Abogado Alexander Cross
Dr. Francisco Barba
Ayuda Financial
Kisla Gonzales
Gonzales Dental Care
Alquimia Med Spa
Abogado Wilson Purves
FINHABITS
La Gallinita Meat Market
Dr. Francisco García
Elías Travel
Desarrollo Virtual
Los Yaquis Restaurant
Latch Quiroprácticos
David Huete
Abogado James Millar
Jorge Brignole
Daly City Dental Center
Sonrisas Bright Dental
World Wide Credit Experts
City Toyota
Araujo’s Restaurant
Imperial Travel
Pathway Insurance Agency
Dr. Alberto Chaparro
previous arrow
next arrow

Categoria:

La dieta de la Madre Tierra.

Autor: El Rancaguino

Los expertos en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) destacan la necesidad de cuidar más nuestra salud pensando en nuestro entorno, siguiendo una dieta saludable y a la vez sostenible para el medioambiente, basada en alimentos de origen vegetal y reduciendo el consumo de carnes.

Uno de los primeros pasos para revertir la curva de impactos negativos del actual sistema alimentario sobre el medio ambiente, consiste en cambiar la forma en la que confeccionamos nuestros propios platos, asegura Bravo.

Otro reto inminente consiste en reducir los altos niveles de obesidad en la población, ya que según los datos que maneja este experto, una persona obesa es responsable de la emisión de casi una tonelada más de dióxido de carbono (CO2) por año en comparación con una persona delgada.

Por ello, los expertos del IMEO (https://imeoobesidad.com) aconsejan escoger y combinar las fuentes de proteína vegetal y animal, para lograr una proporción adecuada sin riesgo de sufrir carencias nutricionales.

“Para reducir el consumo de alimentos de fuentes animales y realizar una alimentación 80 por ciento vegetal, es necesario elegir bien las proteínas vegetales y saber combinarlas para no tener déficits de vitaminas, minerales y otros nutrientes”, sostiene la nutricionista Andrea Marqués, del IMEO.

Tradicionalmente han preponderado en la alimentación las fuentes proteicas animales, debido a que tienen una composición completa de aminoácidos esenciales (proteínas de alto valor biológico) fáciles de asimilar, según Marqués.

Añade que hoy se sabe que las proteínas de origen vegetal también pueden cubrir estos requerimientos de aminoácidos, si se consumen de forma adecuada, ayudando a reducir el consumo de proteínas animales, cuya producción ejerce un impacto negativo sobre el planeta, según esta experta.

MÁS PROTEÍNAS VEGETALES.

Para aportar a la dieta proteínas de fuentes vegetales, esta experta aconseja combinar legumbres (lentejas o alubias) con arroz, alimentos farináceos (por ejemplo, rebozando una hamburguesa de lentejas con harina de trigo integral) o añadiéndoles verduras y frutos secos (garbanzos con espinacas y piñones o ensalada de lentejas con anacardos).

A su vez, el arroz o las pastas (fideos, tallarines, macarrones) se pueden combinar con frutos secos y verduras (arroz con verduras y anacardos o macarrones con tomate natural y piñones), apunta.

Así conseguiremos unas proteínas de origen vegetal completas y unas cantidades adecuadas de vitaminas y minerales, reduciendo el consumo de fuentes proteicas animales y contribuyendo a reducir las emisiones de carbono, según Marqués.

Una alimentación saludable y sostenible debe incluir alimentos de origen  vegetal  (legumbres,  cereal semillas y vegetales crudos y cocinados) y alimentos proteicos, ya sea de origen vegetal (legumbres, frutos secos) o animal (car pescado, lácteos), señala por su parte, Estefanía Ramo, nutricionista del IMEO, experta en la tecnología de los alimentos.

Sin embargo, convendría moderar el consumo de carnes de tipo ovino, porcino y vacuno, debido a pueden implicar un mayor riesgo para la salud debido a su contenido en grasas saturadas, colesterol, sal y nitritos (compuestos oxidantes), subraya Ramo.

Señala que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir carnes rojas una vez a la semana como máximo y carne blanca, entre 3 y 4 veces a la semana.

Las mejores opciones de carnes rojas debido a su composición de nutrientes serían las carnes de ternera magra, caballo o buey, según Ramo, que también considera recomendable, desde un punto de vista nutricional, el consumo de carnes blancas, como las de pollo y pavo.

Además, Estefanía Ramo traslada a EFE algunos consejos prácticos para preparar o cocinar los alimentos de una manera ecológica y respetuosa con la ‘Madre Tierra’.

ALIMENTOS DE TEMPORADA Y PROXIMIDAD.

Ramo recomienda la elección de “alimentos que sean propios de la estación del año en la que nos encontramos y que, por otro lado, se hayan producido o cultivado cerca de donde vivimos”.

Los alimentos de temporada están en su punto óptimo de maduración y listos para ser consumidos, y además son más frescos, sabrosos y duraderos, según esta experta.

Y cuando sus consumidores y productores están en un radio de proximidad de unos 100 kilómetros, se reduce la contaminación asociada al transporte, empaquetado y envasado de los alimentos, asegura.

Ramo también aconseja calcular bien las cantidades de alimentos que se necesitan antes de hacer la compra, para evitar así el desperdicio alimentario. También sugiere aprovechar los alimentos sobrantes para “reciclarlos” y preparar la comida de otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico