Se vieron columnas de humo y polvo este viernes en la Franja de Gaza.

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

Se vieron columnas de humo y polvo este viernes en la Franja de Gaza.

  • Author, Redacción
  • Role, BBC News Mundo

Tras siete días de alto el fuego, el cielo de Gaza volvió a resonar con el sonido de misiles y explosiones.

Minutos después de haber terminado el plazo para poder extender la tregua, Israel confirmó que había reanudado los ataques contra Hamás en la Franja de Gaza.

En un post publicado en X (conocida antes como Twitter), las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron que Hamás había abierto fuego contra Israel , violando así los término acordados para la tregua que permitió la liberación de 110 rehenes capturados por Hamás y 240 prisioneros palestinos retenidos por Israel.

El Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, informó que más de 30 personas han muerto en las primeras tres horas desde que se reanudaron los ataques.

“Esta mañana quedó absolutamente claro que la guerra se ha reanudado”, comentó el experto en Medio Oriente y enviado especial de la BBC, Jeremy Bowen.

Saltar Recomendamos y continuar leyendo

Recomendamos

Final de Recomendamos

Acusaciones

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó a Hamás de no haber cumplido con su palabra de liberar a todas las mujeres rehenes como se había acordado.

Civiles palestinos tratan de huir de los ataques.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Desde Gaza se informa de la muerte de má de 30 personas en las primeras horas desde que se reanudaron los ataques.

También se refirió a unos ataques con cohetes por parte de Hamás que supuestamente sufrió Israel esta mañana.

Además de reafirmar, en un comunicado publicado por su oficina en redes sociales, que sigue el compromiso de lograr sus objetivos: liberar a los rehenes, eliminar a Hamás y “garantizar que Gaza nunca supondrá una amenaza a los residentes de Israel.

Hamás, por su parte, responsabiliza a Israel de haber violado el acuerdo de tregua al no permitir la entrada de combustible al norte de la Franja de Gaza.

Según le dijo a la BBC una fuente cercana a las negociaciones, Hamás no estaba dispuesta a liberar a los hombres israelíes retenidos en Gaza en las mismas condiciones que las mujeres y los niños rehenes.

“La pesadilla que todo el mundo temía”

Al tiempo que se informaban de ataques en el norte de Gaza, hay reportes que el ejército israelí lanzó panfletos advirtiendo a los residentes de Jan Yunis, en el sur de la Frana, que se movilicen más hacia el sur por su seguridad.

En las redes sociales se están compartiendo imágenes del panfleto, que dice que Jan Yunis es una “zona de combate peligrosa” e indica a los habitantes de las zonas situadas al este de la ciudad que se dirijan a refugios cercanos a Rafah, en la frontera con Egipto.

Misiles disparados desde la Franja de Gaza.

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

Según Israel, Hamás lanzó cohetes desde la Franja de Gaza.

James Elder, portavoz de la Unicef, declaró en el programa Newsday del Servicio Mundial de la BBC que la situación en el sur de Gaza en estos momentos es “aterradora”.

Afirmó que es “horrible para la gente” y que “se ve el miedo en sus caras”.

James afirma que se encuentra en un hospital del sur de Gaza y que un ataque impactó a una distancia de entre 50 y 100 metros de las instalaciones.

Dice que el hospital estaba “desbordado” con miles de personas, y que algunas familias llevan semanas viviendo allí en colchones.

Describió el fin del alto el fuego como “la pesadilla que todo el mundo temía” y advirtió de que la lluvia y las malas condiciones sanitarias causarían “muertes desde el suelo”.

“La dirección a seguir estaba clara”

Horas antes de reanudarse los ataques, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se reunió con el primer ministro israelí durante su visita a Medio Oriente.

Blinken declaró que funcionarios israelíes le habían comunicado su intención de reanudar las operaciones militares en algún momento, y que él pidió ciertos requisitos:

  • Poner en marcha “planes humanitarios de protección de civiles” antes de volver a la guerra
  • Evitar “nuevos desplazamientos significativos de civiles”.
  • Evitar dañar infraestructuras críticas: hospitales, centrales eléctricas e instalaciones de suministro de agua.

Según Jeremy Bowen, “la dirección a seguir estaba clara”.

“Los israelíes, que habían dicho sistemáticamente que tras la pausa -en la que se liberaron rehenes y se permitió el acceso de ayuda humanitaria a Gaza- las hostilidades se reanudarían, se mostraron inflexibles al respecto”.

Bowen señaló que “Netanyahu está sometido a una gran presión, sobre todo por parte de los ultraderechistas que apoyan a su gobierno, para que vuelva a la guerra”.

“Los combates iban a reanudarse por todas estas razones y en particular porque el objetivo de Israel de destruir a Hamás -establecido al comienzo de la guerra- aún no se ha cumplido”.

Línea BBC

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.