Deportes

El bicampeón del mundo sufrió un nuevo fallo en el motor de su Alpine en el Gran Premio de Singapur

Fernando Alonso no pudo celebrar como debía su 350 Gran Premio de Fórmula Uno. El dos veces campeón del mundo tuvo que abandonar en el circuito de Marina Bay en la la vigésimo primera de las 61 vueltas previstas. Un problema de motor acabó con su presencia en el Gran Premio de Singapur, la decimoséptima carrera del Mundial de F-1. Cuando el asturiano rodaba en sexta posición, conteniendo al líder del Mundial, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), se le ahogó el propulsor de su Alpine. Después de puntuar en diez carreras seguidas, éste es el segundo abandono seguido del doble campeón mundial asturiano, que también se tuvo que retirar hace dos domingos, en el Gran Premio de Italia, disputado en Monza.

El enfado de Fernando Alonso tras este nuevo incidente con su Alpine era monumental. Alonso aseguró que haber perdido 60 puntos en el presente campeonato es “inaceptable” y aseguró que estaba “disgustado” porque todo volvió a truncarse “por una avería mecánica”. “Otra vez hemos perdido unos ocho o diez puntos puntos. A lo largo del año ya van 50, así que volvemos a sumar otros diez a la cuenta de pérdidas. Perder 60 puntos en el campeonato es inaceptable. Estoy muy disgustado por eso, porque creo que había tenido unas muy buenas prestaciones por mi parte, y otra vez se truncan por una avería mecánica”, señaló muy disgustado en declaraciones a Dazn.

El asturiano, que tuvo que retirarse por la rotura del motor de su Alpine cuando rodaba sexto, lamentó también que esté “cambiando casi todo” este año. “Es verdad que en esta carrera se han parado los dos Alpine, y que estar el decimotercero o no acabar la carrera son cero puntos y no cambia mucho. Pero este año me está cambiando casi todo”, apuntó.

“No hay tiempo para nada, eso es lo bueno”, dijo apuntando a la parte positiva ante la proximidad del Gran Premio de Japón. “Tengo ganas de estar en el coche otra vez. Suzuka es uno de mis circuitos favoritos y la afición japonesa también. No veo el momento de llegar a Japón”, concluyó.

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) ganó el Gran Premio de Singapur. Sainz acabó tercero, por detrás de su compañero en Ferrari, el monegasco Charles Leclerc. “Checo”, de 31 años, festejó su cuarta victoria en la F-1, la segunda de la temporada -después de la que consiguió en Mónaco-, al ganar por delante de los Ferrari en Marina Bay; donde el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder destacado del Mundial -que podía haber sentenciado el campeonato- acabó en la séptima posición.