Un grupo celebrando con la bandera de Francia

Fuente de la imagen, Yara Nardi/REUTERS

Pie de foto, Miles de personas celebraron en las calles de París las primeras proyecciones.
  • Author, Redacción
  • Role, BBC News Mundo

Sorprendente victoria de la coalición de izquierda en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias de Francia de este domingo, según proyecciones.

Estas proyecciones indican que el electorado frenó al partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés), liderado por Marine Le Pen, después de que éste se situara a las puertas del poder en la primera vuelta.

Los principales sondeos sitúan a la alianza de izquierdas, el Nuevo Frente Popular, como claro triunfador, si bien ningún grupo tendría la mayoría en el Legislativo: la alianza centrista del actual presidente, Emmanuel Macron, quedaría en segundo lugar y la extrema derecha en tercero, por número de diputados.

Esta fue la segunda vuelta de unas elecciones parlamentarias anticipadas que Macron convocó repentinamente hace un mes, tras la victoria de RN en las elecciones europeas del 9 de junio.

Después de que RN obtuviera buenos resultados en la primera vuelta del pasado 30 de junio, los candidatos de izquierda o de centro de muchos lugares se retiraron de la contienda, una estrategia para permitir que los votos anti-RN se concentraran en un solo candidato y que, si se confirman los sondeos, habría resultado ser un éxito.

Saltar Recomendamos y continuar leyendo

Recomendamos

Final de Recomendamos

¿Pero quiénes forman el Nuevo Frente Popular?

Mujeres abrazadas y gente celebrando

Fuente de la imagen, TERESA SUÁREZ/EPA-EFE

El Nuevo Frente Popular es una alianza de socialistas, ecologistas, comunistas y La Francia Insumisa que se formó después de que el presidente Macron convocara elecciones parlamentarias anticipadas el 9 de junio.

Estos partidos se han criticado previamente entre sí y tienen algunas diferencias clave en su ideología y enfoque, pero decidieron formar un bloque para mantener a la extrema derecha fuera del gobierno.

El NFP ha prometido derogar las reformas de pensiones e inmigración aprobadas por el gobierno actual, crear una agencia de rescate para inmigrantes indocumentados y facilitar las solicitudes de visa.

También quiere poner límites al precio de productos básicos para combatir la crisis del costo de vida y aumentar el salario mínimo.

Pero, al no haber una mayoría absoluta en el Parlamento, todavía no está claro quién gobernará.

Mucho dependerá del equilibrio de poder dentro del NFP. Sus grupos constituyentes van desde socialdemócratas hasta anticapitalistas incondicionales.

Algunos socialistas moderados podrían verse tentados a separarse y unirse al grupo de Macron para formar un gobierno de centro izquierda.

Si no se puede improvisar una mayoría funcional, entonces el presidente Macron puede pedirle al partido más grande que encabece un gobierno minoritario.

Alternativamente, podría nombrar un gobierno tecnocrático, pero es poco probable que dure mucho tiempo.

Podría producirse mayor inestabilidad, especialmente porque el presidente no puede convocar nuevas elecciones parlamentarias sino hasta dentro de un año.

Reacciones

Jean-Luc Mélenchon, líder de La Francia Insumisa, el de mayor peso en la coalición de izquierda ganadora, reaccionó instando al presidente Macron a “admitir su derrota”.

“La extrema derecha está lejos de una mayoría esta noche… El resultado de la elección es fruto de un extraordinario esfuerzo movilizador”, manifestó Mélenchon.

Macron, por su parte, “está analizando los resultados”, según se precisó en un comunicado de presidencia, y no se espera que se pronuncie en la noche del domingo.

El actual primer ministro, Gabriel Attal, sí intervino ante los medios y anunció que, dado que la coalición de gobierno no logró una mayoría, presentará su renuncia este mismo lunes.

Gabriel Attal

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto, El primer ministro francés, Gabriel Attal, aseguró que dimitirá de su cargo luego de conocerse las primeras proyecciones.

“Una alianza deshonesta”

El partido de Marine Le Pen tampoco tardó en responder a las primeras proyecciones.

“Nuestra victoria solo se ha visto postergada”, dijo la líder de la extrema derecha francesa, asegurando que ve las “semillas de la victoria de mañana en el resultado de hoy”.

Le Pen, que se ha presentado a la presidencia tres veces sin ganarla, también consideró que la situación del presidente Macron es insostenible.

Por su parte, su delfín político, el joven Jordan Bardella, que esperaba convertirse en el nuevo primer ministro de Francia, criticó “la alianza deshonesta” de la izquierda que “privó a los franceses” de una victoria de RN.

“Esta noche, estas alianzas lanzaron a Francia a los brazos de la extrema izquierda de Jean-Luc Melénchon”, consideró.

Marine Le Pen da una entrevista

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto, Le Pen le aseguró a sus votantes que su victoria solo se había visto “postergada”.

Los franceses le dicen no a la extrema derecha… otra vez

Análisis de Hugh Schofield desde París

Los franceses han vuelto a dejarlo claro: no quieren a la extrema derecha en el poder.

Le dieron una gran victoria en las elecciones europeas; le dieron otro gran triunfo en la primera vuelta de estas elecciones parlamentarias.

Pero cuando llegó el voto que realmente contaba -tal y como ocurrió en las presidenciales-, dieron marcha atrás.

Este sorprendente vuelco que ha llevado a Agrupación Nacional (RN) al tercer puesto -con quizá 150 asientos comparados con las predicciones de hace una semana de casi 300- se debe completamente al gran número de votantes que han salido para pararles.

RN argumentará -con algo de razón- que esto solo fue posible porque los otros partidos se unieron para engañar al sistema.

Destacan que partidos muy dispares de la izquierda de repente se olvidaron de sus diferencias para formar una coalición anti-RN; y que los seguidores de Macron y la izquierda también olvidaron las suyas.

También señalan que nada une a estos políticos como su oposición al RN. Y que esa falta de acuerdo es un mal augurio para el futuro.

Pero los hechos son los hechos. La mayoría de personas no quieren a la extrema derecha; ya sea porque se oponen a sus ideas o porque temen la inestabilidad que traería si llega al poder.

Raya gris

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.