de una enfermera que le suministra fármacos para el dolor.

Y a diario, a través de su cuenta de Instagram, Vega mantiene a sus seguidores al día sobre cómo evoluciona su esposa.

Ahora espera poder mostrar el reencuentro con sus padres.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.