Categoria:

La demócrata de la DSA Alexandria Ocasio-Cortez y los miembros del “Squad” lideran la operación de rescate de Biden

Autor: World Socialist Web Site

Hablando afuera del Capitolio el lunes por la noche, la representante por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, la miembro más prominente de la asociación Socialistas Democráticos de Estados Unidos (Democratic Socialists of America; DSA), defendió vigorosamente al presidente Joe Biden y su combatida campaña de reelección.

El presidente Joe Biden, izquierda, y la representante Alexandria Ocasio-Cortez en el Día de la Tierra, lunes 22 de abril de 2024, en Triangle, Virginia [AP Photo/Manuel Balce Ceneta]

“He hablado con el presidente durante el fin de semana. He hablado extensamente con él”, dijo la miembro de la DSA. “Él dejó claro entonces — y lo ha dejado claro desde entonces — que está en esta contienda”.

Ocasio-Cortez agregó, “El asunto está cerrado. Él lo reiteró esta mañana. Lo ha reiterado al público”. Esto último fue una referencia a una carta pública y una entrevista telefónica de seguimiento que Biden dio el lunes.

“Joe Biden es nuestro candidato”, concluyó. “Él no va a abandonar esta carrera. Está en esta carrera, y yo lo apoyo”.

Las declaraciones de Ocasio-Cortez llegaron menos de dos semanas después de que la DSA publicó una declaración pidiendo a Biden que se retire de la contienda. Esencialmente una facción del Partido Demócrata, la DSA advirtió el 28 de junio, el día después del desastroso debate de Biden con Donald Trump: “Si Biden es el candidato en noviembre, Trump será presidente en enero, y los demócratas corporativos no tendrán a nadie a quien culpar sino a sí mismos”.

Buscando reemplazar al semisenil Biden con un demócrata más aceptable, la DSA emprendió una campaña de cartas dirigida a la dirigencia del Partido Demócrata. El 3 de julio, la cuenta de X/Twitter de la DSA instó a sus seguidores y miembros a firmar una carta diciéndole a la dirigencia del partido que era hora de “Retirar a Biden” y “Rechazar el fascismo”.

Menos de una semana después, la miembro más prominente de la DSA, Ocasio-Cortez, no solo se ha negado a respaldar la campaña de la DSA, sino que está liderando públicamente la campaña para sofocar los llamados a reemplazar a Joe “El Genocidio”.

Uno apenas podría imaginar una exposición más devastadora de las políticas sin principios y en bancarrota de la DSA y, en general, del entorno de organizaciones pseudoizquierdistas de la clase media privilegiada.

La DSA no tiene nada que ver con políticas socialistas, y mucho menos revolucionarias. Existe para bloquear la intervención independiente de la clase trabajadora, sobre la base de un programa socialista, en la mortal crisis del capitalismo estadounidense y mundial y su descenso a la barbarie.

Es por eso que puebla y promueve la corrupta y procorporativa burocracia sindical, representada por figuras como el presidente del UAW, Shawn Fain, que traiciona las luchas e intereses de los trabajadores y busca subordinarlos a la política de guerra del imperialismo estadounidense contra Rusia y el genocidio en Gaza.

Cualquiera que sea la vaga verborrea “de izquierda” que empleen, la DSA y organizaciones similares son procapitalistas y proimperialistas. Sobre todo, defienden la subordinación de la clase trabajadora a un sistema bipartidista por medio del cual varias facciones de oligarcas multimillonarios ejercen una dictadura de facto.

Hace solo unos meses, la DSA apoyó la campaña “Sin Compromiso” en las elecciones primarias demócratas — una trampa para mantener a los trabajadores y jóvenes, que están indignados por el apoyo de Biden al genocidio en Gaza y la represión policial contra los manifestantes propalestinos, atrapados dentro de los confines del Partido Demócrata.

A lo largo de todo esto, la DSA, incluida la representante Rashida Tlaib de Michigan, ha dado apoyo tácito a la pieza central de la política global de guerra de los demócratas — la guerra contra Rusia en Ucrania, que amenaza con desencadenar un holocausto nuclear.

AOC no es el único miembro del “Squad” en responder al llamado para apuntalar a Biden. En un comentario a un reportero de Axios el lunes, la representante de Massachusetts Ayanna Pressley dijo: “Estamos perdiendo la trama, Joe Biden es el candidato”.

La representante Ilhan Omar de Minnesota, habiendo destacado el respaldo de Biden en un anuncio de campaña el lunes, le dijo al Washington Post ese mismo día: “Ha sido el mejor presidente de mi vida, y lo apoyamos”.

Esto ocurre en condiciones donde la renombrada revista médica The Lancet ha publicado un estudio estimando que al menos 186.000 personas, o el 8 por ciento de la población de Gaza, ha sido asesinada hasta ahora en la guerra de aniquilación de Israel llevada a cabo con armas y apoyo político de EE. UU.

Previo a una reunión virtual que Biden mantuvo el martes por la noche con alcaldes demócratas de las principales ciudades del país, el alcalde de Chicago respaldado por la DSA, Brandon Johnson, emitió una declaración en X/Twitter diciendo que estaba “deseando hablar con el presidente esta noche,” y añadiendo que Biden “es el presidente y nuestro candidato demócrata…”.

El alcalde de Chicago Brandon Johnson y Biden [Photo: Twitter]

También en las últimas 72 horas, los senadores autoproclamados progresistas Bernie Sanders y Elizabeth Warren, ambos desafiaron a Biden por la presidencia en 2020, han reendorsado la campaña de Biden.

El Caucus Negro del Congreso (CBC) también se ha alineado detrás de Biden. El Washington Post informó que en una llamada de Zoom con aproximadamente la mitad del CBC el viernes por la noche, seguida de otra reunión virtual con unos 60 miembros del Caucus el lunes, “no un solo demócrata negro de la Cámara ha desertado”.

Mientras un coro de demócratas ha salido en defensa de Biden, el martes, la representante demócrata de Nueva Jersey Mikie Sherrill, un ex piloto de helicópteros de la Marina en servicio activo que votó a favor del reciente paquete de guerra de 95.000 millones de dólares para Israel, Ucrania y Taiwán, así como la prohibición de TikTok, se convirtió en la séptima demócrata de la Cámara en pedir públicamente a Biden que se retire.

En su declaración, Sherrill pidió que Biden “declare que no se postulará para la reelección y ayudará a guiarnos a través de un proceso hacia un nuevo candidato”. Ella elogió a Biden por “servir honorablemente a este país durante más de 50 años con gracia y dignidad”, incluyendo su “apoyo a Ucrania y las democracias alrededor del mundo”.

Con la cumbre de la OTAN en marcha, Sherrill representa a una facción del aparato militar-inteligencia preocupada de que la presencia continua de Biden en la cima del ticket podría llevar a una presidencia de Donald Trump, poniendo en riesgo sus avanzados planes de guerra y posiblemente todo el marco de seguridad liderado por EE.UU. establecido después de la Segunda Guerra Mundial.

Este miedo fue expuesto en un editorial del Washington Post publicado el lunes, “Las decisiones de Biden afectan a la OTAN también”. Mientras elogiaba a Biden por su papel en la expansión de la OTAN y la guerra contra Rusia, el Post escribió que la búsqueda de Biden de un segundo mandato “a pesar de las señales de que podría no estar a la altura del trabajo, podría poner en peligro estos éxitos de política exterior al aumentar las probabilidades de que el Sr. Trump gane”.

Otras secciones de la oligarquía financiera y el Pentágono temen que una segunda presidencia de Trump no solo amenace los objetivos e instituciones imperialistas de EE. UU. en el extranjero, sino el colapso de todo el marco tradicional del gobierno burgués dentro de los propios Estados Unidos.

En una declaración extraordinaria publicada por el Consejo Editorial del New York Times el lunes, el periódico llamó a los principales miembros del Partido Demócrata a intervenir públicamente contra Biden y forzarlo a salir de la contienda.

“Para aquellos al mando del Partido Demócrata,” escribió el Times, “incluyendo al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer; al líder de la minoría en la Cámara, Hakeem Jeffries; e incluso a la expresidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, — ha llegado el momento de hablar enérgicamente con el presidente y el público [énfasis añadido] sobre la necesidad de un nuevo candidato, antes de que se acabe el tiempo para que otros candidatos puedan presentar su caso a los delegados de la convención del partido”.

En el apogeo de la crisis de Watergate en 1974, los líderes republicanos del Congreso, incluidos los senadores Barry Goldwater y Hugh Scott y el representante John Jacob Rhodes, informaron privadamente a Nixon que ya no tenía el apoyo del Congreso, enfrentaba la destitución por la Cámara y la condena y destitución por el Senado, y debería renunciar. Casi 50 años después, el Times está llamando a los líderes congresionales del Partido Demócrata a exigir públicamente que Biden termine su candidatura a la reelección.

El Consejo Editorial del Times, habiendo minimizado la decisión de inmunidad presidencial del 1 de julio de la Corte Suprema que transformó al presidente de EE. UU. en un dictador de facto, señaló, entre paréntesis, que bajo la decisión de la supermayoría fascista de seis jueces de la corte, un Trump reelecto podría “romper la ley … sin temor a un procesamiento criminal”.

En todo el alboroto que rodea a Biden, no se dice nada por ninguna de las partes sobre las políticas de Biden y el Partido Demócrata — escalada de la guerra contra Rusia, genocidio contra los palestinos, preparativos para la guerra contra China y el aumento de la austeridad y la represión para hacer que la clase trabajadora pague la factura. Eso es porque hay un acuerdo total en todos los lados sobre este programa de guerra y contrarrevolución.

No hay nada remotamente “progresista” o “democrático” sobre ninguno de los dos lados en el conflicto cada vez más amargo dentro del Partido Demócrata — y las facciones de oligarcas multimillonarios que lo financian y los asesinos de la CIA y la cúpula militar que lo controlan. Es una pelea sobre el mejor instrumento para llevar a cabo las mortales políticas del imperialismo estadounidense.

La alternativa ofrecida es el fascista abierto Trump y el cada vez más fascista Partido Republicano. Tal es la “elección” presentada a la clase trabajadora por el capitalismo. Es urgente que la clase trabajadora se movilice para imponer su solución — la expropiación de los oligarcas, una democracia obrera y el socialismo.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 9 de julio de 2024)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
primer-entrenamiento-con-courtois-y-lunin
Salud

Primer entrenamiento con Courtois y Lunin

El Real Madrid lleva a cabo su primer entrenamiento de la temporada 2024/25 en la Ciudad Real Madrid. La sesin, que comenz a las 17:00 horas, se desarrolla bajo la supervisin del cuerpo tcnico liderado por Carlo Ancelotti. Esta maana, los jugadores pasaron el reconocimiento mdico en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja-Edificio Ana de

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico