Imperial Travel
Latch Quiroprácticos
David Huete
Elías Travel
Sonrisas Bright Dental
Dr. Francisco Barba
Ayuda Financial
Dr. Alberto Chaparro
Dr. Francisco García
Abogado Alexander Cross
Jorge Brignole
Araujo’s Restaurant
La Gallinita Meat Market
FINHABITS
Alquimia Med Spa
Daly City Dental Center
City Toyota
Abogado James Millar
Gonzales Dental Care
Abogado Wilson Purves
World Wide Credit Experts
Desarrollo Virtual
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Kisla Gonzales
previous arrow
next arrow

Categoria:

Los demócratas perderían el Congreso

Autor: Mario Parker Mike Dorning y Bill Allison

Las perspectivas de los demócratas de mantener el Congreso se desvanecen una semana antes de las elecciones, ya que los votantes se centran en la economía más que en el retroceso del derecho al aborto, lo que refuerza a los republicanos, quienes hicieron de la inflación un tema central en la contienda.

La inflación aún es alta y la recesión es casi segura. Los precios de la gasolina bajaron, pero son más caros que el promedio, y la indignación de los demócratas e independientes por el derecho al aborto no es lo suficientemente fuerte como para eclipsarlo.

Si se combinan estos factores con las débiles actuaciones de los demócratas en los debates clave y los mensajes estratégicos de los republicanos, parece que el presidente Joe Biden se enfrenta a una “paliza” similar a la que sufrió Barack Obama en sus primeras elecciones de mitad de mandato en 2010.

“Probablemente no se produzca algo parecido a lo de 2010. No hay tantas contiendas competitivas, pero eso no significa que no vaya a ser un gran día para los republicanos”, dijo Doug Sosnik, quien fue asesor del expresidente Bill Clinton.

Sosnik dijo que la dinámica de las elecciones cambió en “los últimos 20 días más o menos”.

“Hubo cifras que salieron en septiembre, que mostraron que probablemente nos dirigimos a un período mucho más difícil. Las tasas de interés subieron y las condiciones económicas empezaron a retroceder”.

Los republicanos se abalanzaron sobre los datos económicos negativos, con una inflación que no se veía desde principios de los años ochenta. Al mismo tiempo, hay indicios de que los demócratas experimentaron toda la angustia que pudieron sobre el aborto.

Desde el Día del Trabajo, algo más de uno de cada cinco anuncios republicanos menciona la inflación, según AdImpact, que hace un seguimiento del gasto político. Los demócratas tocan el tema en menos de uno de cada 20 anuncios que emiten.

En el mismo periodo, los demócratas mencionaron el tema del aborto en 44% de sus anuncios. Los republicanos evitaron el tema, planteándolo sólo en el 3% de sus anuncios.

Los problemas de los demócratas se vieron agravados en las últimas semanas por las decepcionantes actuaciones en los debates del senador Raphael Warnock y John Fetterman, candidatos en Georgia y Pennsylvania. Estos dos estados son algunos de los que determinarán el control de la cámara alta.

Herschel Walker, candidato republicano al Senado por Georgia, tuvo una actuación en el debate mejor de lo esperado, lo que resucitó su campaña, plagada de escándalos. Dos encuestas hechas desde que Fetterman se enfrentó a Mehmet Oz muestran que el republicano tomó la delantera tras estar dos dígitos por debajo hasta agosto.

Sin embargo, una encuesta de New York Times y de Siena College mostraba que Fetterman ganaba por 49 a 44%. Ese sondeo también muestra que los candidatos demócratas están a la cabeza en Arizona y Georgia y que la carrera de Nevada está empatada al 47%.

Tanto Walker como Oz están respaldados por el expresidente Donald Trump.

La sentencia Dobbs del Tribunal Supremo de Estados Unidos en junio, que anuló el derecho al aborto a nivel federal, electrizó a la base demócrata, alimentando las esperanzas del partido de que podría romper las tendencias históricas para mantener una estrecha mayoría en el Congreso.

Pero un promedio de encuestas de RealClear Politics muestra al republicano Adam Laxalt con una ventaja de 1.2% sobre la actual senadora demócrata Catherine Cortez Masto en Nevada. En Wisconsin, el senador republicano Ron Johnson ha ampliado su ventaja sobre el demócrata Mandela Barnes en una contienda que estaba empatada. En Arizona, la ventaja del senador demócrata Mark Kelly sobre el republicano Blake Masters se redujo a poco más de un punto porcentual, según RealClear Politics.

Laxalt, Johnson y Masters también están respaldados por Trump.

Los republicanos siempre tuvieron más posibilidades de recuperar la Cámara de Representantes, dado que la manipulación facilita la obtención de los cinco escaños que necesitan para la mayoría. El informe no partidista Cook Political Report aumentó la semana pasada su previsión de recogida de escaños por parte del Partido Republicano en la Cámara de Representantes hasta 25 escaños, comparado con una previsión anterior de 20.

La proyección se acerca a las normas históricas, ya que el partido del presidente perdió un promedio de 25.8 escaños en las 19 elecciones de mitad de mandato anteriores desde la Segunda Guerra Mundial.

En la mayoría de los casos, el apoyo a los candidatos demócratas no ha disminuido, dijo el encuestador republicano Robert Blizzard. En cambio, los votantes que antes estaban indecisos y que están descontentos con Biden, la economía y la dirección del país, gravitan hacia el Partido Republicano a medida que se acerca el día de las elecciones.

“No ha cambiado tanto como la gente cree”, dijo Blizzard. “Los demócratas se tropezaron con la aprobación de Biden”.

Ni siquiera una amplia ventaja en efectivo ha sido suficiente para estabilizar a los demócratas.

Los demócratas gastaron 277 millones de dólares en medios de comunicación para las elecciones a la Cámara de Representantes y al Senado entre la decisión de Dobbs y el final del verano, según AdImpact, más que los 241 millones que gastaron los republicanos.

También gastan más que los republicanos en el periodo posterior al Día del Trabajo, el tradicional arranque de la campaña de las elecciones generales, 1,100 millones de dólares frente a 945 millones, y los candidatos del Partido Republicano y sus sustitutos tienen previsto gastar más en las tres semanas anteriores a que los votantes acudan a las urnas.

Y el descontento público por la economía es abrumador.

La confianza de los consumidores, después de mejorar mientras bajaban los precios de la gasolina durante el verano, volvió a bajar en octubre. La preocupación por la inflación volvió a aumentar y la percepción de la economía se deterioró hasta alcanzar la peor cifra en más de un año, según la encuesta mensual de Conference Board.

También se intensifica el temor a una recesión en el horizonte. Los economistas privados pronostican, por término promedio, 60% de posibilidades de recesión en el plazo de un año, y uno de los indicadores más fiables de los mercados financieros sobre la recesión está parpadeando en rojo. La curva de rendimiento de los bonos se invirtió y los inversores exigen mayores rendimientos para la deuda a corto plazo que para la deuda a largo plazo.

La campaña de incremento de las tasas de interés de la Reserva Federal hizo que las tasas hipotecarias superen el 7%, un salto sorprendente respecto a los últimos años y el más alto en más de dos décadas.

Al mismo tiempo, dos tercios de los estadounidenses creen que el país va por mal camino y sólo 43% aprueba el trabajo de Biden como presidente, según el promedio de encuestas de RealClear Politics.

“La gente tiene una intensa preocupación y frustración en lo que respecta a la inflación y al crimen, pero también al derecho al aborto y a las amenazas a la democracia. Todo es oneroso para la gente en este momento”, dijo John Anzalone, el encuestador de Biden.

Los recientes fallos en las encuestas antes de las elecciones inyectan cierta incertidumbre en el estado de la cuestión. Los índices de respuesta de las encuestas telefónicas disminuyeron, lo que hace difícil determinar si el apoyo a todos los candidatos se mide con precisión.

Modelar la participación en las elecciones de mitad de mandato también puede ser difícil, ya que suele votar menos gente que en las elecciones presidenciales. Un acceso más fácil al voto anticipado y un aumento de la ira entre los partidarios del derecho al aborto por la sentencia del Tribunal Supremo podrían alterar las pautas de participación.

Aun así, Sosnik dijo que los demócratas se esforzaron por elaborar un mensaje sólido sobre la economía, destacando la legislación que redujo los costos de los medicamentos recetados y estableciendo contrastes filosóficos con los republicanos sobre los recortes de impuestos para los ricos.

“El día después de las elecciones de mitad de periodo va a ser un ambiente político completamente diferente al que tenemos hoy”, dijo Sosnik.

“Todos los incentivos políticos van a ser para más lucha, menos cooperación”, dijo. “Probablemente ambos partidos tendrán primarias para presidente, lo que incentivará a la gente de ambos partidos a moverse, en el caso de los republicanos hacia la derecha y los demócratas hacia la izquierda. Con un gobierno dividido no va a pasar nada en Washington”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
esta-salvajada-es-una-de-las-peliculas-de-accion-y-ciencia-ficcion-mas-estimulantes-de-los-ultimos-anos,-y-solo-tienes-unos-dias-para-disfrutarla-en-netflix
Entretenimiento

Esta salvajada es una de las películas de acción y ciencia ficción más estimulantes de los últimos años, y sólo tienes unos días para disfrutarla en Netflix

Puede que una de las proyecciones de las últimas ediciones del Festival de Sitges que recuerdo con más cariño sea la de ‘Upgrade’. Fue una de esas sesiones que convirtieron la sala en una auténtica fiesta gracias a una combinación de acción de primera, violencia explícita, ciencia ficción y comedia autoconsciente que se tradujo en

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico