Ayuda Financial
Abogado Wilson Purves
Dr. Alberto Chaparro
World Wide Credit Experts
Latch Quiroprácticos
City Toyota
Alquimia Med Spa
FINHABITS
Kisla Gonzales
Daly City Dental Center
Imperial Travel
Abogado Alexander Cross
Jorge Brignole
Elías Travel
David Huete
Abogado James Millar
Araujo’s Restaurant
Gonzales Dental Care
Sonrisas Bright Dental
Pathway Insurance Agency
Desarrollo Virtual
Los Yaquis Restaurant
La Gallinita Meat Market
Dr. Francisco Barba
Dr. Francisco García
previous arrow
next arrow

Categoria:

Iván Duque y su doble cara con la paz y el medio ambiente

Autor: Diario Criterio

El presidente Iván Duque no estuvo presente en la entrega del informe de la Comisión de la Verdad. Esta no es la primera vez que falta a una cita de la paz, a pesar de que en sus giras internacionales se muestra como defensor del acuerdo con las Farc. Ese doble rasero también se le ha visto con el medioambiente.

Con la firma del Acuerdo de Paz, Colombia se comprometió a construir una paz estable que parta de la verdad, la reconciliación y las garantías de no repetición. Este martes, el país dio un paso importante para alcanzar este objetivo, con la presentación del informe final de la Comisión de la Verdad, que contribuye al esclarecimiento de lo ocurrido durante más de 50 años de conflicto armado. 

El espacio, sin embargo, tuvo una silla vacía: la del presidente Iván Duque, que justo viajó a Lisboa (Portugal) para, según él, cumplir unos compromisos diplomáticos.

En Lisboa dejamos claro que no vamos a parar ahí. En lo que nos queda de Gobierno trabajaremos para la expansión de las áreas protegidas continentales. Si Colombia lo pudo hacer ¿por qué otros países no? Por eso, tenemos que trabajar, no para el 30, sino antes del 30. #30Before30 pic.twitter.com/rg269bQinJ

— Iván Duque 🇨🇴 (@IvanDuque) June 28, 2022

Y desde Lisboa aprovechó para decir que esperaba que no fuera “un informe de posverdad”: “La verdad no puede tener sesgos, ni ideologías, no puede tener prejuicios. Es objetiva. La verdad tiene que ser incontrovertible y la realidad de nuestra historia es muy clara”, declaró a la agencia EFE. “Miraremos el reporte, lo leeremos y opinaremos sobre él“, añadió.

La ausencia de Duque generó críticas desde diferentes sectores políticos. Uno de los primeros en hacer referencia al asunto fue el exministro del Interior Juan Fernando Cristo: “Pasaron los cuatro años de su periodo y Duque nunca entendió el significado de ser jefe de Estado”, escribió en su cuenta Twitter. 

El senador Iván Cepeda, por su parte, calificó el desplante como “triste y ofensivo para las víctimas”. Este sentir fue compartido también por algunos de los ciudadanos que se conectaron a la transmisión y señalaron que Duque les dio una vez más la espalda a las víctimas, como hizo durante todo su gobierno. 

Esta no es la primera vez que Duque se ausenta en espacios similares. En 2018, por ejemplo, no asistió a la instalación de la Comisión de la Verdad. Ese mismo año tampoco estuvo presente en Fragmentos, la obra colectiva de Doris Salcedo, construida con las armas que entregó la extinta guerrilla de las Farc. 

Pero mientras el mandatario faltaba a las citas relacionadas con la paz, en distintos escenarios internacionales destacaba “su labor” en el cumplimiento del Acuerdo. Ante la ONU dijo que se ha dedicado a construir una “política de la paz”. Al papa Francisco le expresó su preocupación por la seguridad de los excombatientes y su reincorporación. Y en Europa destacó que “ha cumplido” a cabalidad con lo pactado en 2016. 

Este doble rasero no solo se le ha visto en los asuntos relacionados con la paz. También ha manejado un doble discurso con los asuntos ambientales, como con el Acuerdo de Escazú, y con su preocupación por las necesidades de las comunidades étnicas, entre otros. 

Puede leer: En el último mes Iván Duque visitó cuatro países y estuvo fuera de Colombia durante 15 días

Iván Duque, ¿un abanderado de las causas ambientales?

Duque ha recibido distintas distinciones medioambientales. Esta semana, obtuvo el Premio al Liderazgo Planetario 2022 de National Geographic, por defender la iniciativa 30X30, con la que se busca proteger el 30 por ciento de las áreas terrestres y marinas para el año 2030. 

En 2021, la organización Rainforest Trust, centrada en la protección de ecosistemas tropicales, también le entregó una distinción: el premio internacional a la conservación del instituto ICCF Teddy Roosevelt, por su “liderazgo ambiental” y su “ambición visionaria (…) para ampliar la red de áreas protegidas”. 

En Colombia, sin embargo, Duque no ha logrado hacerles frente a las problemáticas más urgentes y preocupantes. Organizaciones ambientales, por ejemplo, han destacado que las metas y políticas del país son insuficientes para detener la deforestación, partiendo además de que hay atrasos en la implementación de medidas anunciadas años atrás. 

Recibimos con honor, en nombre de Colombia, el Premio al Liderazgo Planetario 2022 que nos otorga @NatGeo, que reconoce compromisos y decisiones en la protección de los océanos y destaca la declaratoria del 30% de zonas protegidas marinas en 2022. Este es un legado para el mundo. pic.twitter.com/Za117dhDTb

— Iván Duque 🇨🇴 (@IvanDuque) June 27, 2022

Duque también ha dicho que espera garantizar para este 2022 la protección del 30 por ciento del territorio marino y terrestre. “No es cuestión de declarar el 30 por ciento, sino de cómo protegerlos y conectarlos con el financiamiento verde”, dijo en una ocasión.

Esta afirmación se contrapone a la realidad de las áreas protegidas. A finales de 2021, Parques Cómo Vamos presentó un informe en el que dio cuenta del estado de estas áreas y el balance es preocupante: de los 58 Parques Nacionales Naturales que existen (PNN), 35 presentan algún tipo de amenaza a sus ecosistemas, 30 tienen cultivos de uso ilícito y en 32 hay registros de deforestación, práctica que ha significado la pérdida de cerca de 20.000 hectáreas. 

A esto se le suma los pocos avances en la protección de los líderes ambientales. En los últimos años, Colombia ha sido calificada como el país más peligroso para estos líderes y este 2022 el panorama no ha cambiado, pues se registraron 42 violaciones de derechos humanos contra defensores del medioambiente en los primeros cinco meses del año.  

Su gobierno ha desconocido esta realidad. A pesar de estas cifras, el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, ha asegurado que el país no es peligroso para defender la naturaleza. 

Para hacerles frente a estas violencias, Colombia podría ratificar el Acuerdo de Escazú. En 2019, Duque sacó pecho y afirmó que logró cumplir una de sus promesas de campaña: la firma de Escazú. Tres años después, sin embargo, no ha sido ratificado. La excusa es que, a pesar de que cumplió con su parte y lo radicó en dos ocasiones, fue el Congreso el que no avanzó. 

Le puede interesar: “Iván Duque hace demagogia con Escazú en el exterior, pero no lo ratifica”: Iván Cepeda

Para muchos la justificación, es insuficiente pues ha sido el Centro Democrático, el partido de Duque, el mayor opositor de Escazú, dilatando el debate a tal punto que se hundió en una ocasión y este año no ha podido superar el segundo debate en el Senado. 

“Cuando un gobierno quiere que se apruebe un proyecto, teniendo mayorías en un Congreso en ambas cámaras, eso se hace”, dijo a Diario Criterio el senador Iván Cepeda, uno de los mayores impulsores del proyecto. 

Duque en la cop26
Iván Duque en la COP26.

Con las comunidades

En 2021, se llevó a cabo la PreCOP de Biodiversidad, un encuentro de los líderes de todos los continentes, para darles un empujón a las negociaciones sobre el Marco Global de la Diversidad, que busca guiar las acciones de preservación y protección de la naturaleza y sus servicios esenciales hasta 2030. 

Después del evento, algunas comunidades indígenas manifestaron su incomodidad por no ser tenidas en cuenta. La Asociación de Cabildos Indígenas del Trapecio Amazónico (ACITAM) aseguró que no fueron invitadas las autoridades de sus comunidades. 

“No somos objetos decorativos para embellecer gobiernos cuyos discursos y acciones atentan contra nuestros derechos al favorecer a los usurpadores y acaparadores del capital, los recursos y los territorios; por lo tanto repudiamos la actitud de los compañeros que se prestaron para ese evento hecho de espaldas a nuestras comunidades”, manifestaron. 

La imagen que se llevaron los líderes políticos fue que Duque mantenía una relación armónica con dichas comunidades y que respondía a sus necesidades, pero la realidad es otra. El mandatario dejó plantada a la minga indígena en varias ocasiones, cuando esta le pedía un diálogo para solucionar la violencia de sus territorios. 

Su interés en el cumplimiento del capítulo étnico incluido en el Acuerdo de Paz también ha sido poco eficaz, por no decir nulo: hay 97 indicadores para medir el avance de este apartado y, cinco años después, solo se han cumplido nueve. Para los voceros de estas comunidades, el Gobierno no ha tenido la voluntad de ejecutarlos. Y así ha sido con otros asuntos que involucran a las comunidades menos favorecidas.

Recomendado: José Manuel Marroquín, Andrés Pastrana e Iván Duque, tres presidentes desentendidos para gobernar

Faltan días para que Iván Duque termine su periodo de gobierno, cuatro años en los que convenció a parte de la comunidad internacional de ser un líder y abanderado de las necesidades de estas comunidades, aspectos que poco o nada le importaban, según demostró. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico