Sonrisas Bright Dental
La Gallinita Meat Market
Dr. Francisco Barba
Abogado Alexander Cross
FINHABITS
City Toyota
Desarrollo Virtual
Kisla Gonzales
Latch Quiroprácticos
Dr. Alberto Chaparro
Jorge Brignole
World Wide Credit Experts
Abogado James Millar
Ayuda Financial
Pathway Insurance Agency
Imperial Travel
Los Yaquis Restaurant
Alquimia Med Spa
Gonzales Dental Care
Araujo’s Restaurant
Dr. Francisco García
Abogado Wilson Purves
Elías Travel
David Huete
Daly City Dental Center
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

“La parte vertical de la religión está en crisis; la horizontal, en auge”

Autor: Lluis Amiguet

Tumba con vista al Camp Nou

Mi amigo removió el cielo con la tierra –nunca mejor dicho– para enterrar a su padre, culé irredento, en un nicho que tuviera vistas al Camp Nou. Otro colega esparció las cenizas del suyo, perico irrenunciable, sobre el césped del Espanyol en Cornellà. Ahora lo explican sonriendo, pero no en broma: la evolución nos ha dotado de una dimensión religiosa que realizamos de forma horizontal –explica Hägglund–, con solidaridad y afecto entre iguales, o vertical, con obediencia a una jerarquía que culmina la divinidad. Cuanto más satisfactoria es nuestra existencia en la tierra, más horizontal es nuestra práctica religiosa, fuera o dentro de la iglesia, y menos necesidad tenemos de eternidad. Tal vez la biomedicina y su oferta de vivir hasta que decidamos lo contrario cambie un día la ecuación.

No vamos a misa, pero somos religiosos de otro modo?

La dimensión trascendental o la aspiración a serlo solo es una parte de nuestra religiosidad, que considero irrenunciable.

¿Por qué?

Si vamos a la etimología de religión –de religare : reunir– lo entenderemos. La religiosidad es una respuesta evolutiva a la necesidad de una conexión íntima con los demás humanos.

¿Con todos o solo con la tribu?

En principio, es un compromiso con los próximos que se va extendiendo hasta integrar a los demás humanos.

¿Y hacia el más allá y la eternidad?

Esa promesa de eternidad puede ser vaga e inconcreta hoy para muchos y en muchas religiones no es lo esencial…

¿Sigue siendo motivadora?

…La promesa de vida eterna es inconcreta en el futuro, pero tiene consecuencias inmediatas y genera obediencias y beneficios para algunos en el presente. Y ese aspecto de jerarquía vertical en las religiones es lo que creo que está en crisis.

¿Y cuál es el que no está en crisis?

Está en crisis la parte de la religión que se supone sobre nosotros y que fundamenta las jerarquías; en cambio, está en auge y más viva que nunca la parte de la religión horizontal, la que hay entre nosotros, que cada vez se cultiva más.

¿Por qué?

Porque el individualismo, el narcisismo y el egoísmo no nos bastan. Necesitamos algo más y no solo lo que ya provee el Estado de bienestar, pensiones y cuidado médico y asistencial, sino los afectos cruzados y compartidos más allá de la familia y de la proximidad física incluso.

¿No lo podemos encontrar en la ideología, las redes sociales, el asociacionismo?

Por eso precisamente esas entidades en principio sin proyección espiritual ni religiosa se cargan de trascendencia. Y si lo duda…

No lo dudo: solo hay que ir al fútbol.

Exacto. La identidad que confiere un club de fútbol antaño solo la daba la religión.

¿Y no hay quien va a ver jugar a los suyos como quien va a misa?

Porque esa trascendencia de comunidad, ese sentirse más grande que uno mismo y su propia vida y final, ya no la busca en la iglesia: la encuentra en su club de fútbol o en otras comunidades.

¿El fútbol o las pantallas y sus redes son el opio del pueblo que fue la religión?

La idea de Marx era que cuanto más solidarias fueran las sociedades menos necesitarían de la religión…

¿Cuanto más Estado de bienestar, menos caridad cristiana se requiere?

Pero solo la mera satisfacción de necesidades materiales que proporciona el Estado no basta. Los ancianos, los enfermos, los pobres necesitan compañía, afecto y solidaridad que solo puede cuajar como práctica común en la dimensión horizontal de una religión…

¿Pero eso requiere de una iglesia?

Dentro o fuera de una iglesia: eso no es tan importante. Si ayudas a quienes lo necesitan en tu barrio, todo el barrio es tu iglesia. Los judíos, por ejemplo, pueden ser muy religiosos sin creer en Dios, porque su religiosidad tiene una proyección identitaria en el presente y en la tribu.

¿Habrá un día una religión sin eternidad?

Cuanto más insatisfactoria es la vida material de un pueblo, más vertical es su práctica religiosa. Y, al revés, cuanto más próspera es su comunidad, más horizontal su práctica religiosa.

¿Solo necesitan creer en un cielo quienes viven en un infierno?

Y al revés, sí, en cierto modo es así. Y hay ideas poderosas en el cristianismo que anticipan la unión de las dos dimensiones: horizontal y vertical. La nuclear es la de Dios hecho hombre.

¿Por qué?

Porque convierte en sagrado lo profano: dinamita la división vertical que informaba toda religión. Nuestra mortalidad, de repente, es divina y la divinidad, mortal.

¿Dios es uno de nosotros?

Y así nosotros tenemos un valor divino. Y universal: esa es la otra clave. Ese salto de la cristiandad le permite trascender la tribu. Ya es de toda la humanidad.

¿Y cómo será la religión del futuro?

Incluirá en ese salto al medio ambiente: algo que la tradición judeocristiana –al contrario que las indígenas– no contemplaba específicamente. Una vida que valga la pena ser vivida requiere de un planeta habitable.

¿Y si no?

La explotación del entorno para enriquecerse es tan reprobable como la explotación de los humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico