Desarrollo Virtual
Araujo’s Restaurant
Jorge Brignole
Dr. Francisco García
Dr. Francisco Barba
Ayuda Financial
Gonzales Dental Care
Imperial Travel
World Wide Credit Experts
Daly City Dental Center
Abogado Alexander Cross
Los Yaquis Restaurant
Sonrisas Bright Dental
David Huete
Abogado Wilson Purves
La Gallinita Meat Market
Alquimia Med Spa
Dr. Alberto Chaparro
Elías Travel
Kisla Gonzales
Latch Quiroprácticos
Pathway Insurance Agency
City Toyota
Abogado James Millar
previous arrow
next arrow

Categoria:

El Barça no perdona a un Real Madrid roto y conquista la ACB siete años después

Autor: ELMUNDO

Barcelona 92 Real Madrid 73

  • LUCAS SÁEZ-BRAVO

Actualizado

Los de Jasikevicius cierran su gran temporada con la reconquista del título tras barrer desde el comienzo a un rival sin respuesta. Mirotic (MVP) y Calathes, imparables en la que pudo ser la despedida del Palau de un gran Pau Gasol

Pau Gasol, ante Tavares, en el segundo partido de la final.
Pau Gasol, ante Tavares, en el segundo partido de la final.Enric FontcubertaEFE

Pasaron siete años, una eternidad. Cuatro entrenadores, puñados de jugadores y tantas frustraciones en el Barça, que al fin, reconquistó la Liga Endesa, la 19ª de su palmarés, para inaugurar una era, la de Sarunas Jasikevicius, con una temporada casi impecable: ACB, Copa y subcampeón de Europa. Lo logró por la vía rápida, pues enfrente ya sólo quedaban los restos del naufragio, un Real Madrid exhausto, tanto física como, sobre todo, mentalmente. [92-73: Narración y estadísticas]

Siete años son varias vidas en el deporte, más cuando el ahora caído fue el triunfador recurrente. De aquel Barça de Xavi Pascual, tiempos remotos, apenas quedaba ya Alex Abrines, tras su retorno de la NBA. Navarro, el MVP, es ahora el director deportivo. Y la estrella, Niko Mirotic, vestía de blanco aquel junio de 2014, inolvidable: Pablo Laso salió expulsado en silla de ruedas del Palau.

No hubo tanta rabia esta vez, porque el Madrid pronto se supo inferior. Y es algo que no resulta sencillo en este equipo de irreductibles. Pero el tercer cuarto en el WiZink, aquella explosión de Cory Higgins, había sido el principio del fin. La gota mental que colmó el vaso de la rebelión permanente. No se recuperaron los blancos de aquella catarata de golpes, de una derrota que era un lastre terrible que unir a todos sus inconvenientes. En el Palau, ni competir pudieron, arrasados desde la línea de salida por un Barça decidido.

Lea Tambien:  Alonso deja su sello en la primera carrera al 'sprint', donde Verstappen arrebata la 'pole' a Hamilton

Fue la sexta victoria en ocho partido de este curso del Barça sobre el Madrid, la más rotunda sin duda. Porque el bocado del título era demasiado apetitoso y porque hoy por hoy son dos equipos incomparables a los que solo iguala el amor propio. Por recursos, por plenitud e incluso por necesidad, pues las urgencias históricas de títulos tardan en saciarse.

De nuevo sin Laprovittola, el Madrid amaneció derrotado. “¡Llevan siete de siete! ¡No hemos entrado en el partido! ¿Hemos venido a este show?”, se desgañitaba pronto Laso, intentando apelar a un orgullo que también ha llegado en la reserva a estas alturas de una temporada en la que sobrevivió de alardes.

Pronto Mirotic (acabó con 27 puntos y MVP de la final), sin la presión que le ha hecho naufragar en episodios más igualados, se puso las botas. Una temporada dura para él que acabó en sonrisa. Tras las primeras ventajas, emergió Pau Gasol para hacer aún más daño, para desafiar incluso a Tavares, tal era el estado de euforia general. Seguramente fue su último partido en el Palau, una despedida (con preciosa ovación y toda su familia en las tribuna) en la que demostró que valió la pena el intento de volver: nadie le hubiera imaginado tan rejuvenecido. Fue la leyenda, con su pequeña en brazos, la que levantó el trofeo, gran gesto de Oriola.

Hasta el rebote era azulgrana esta vez. Calathes dirigía una orquesta estupenda, que abusaba de un rival en los huesos. La defensa rozaba la excelencia y el Madrid, con un Llull desenfocado, sólo veía como la distancia crecía y crecía (48-28).

La segunda parte no mejoró nada el panorama para el Madrid, que ni con los tiros libres atinaba. Mirotic siguió aumentando sus prestaciones. Hubo un pequeño momento de rebeldía, cuando entre Garuba (otra vez mal en el que pudo ser su último partido de blanco) y Alocén asestaron un 0-9. Pero ni se puso nervioso un Barça ya campeón a esas alturas, cuando todavía restaba un cuarto en el Palau.

Lea Tambien:  El deporte nacional español: tres de cada cuatro españoles prefieren dormir la siesta a ver el Tour

La era Jasikevicius no puede amanecer de mejor manera: con un doblete que no se lograba en Can Barça desde 2011, al borde de un triplete histórico.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 4423:
Usuarios – 1
Invitados – 2594
Robots – 1828

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico