previous arrow
next arrow
Slider

Categoria: ,

La última moda de Silicon Valley para practicar la abstinencia en todos los sentidos

Autor: La Vanguardia

¿Estamos liberando demasiada dopamina? Los impulsores de algunas de las corporaciones tecnológicas más importantes del mundo ubicadas en Silicon Valley consideran que sí. Incluso todavía van más lejos. En opinión de los promotores del “ayuno de dopamina”, es necesario abstenerse de cualquier estímulo externo (sea el teléfono móvil, el ordenador, la comida, el sexo, incluso de interactuar con otras personas….) para poder reiniciar o restaurar el cerebro. La dopamina es un neurotransmisor que actúa en los ganglios basales del cerebroque, al liberarse, hace sentirse bien. En concreto, el ayuno de dopamina consiste, por lo general, en abstenerse de segregar dopamina durante 24 horas, al menos, una vez al mes.

El principal problema de esta moda que está haciendo correr ríos de tinta es creer que el cerebro ayuna. El segundo inconveniente es que, por lo que se refiere al estómago, “dejar de comer un día a la semana o al mes, como recomiendan los promotores de esta dieta, no tiene ningún efecto”, recalca el doctor Giuseppe Russolillo, presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética. “Los ayunos sobre los que existe algún tipo de evidencia científica tienen una frecuencia mínima de una semana”, puntualiza.


Dieta

Dejar de comer un día a la semana o al mes no tiene ningún efecto, según los expertos

Un ayuno de dopamina no puede matar a nadie, excepto, quizá, de aburrimiento. Básicamente, se trata de hacer un breve punto y aparte de cualquier tipo de incentivo que distraiga de tareas más productivas. La paternidad del invento se atribuye al doctor
Cameron Sepah, un psicólogo que trata a trabajadores de Silicon Valley.
Según ha explicado en alguna ocasión este especialista, el ayuno de dopamina se basa en una técnica de terapia conductual denominada control de estímulos que presuntamente puede librar de algunas adicciones –como estar enganchado a la tecnología o a la comida ultra-procesada, por ejemplo– eliminando los factores desencadenantes.

Lea Tambien:  Los ciberdelincuentes intentan causar estragos durante la pandemia mundial

Al parecer, Sepah perfeccionó este método como una forma de optimizar la salud de los ejecutivos de las empresas de capital riesgo para las que trabaja, al comprobar el enorme estrés que sufrían a diario. En realidad, la dopamina está ligada a las adicciones y lleva al cerebro a solicitar ciertas recompensas de modo insistente. Cuando esto sucede, produce una sensación de desasosiego en ausencia del premio.


Snacks poco saludables

Consumen todo tipo de golosinas muy dulces, muy saladas y muy grasas

En la práctica, las recompensas comestibles a las que recurren los habitantes del valle del silicio, en la bahía de San Francisco (California), nada tienen que ver con alimentos saludables, sino con cafés casi tan grandes como cubos y, en definitiva, con todo tipo de refrigerios buenrollistas, como galletas chocolateadas sin gluten; té verde endulzado con azúcar de caña orgánico; chips de maíz crujiente no modificado genéticamente y todo tipo de golosinas muy dulces, muy saladas y muy grasas que cuando se toman a diario perjudican la salud.

“Se trata –indica Russolillo– de modas en las que acostumbra haber detrás algún tipo de negocio”. No obstante, “no se puede compensar con un día de ayuno a la semana, todo lo que se hace mal a diario, porque no hay ningún estudio mínimamente serio que avale tales prácticas”, avisa. “La tecnología ha avanzado muchísimo y es difícil cuestionar sus progresos. En cambio, la nutrición está en boca de todos y es muy fácil que se propaguen mitos y falsedades que llegan a cuestionar el conocimiento científico existente. Pero estar a la vanguardia de la tecnología, no significa situarse a la vanguardia de la nutrición, la medicina o cualquier otro tipo de ciencia ajena a los ordenadores”, recuerda el presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética.

Lea Tambien:  El fraude de la extorsión a la novia de tu amigo cuya verdadera víctima puedes acabar siendo tú






Las otras modas ‘indigestas’ de la meca de la tecnología

Microdosis de LS
D
para “enfocar mejor las tareas y ser más creativo”. Esta práctica, conocida como microdosisificación o microdosing, implica tomar ínfimas cantidades de algunas drogas psicodélicas para elevar el estado de ánimo y mejorar la percepción del trabajo (a modo de curiosidad, en California han surgido coaches de esta técnica) .

Beber agua cruda o sin filtrar. Hace un par de años fue tendencia en California comprar agua sin depurar (raw water). Pese a que el agua sin tratar puede contener bacterias, virus y parásitos, los promotores del agua viva justifican su elevado precio (un litro llega a pagarse por encima de los 10 dólares) aduciendo que la ausencia de esterilización permite mantener “los microbios saludables” del agua, pese a que ningún estudio científico serio haya respaldado esta supuesta ventaja.

Beber chupitos de cetona al empezar el día para quitar el hambre durante horas. Quienes los han probado, afirman que la cetona huele a zumo de frutas pero sabe endiabladamente mal. Al parecer, el éster de cetona se desarrolló originariamente para los soldados estadounidenses como un empujón de energía para misiones altamente estresantes.

Batidos de proteínas con todos los micronutrientes que necesita el cuerpo humano diariamente. Soylent, disponible en cuatro sabores (chocolate, fresa, vainilla y plátano) y promocionada como “la bebida que alimenta” fue creada en 2013 por Rob Rhinehart, un ingeniero de software, y llegó a tener más de 60.000 clientes, pese a que diferentes dietistas-nutricionistas advirtieron que tomar durante un tiempo prolongado este batido espeso podía causar déficits de minerales y ciclos de estreñimiento y diarrea.

Lea Tambien:  Iglesias de la Bahía ofrecen misas en línea durante Semana Santa

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico