Sonrisas Bright Dental
Araujo’s Restaurant
Ayuda Financial
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Dr. Francisco Barba
Abogado James Millar
Jorge Brignole
David Huete
Latch Quiroprácticos
La Gallinita Meat Market
Elías Travel
Desarrollo Virtual
Imperial Travel
Dr. Alberto Chaparro
Pathway Insurance Agency
Kisla Gonzales
Abogado Alexander Cross
Daly City Dental Center
Alquimia Med Spa
City Toyota
Gonzales Dental Care
Abogado Wilson Purves
Los Yaquis Restaurant
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Historia del árbol de Navidad: cómo se creó esta tradición pagana

Autor: JUAN ALFREDO PINTO SAAVEDRA

Armar el árbol en Navidad es una tradición ampliamente difundida entre los católicos,

Según expertos, el cristianismo terminó adoptando y transformando costumbres como la del árbol.

El árbol de Navidad, que podría tener un origen pagano, fue adoptado por el cristianismo para rendir culto a los árboles sagrados. Jeremías, profeta, señala que “las costumbres de los pueblos son vanidad” para criticar el acto de adorar “objetos sin valor” propio del paganismo, pero los estudios históricos reivindican la costumbre ancestral desde tiempos babilónicos, de adornar un árbol y dejar regalos debajo.

(Lea también: Árbol de Navidad: ¿ya es buen momento para armarlo?)

Tertuliano, cristiano que vivió entre los siglos II y III d. C., fue un gran crítico de la práctica de colgar laureles en las puertas y encender luminarias en las calles, como lo hacían los romanos en las fiestas saturnales; pero fueron los celtas los que decoraron los árboles con frutas y velas durante los solsticios de invierno. Era una manera de animar al árbol para asegurar el regreso del sol y de la vegetación.

No hay debate acerca de que, desde siempre, el árbol ha sido símbolo de la fertilidad y de la regeneración. 

(Le recomendamos: Estos son los colores de las velas de la corona de Adviento)

Árboles de navidad deslumbrantes

En todo el mundo grandes árboles de Navidad decoran las fiestas decembrinas. En la foto, un impresionante árbol ubicado en Taipei (Taiwán).

Lo que terminó ocurriendo fue que, a la manera como lo ha venido haciendo el papa Francisco, el cristianismo fue mejorando su correlación con el sentido de la historia y ante la imposibilidad de erradicar algunas costumbres paganas, optó por adoptarlas y transformarlas.

Nos habla la leyenda de un roble consagrado a Thor, dios del trueno, en la región de Hesse en Alemania. Cada año, en el solsticio de invierno, se le ofrecía un sacrificio. Bonifacio, misionero, taló el árbol ante los habitantes de la villa sorprendidos y, tras leer el evangelio, les ofreció un abeto, árbol de paz que representa la vida eterna porque sus hojas siempre están verdes y su copa señala el cielo.

A partir de entonces se talaron abetos durante la Navidad y se guindaron velas centelleantes de sus ramas. Son dos las ciudades bálticas que disputan el mérito de haber erigido en sus plazas centrales el árbol navideño: Tallin, en Estonia, y Riga, en Letonia, hace más de cinco siglos. 

Turquía, otra explicación para el árbol de Navidad

La fiesta vacacional de las noches más largas fue celebrada por los turcos en el solsticio de invierno también. La arqueóloga turca Muazzez Ilmiye Cig ofrece una nueva voz en el prolongado debate. Según su calificada opinión, los turcos de Asia central habrían inventado el árbol de Navidad. Sus orígenes no estarían en el mito nórdico ni en el paganismo de las islas británicas, sino en la tradición turca del árbol de los deseos.

Los europeos habrían adoptado un rito derivado de la antigua costumbre turca según la cual las personas colocan cosas bajo un pino blanco como ofrenda a Dios, en agradecimiento a sus beneficios durante el año.

(Además: ¿Pensando en ir a EE. UU. en navidad? Conozca los 5 destinos a visitar)

Cig sostiene que la costumbre surgió en Asia central (año 325 de nuestra era). Aceptó esta festividad como símbolo del nacimiento de Jesús, el 24 de diciembre, aún con reservas. Así, la costumbre habría comenzado a integrarse en la cultura del cristianismo.

Las tesis de Cig han recibido críticas de otros investigadores y se las señala como un intento de mostrar más que proporcionalmente la influencia turca en la cultura occidental. 

JUAN ALFREDO PINTO SAAVEDRA*

Para EL TIEMPO

Con información de la columna ‘Un árbol de luz para la Navidad de Colombia’ 

Encuentre también en Religión:

eltiempo app logo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 357:
Usuarios – 0
Invitados – 224
Robots – 133

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico