Latch Quiroprácticos
Ayuda Financial
Dr. Francisco Barba
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Kisla Gonzales
David Huete
Elías Travel
Dr. Alberto Chaparro
Araujo’s Restaurant
La Gallinita Meat Market
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Jorge Brignole
FINHABITS
Desarrollo Virtual
Abogado Alexander Cross
City Toyota
Gonzales Dental Care
Sonrisas Bright Dental
Imperial Travel
Daly City Dental Center
Abogado James Millar
Abogado Wilson Purves
Alquimia Med Spa
previous arrow
next arrow

Categoria:

El próximo Cristiano o LeBron se descubrirá en un laboratorio: el ADN dirá quién es una estrella

Autor: Borja Sanchez

¿Se puede crear una futura estrella en un laboratorio? Todavía no, pero tiempo al tiempo. Lo que sí se está empezando a hacer es dar los pasos correctos para conocer quién tiene potencial para convertirse en una estrella y quién, por desgracia, no podría hacerlo a pesar de que entrenara mucho, de que cuidara su alimentación o de que controlara al milímetro su descanso. 

Este impulso que está viviendo el deporte ha sido gracias al avance que se está realizando en estudios genéticos a través de diferentes test. Un proceso casi rutinario de unos 30 segundos con el que se puede crear una inmensa base de datos para conocer cuál es el ADN de las estrellas del presente y del pasado. Y en función de esos análisis, conocer cuáles pueden ser las estrellas del futuro en el fútbol, el baloncesto o el ciclismo. 

El nuevo LeBron James, el nuevo Cristiano Ronaldo o el nuevo Alejandro Valverde sí podrían descubrirse, en cierto modo, a través de un laboratorio. Conociendo el componente genético de estos fuera de serie se puede buscar a aquellos deportistas, especialmente jóvenes, que tienen unas características lo más parecidas posibles. 

[Por qué el Real Madrid y Rafael Nadal son los únicos capaces de pulverizar los pronósticos del Big Data]

A esa conclusión ha llegado David Varillas, profesor e investigador del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFyD) de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). David ha liderado a un importante equipo que ha realizado un concienzudo estudio analizando el uso de los test genéticos para la detección de talento deportivo, optimizar el nivel de entrenamiento, o prevenir las lesiones relacionadas con el ejercicio. EL ESPAÑOL ha podido hablar con él para conocer más de cerca este increíble avance que ya está revolucionando el mundo del deporte. 

LeBron James entrena con los Lakers

LeBron James entrena con los Lakers Lakers

Nuevos talentos de laboratorio

La investigación de David Varillas pretende recopilar el conocimiento que hay en la actualidad relacionado con dos ámbitos que siempre han guardado ciertos lazos, pero que nunca habían estado tan unidos como ahora. Se trata de la genética y el deporte. Y en base a su nexo, intentar establecer patrones para poder identificar a los nuevos talentos del futuro. 

La Universidad Francisco de Vitoria, de la que forma parte David, ha publicado este estudio en la prestigiosa revista, la European Journal of Applied Physiology. La unión entre la genética y el rendimiento deportivo es un campo casi inexplorado en el que todavía hay pocas luces encendidas. Sin embargo, algunas de ellas, y muy importantes, son las que ha ido prendiendo este investigador y profesor de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte a medida que avanzaba su investigación. 

Lo más importante que ha descubierto David es que existen unos nuevos marcadores genéticos que ayudarán a optimizar el rendimiento deportivo a través de varias vías. Una de ellas, por ejemplo, es mediante la prevención de lesiones deportivas durante el entrenamiento. Además, las técnicas aplicadas permiten conocer con más profundidad el rendimiento muscular.

[Dentro del cerebro de Rafa Nadal: “Su éxito deriva de la rapidez para captar un estímulo y actuar”]

El fin último de estas pesquisas es intentar predecir el rendimiento del deportista, buscar los nuevos talentos del futuro y mejorar los métodos actuales de entrenamiento. Aunque todo este propósito se encuentra en una fase temprana de su desarrollo, los primeros pasos han sido cruciales: “Hemos descubierto nuevas variantes genéticas para dar respuestas a lo que antes no se conocía”.

“Nosotros hemos ido dando nuevos conocimientos en marcadores genéticos y estamos haciendo asociaciones para dar más luz a lo que se sabía ahora sobre el rendimiento deportivo. Estamos enfocados en diferentes perfiles genéticos. Unos son metabólicos, otros son de rendimiento muscular y otros de actitud cardiorrespiratoria. Hemos visto que son los más importantes de cara al rendimiento deportivo”.

Cristiano Ronaldo se quita la camiseta para celebrar el gol de la victoria del Manchester United

Cristiano Ronaldo se quita la camiseta para celebrar el gol de la victoria del Manchester United Reuters

Avances en la investigación

Según explica el propio David Varillas, líder de este prestigioso estudio, a EL ESPAÑOL,  todo comienza a raíz de un test genético: “Un test genético es una extracción de material genético que puede ser sangre o saliva. Nosotros solo utilizamos saliva. Tomamos la muestra con un hisopo de uno de los carrillos de la boca. Esta se guarda a temperatura ambiente y se envía al laboratorio en el cual se analizan los genes. En 30 segundos puedes recoger todo el material biológico de una persona con un sencillo paso”. 

El profesor Varillas cuenta que hay dos aspectos muy importantes. Uno de ellos es el hecho de que solo se hacían estudios con un solo gen y “ahora hemos descubierto que se pueden hacer de más, incluso con siete u ocho polimorfismos genéticos”. El otro es conocer cuáles son los factores relacionados con la genética que son más importantes para conocer cómo se produce el rendimiento muscular del atleta. 

[Por qué Países Bajos elige a sus patinadores con Big Data si Rafa Nadal derrotó a los superordenadores]

Es básico saber y entender cómo se comporta el cuerpo en procesos como su resistencia a las lesiones, su absorción de hierro o en su recuperación tras un esfuerzo de alta intensidad en un entrenamiento o una competición. Estos estudios son aplicables a casi cualquier tipo de deporte, ya sea fútbol, ciclismo, atletismo o cualquier otro. Aunque los que más interés han sentido y los que más se han acercado a estos avances en la relación entre la genética y el deporte son los de resistencia. 

Para David, lo ideal es que una vez descifrados estos datos en cada uno de los atletas que se quiera estudiar, sean trasladados hasta los preparadores físicos que se encargan de sus planes de entrenamiento. Con ello se consigue una mejor gestión de las cargas, una optimización de las rutinas y darle a cada deportista lo que verdaderamente necesita para destacar en lo que realmente es bueno, así como para mejorar en lo que no lo es tanto. Es decir, recibir la preparación más completa posible en calidad más que en cantidad. El profesor Varillas añade una conclusión muy importante. Esto no solo afecta a una mejora del rendimiento: “Así se cuida también su salud”. 

Alejandro Valverde en la Mont Ventoux Challenge 2022

Alejandro Valverde en la Mont Ventoux Challenge 2022 Europa Press

Estrella se hace o se nace

Hay eternos debates que persisten en el mundo del deporte y que quizás, con algo de suerte y con muchos estudios sobre genética, se puedan llegar a resolver. Uno de ellos es si estrella se nace o se hace. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de que Messi es talento y Cristiano Ronaldo es trabajo? Ciertamente, cada uno de ellos tendrá una enorme carga de ambas. Quizás uno ha nacido con un don natural mayor y el otro con una capacidad de trabajo superior. 

Sin embargo, la genética viene a demostrar que deportista se nace y también se hace. “Nos queda mucho camino por recorrer porque la genética no lo es todo. La genética marca el 25% del total de las expresiones que marcan la vida real de un deportista. Hay factores que influyen en el talento deportivo. El deportista nace y se hace. Si estás destinado a ser un Cristiano Ronaldo o un Alejandro Valverde, pero te quedas durante tu infancia o durante tu adolescencia sentado en un sofá comiendo patatas fritas no vas a ser saber realmente lo que eres”.

“Necesitas cosas que te rodeen y que te acompañen como una buena alimentación, un entrenamiento y un descanso para desarrollar esas capacidades innatas que tiene el deportista. La genética juega un papel determinante y predictor. Con los factores que nosotros analizamos, podemos saber a qué tipo de deporte está destinado un deportista, por ejemplo”. 

Estas palabras de David explican varias cosas. La primera es que se puede llegar a saber quién está destinado a ser una gran deportista a través de su ADN porque coincidirá con lo ya analizado sobre otras estrellas con anterioridad. Es decir, conociendo la carga biológica de Cristiano Ronaldo, se puede buscar a todas las personas que presenten la carga más cercana posible. Aún asumiendo que casos como el del luso sean únicos. Pero es más fácil que el nuevo Ronaldo se parezca en algo a él a que no lo haga. 

[Así controla el Big Data la hípica: de evitar caídas a proteger a los caballos y ser la envidia del deporte]

Otra de las cosas que explican las palabras de David es que la genética es importante, pero no definitiva. Ese 25% que aporta la misma puede estar, pero si no se produce una potenciación de las capacidades naturales, una adecuación de los entrenamientos y unos cuidados específicos, nunca se podrá conseguir ser una estrella aunque su carga genética así lo indique. El laboratorio ayuda a saber a quién hay que seguir la pista y qué caminos debe tomar, pero depende del deportista hacer caso o no. 

Cadenas de ADN

Cadenas de ADN

“No habrá un gran deportista si no se pulen esas actitudes que se tienen. Pero cuando una persona así se pone a entrenar y a competir es cuando va a tener más probabilidades de destacar sobre el resto de participantes que hacen lo mismo. El talento se observa a partir de esas cualidades físicas y genéticas de los deportistas a corta edad. Así se puede predecir qué opciones de éxito van a tener en el deporte haciendo lo que están haciendo”.

“Buscamos analizar la genética de los profesionales que existen ahora para buscar entre chicos a jóvenes talentos que ofrezcan los mismos datos. El reto es encontrar quiénes se asemejan más a los punteros de ese equipo que se ha analizado”. El profesor Varillas explica muy bien, en base a su estudio, una circunstancia muy clara y que disipa cualquier duda. 

Dos ciclistas de la misma edad, con la misma preparación y con unas condiciones parecidas realizando el mismo calendario de competiciones pueden ofrecer un resultado similar. Sin embargo, analizando su carga genética, se puede saber quién tiene más posibilidades de llegar más lejos y de hacer mejores resultados en comparación con su compañero y con sus rivales. Y con una probabilidad de acierto muy alta. Eso puede llevar a un equipo a tomar la decisión de elegir a uno u otro para una competición o para un fichaje. 

Otra de las ventajas de este estudio es que no solo permite saber si alguien tiene aptitudes para la élite, sino que en base a sus análisis, se puede saber para qué deportes está destinado y, dentro de ese deporte, para qué especialidad: “Dentro del ciclismo, por ejemplo, la genética te puede descubrir qué persona tiene más capacidad para una etapa de montaña, para el sprint o para etapas contrarreloj. En base a eso puedes conseguir la organización de los corredores que necesitas. Y a partir de ahí, descubrir dónde están sus puntos fuertes y sus puntos débiles para asesorarles a cómo mejorar”. 

David explica a EL ESPAÑOL que considera muy importante que este conocimiento se extienda en el deporte: “Esta es la primera piedra de nuestro camino, queremos que todos descubran la importancia que tiene esto. Por ejemplo, se podría determinar qué deportistas llegan mejor a unos Juegos Olímpicos para elegir qué becas o ayudas se pueden dar”.

[Los algoritmos de Klopp: el Liverpool usa inteligencia artificial para impedir lesiones y hacer rotaciones]

Otro debate enorme, y muy escuchado en las barras de bar, es que la existencia de deportistas o de personas que tienen una “buena genética”. David explica cómo se clasifican a esas personas que se consideran como portentos únicos y cómo se les diferencia de los que no lo son tanto. 

“Nuestros estudios se basan en una serie de puntuaciones genéticas. Nosotros puntuamos el genotipo óptimo con una puntuación de dos, el heterocigoto que se asocia a un buen rendimiento (se suele decir que tiene una copia buena y una copia mala) con una puntuación de uno y el homocigoto que tiene los dos alelos que no son de rendimiento óptimo con cero”.

“Con todo eso se saca una puntuación genética y en base a la media que suele haber de los deportistas en ese campo sabemos cuáles son los que están por encima de la media en su rendimiento muscular, en su actitud cardiorrespiratoria o en su recuperación de esfuerzos. Así es cómo lo medimos y se lo pasamos a los preparadores físicos de los equipos. Es un sistema muy fácil y entendible”.

El método Pintus

El método Pintus Diseño: Jorge Pacheco / Real Madrid

Aplicaciones de este sistema

David Varillas explica que su estudio, y su posterior aplicación a la práctica, se centra en una serie de factores que son los calificados como los más importantes para determinar el nivel de rendimiento deportivo. Como ya se ha citado anteriormente, estos van desde la absorción de hierro por parte del cuerpo, la gestión del oxígeno a través de la rutina cardiorrespiratoria o de la capacidad para no lesionarse después de utilizar sus métodos. 

Además de haber dado un impulso increíble desde los laboratorios, el profesor e investigador Varillas trabaja con deportistas de élite de diferentes campos, especialmente en fútbol y ciclismo: “La investigación genética está cobrando mucha importancia en el deporte. Antes se hacían estudios de un solo gen y se intentaba asociar con lesiones o con la absorción de hierro, pero ahora hemos empezado a conocer más datos y se pueden realizar hasta de seis o siete genes. Así se obtiene una información mucho más valiosa de la que había antes”.

Si el número de genes a estudiar ha aumentado, los parámetros que se pueden medir para hacer un veredicto también. Es lo que ocurre con la prevención de lesiones: “Ahora, para realizar un estudio asociado con lesiones, es más importante analizar el conjunto muscular que se corresponde con la estructura de las fibras que tiene una persona, el metabolismo muscular y la presión sanguínea de esos músculos”.

“En base a eso, existen varios marcadores que te permiten conocer el daño muscular. Con esto se puede predeterminar el riesgo de lesiones o mejorar el rendimiento deportivo trabajando una serie de músculos para potenciarlos más”.

Encontrar deportistas con capacidades a desarrollar que les permiten, por datos y experiencia, llegar a la élite, prevenir sus lesiones, darles el entrenamiento necesario optimizado, mejorar su rendimiento y alargar su vida útil. Parece ciencia ficción, pero es todo lo que permite la genética a partir de un solo test gracias a este estudio. La receta para estar más cerca de crear al deportista perfecto desde la base. 

“Si tienes la información genética de los deportistas top, puedes ir a la base para buscar entre los chicos cuáles se asemejan más, cuáles están más destinados a un deporte o cuáles se adaptan mejor a una posición dentro de ese deporte. En base a eso puedes guiarles para que tengan más facilidades para llegar a la élite. Aunque la genética no lo es todo, es una herramienta muy importante porque antes no se conocía”.

Así explica David Varillas, profesor e investigador del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFyD) de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), la importancia de un estudio que está cambiando el mundo del deporte. 

Sigue los temas que te interesan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico