El 45% de la fuerza laboral de Nueva York la constituyen los inmigrantes; y el 48% de los pequeños negocios los dueños también son inmigrantes. El cese de una nueva ronda de ayudas económicas para la ciudad, pone en jaque la fortaleza que representa este grupo para la gran manzana.

Inmigrantes son los más afectados ante falta de ayudas económicas para Nueva York

El 45% de la fuerza laboral de Nueva York la constituyen los inmigrantes; y el 48% de los pequeños negocios los dueños también son inmigrantes, por lo tanto la fortaleza de los inmigrantes es la fortaleza de la Gran Manzana.

No habrá transferencias federales para los ya complicados presupuestos de la Ciudad y el Estado, debido a que el Senado fracasó, como se anticipaba, a la hora de ofrecer una nueva ronda de ayudas económicas, según pública eldiariony.com

Esto elimina la posibilidad de asistir a uno de los pilares de la ciudad, a los inmigrantes en situación más vulnerable, los indocumentados que ya fueron excluidos de la ayuda directa del CARES Act y que no se pueden amparar bajo el área más tupida de la red social, ya que no tendrán ayudas al desempleo, por ejemplo.

Esto también incluye al del resto de los nacidos en el extranjero y no se escapa en ninguna estadística, menos en los tiempos del COVID-19 y de los trabajos esenciales. Lo que definitivamente perjudica a gran escala la contribución efectiva a la cultura y la economía de estas personas y sus familias.

Por ello, su debilidad y su fortaleza se sentirán en una ciudad que ya ha visto que en los últimos 10 años la población indocumentada se ha ido reduciendo, algo que puede plantear complicaciones añadidas para la urbe.

Según datos de la Oficina del Censo, la ciudad registró una reducción de esta población del 45% entre el 2016 y el 2019.

Lea Tambien:  ICE habría violado regla de “lugares sensibles” con presunto arresto en iglesia

Las estadísticas demuestran que el año pasado se mudaron a la ciudad 34,000 inmigrantes, mientras que en el 2019 las cifras fueron casi el doble, con 62,000 personas que decidieron hacer de la Gran Manzana su nuevo hogar.

Bitta Mostofi, comisionada de la Oficina del Alcalde para Asuntos de Inmigración (MOIA) destaca que por la naturaleza de Nueva York, “la inmigración juega un papel crítico en todos los aspectos de la ciudad, económica, social y culturalmente”. 

Aportes de inmigrantes contribuye al PIB

Mostofi sostiene que los más de tres millones de inmigrantes que hay son parte de la fuerza laboral de la ciudad en una tasa mayor que los nacidos en el país, la mitad (el 48%) de los pequeños negocios son de propiedad de inmigrantes y la aportación de todos ellos contribuye al PIB de la ciudad con unos $232,000 millones, lo que representa el 25% del total”.

“Cuando hablamos de la grandeza y el crecimiento de la ciudad tenemos que hablar de la contribución de los inmigrantes”, testifica Mostofi en una conversación en la que maneja cifras de 2018 y lamenta que el Gobierno federal no haya liderado los esfuerzos de prevención y recuperación del COVID-19, en particular con la falta de una nueva legislación de alivio.

La inmigración se ha ralentizado en EEUU 

Inmigrantes son los más afectados ante falta de ayudas económicas para Nueva York

En los Estados Unidos la inmigración se ha ralentizado durante la pandemia, con países que redujeron restricciones de viaje y muchos consulados cerraron temporalmente, lo que retrasó el procedimiento de solicitudes de visa.

Yanki Tshering, directora ejecutiva del Business Center for New Americans, la cual ofrece préstamos para pequeñas empresas y orientación financiera a inmigrantes y refugiados, compartió que supo por amigos y familiares en el extranjero que la respuesta de la pandemia en los EEUU ha disuadido a algunas personas de mudarse aquí.

Lea Tambien:  Esterilización forzada: algunos temen nuevo capítulo en Estados Unidos

No deben olvidarse que la inmigración en años anteriores ha ayudado a la ciudad a recuperarse de otros desastres; tal como ocurrió en la crisis financiera de 1970, cuando Nueva York perdió más de un millón de residentes netos. Fue esta fuerza laboral la que impulsó su economía durante las siguientes dos décadas, resume lasillarota.com.

También puedes leer: Disminuye inmigración a la ciudad de Nueva York