Abogado Wilson Purves
Dr. Francisco García
Abogado Alexander Cross
Ayuda Financial
City Toyota
Latch Quiroprácticos
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco Barba
Desarrollo Virtual
Kisla Gonzales
Jorge Brignole
La Gallinita Meat Market
Dr. Alberto Chaparro
Pathway Insurance Agency
Elías Travel
FINHABITS
David Huete
Abogado James Millar
Alquimia Med Spa
Daly City Dental Center
Gonzales Dental Care
Imperial Travel
Los Yaquis Restaurant
Araujo’s Restaurant
Sonrisas Bright Dental
previous arrow
next arrow

Categoria:

Los impactos del acelerado crecimiento en ventas de los vehículos eléctricos

Autor: EDWIN CAICEDO

Ante la emergencia climática que vive el mundo actualmente, una de las soluciones que más han cobrado relevancia es la de los vehículos eléctricos. Pasar de un modelo de movilidad que obtiene la energía de la quema de combustibles fósiles a uno que la obtiene a través de fuentes más limpias, como la solar o la eólica, y que en todo caso no emite por sí mismo gases de efecto invernadero para obtener la energía que requiere para desplazarse, ha sido el foco clave para los gobiernos y la industria.

La electrificación avanza tan rápidamente a nivel mundial que, de acuerdo a un reciente análisis del Boston Consulting Group (BCG), se espera que los vehículos de batería eléctrica exclusivamente (BEVs, por su sigla en inglés) sean los más vendidos a escala global en 2028 –tres años antes de lo proyectado– y excedan las ventas de todos los vehículos híbridos combinados y las de los motores de combustión interna (ICE) cuando finalice la década.  

(Lea también: Carros eléctricos e híbridos: conozca los 6 tipos que hay y sus diferencias)

Esa situación se da gracias a impulsos gubernamentales, como los vistos en la Unión Europea, que fijó la finalización en ventas de los vehículos de combustión en 2035. De hecho, 2021 fue según BCG “un año excepcional para los vehículos eléctricos, incluidos los híbridos”. Estos vehículos representaron el 20 por ciento de toda la producción de automóviles ligeros el año pasado, frente a un 12 por ciento de 2020, incluso cuando los volúmenes se habían recuperado de la pandemia de covid-19. Por el contrario, la proporción de aquellos de gasolina y diésel cayó nueve puntos porcentuales. Pero ese acelerado crecimiento, que supera en muchos casos las expectativas, también genera impactos y retos. 

Los impactos

Ninguna actividad humana carece de impacto en la Tierra. Aunque el mundo se ha enfocado en disminuir radicalmente la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera para enfrentar el calentamiento global, los eléctricos inclinan la balanza hacia otro tema, el del aumento de la minería para la extracción de elementos claves para el desarrollo de esta tecnología. Extracción que en algunos casos debe hacerse en zonas de alta biodiversidad. 

Según datos de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés), tan solo construir un vehículo eléctrico requiere, comparado con un vehículo tradicional, el doble de cobre, el doble de magnesio y otros minerales que no se usan convencionalmente en la producción de estos, como litio, níquel, cobalto y grafito. 

Además, estos materiales requieren grandes cantidades de mineral para su extracción; por ejemplo, en el caso del cobre se necesitan aproximadamente 200 toneladas de mineral que se excavan, mueven, trituran y refinan para solo producir una tonelada de este metal.  

(Le puede interesar: Minería urbana: ¿solución para hacer más sostenible la transición energética?)

Y el incremento en la extracción será exponencial. Estimaciones de la IEA hablan de que la demanda de litio aumentará en el mundo 4.200 por ciento; la de grafito, en un 2.500 por ciento; la de níquel, en 1.900 por ciento, y tierras raras, en 700 por ciento. Colombia, de hecho, se perfila como el tercer productor de cobre de América Latina, pasando de generar cerca de 10.000 toneladas de cobre al año a 700.000; lo que implica una fuerte presión sobre algunas zonas de extracción. 

Minerales vehìculos

Comparación de minerales usados para la construcción de un vehículo.

Además, el acelerado crecimiento del mercado también ha obstaculizado el desarrollo de la electrificación, de acuerdo con BCG. Eso debido a dos temas claves: Lo primero es que durante los últimos seis meses ha surgido una escasez de suministro de los metales necesarios para fabricar las baterías de vehículos eléctricos. Y lo segundo es que una infraestructura de carga insuficiente en los próximos años podría hacer que la adopción de estos automóviles se estanque en los mercados líderes. 

Es necesario que Colombia le ofrezca opciones viables y cómodas para poder cargar su vehículo, de cero emisiones, fuera de casa y, sobre todo, en carretera

Eso es algo que incluso se puede ver en Colombia, donde, explica Margarita Quintana, gerente de Audi en el país, el acelerado crecimiento del sector hace que sea necesaria una red que soporte la carga de un número cada vez mayor de vehículos, tanto en el ámbito residencial como en el público. 

(Le recomendamos: Toma impulso en Colombia la transición hacia los carros eléctricos)

“En Audi, cada vez que le vendemos un eléctrico a un cliente, nos aseguramos de comprobar previamente que este puede instalar un punto de carga en su residencia y, tanto el cargador como la instalación, están incluidas en el proceso de adquirir el vehículo. Esto suple, en alrededor de un 80 por ciento, la necesidad de carga del cliente promedio. Sin embargo, es necesario que Colombia le ofrezca opciones viables y cómodas para poder cargar su vehículo, de cero emisiones, fuera de casa y, sobre todo, en carretera”, destaca la directiva. 

Los beneficios

Por otra parte, son innegables los beneficios que trae consigo la electrificación. De acuerdo con Oliverio García, presidente de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, al carecer de emisiones contaminantes, los vehículos eléctricos mejoran notablemente la calidad del aire que se respira en las ciudades y las vías nacionales.  

La electromovilidad también ofrece nuevas oportunidades de desarrollo económico toda vez que se pueda incorporar a Colombia en la cadena de suministro internacional

(Le puede interesar: Bogotá, Medellín y Cali, dónde más ruedan vehículos eléctricos e híbridos)

El directivo también destaca que, en el caso de Colombia, los usuarios de vehículos eléctricos e híbridos tienen ventajas económicos como lo son los incentivos tributarios con la tarifa preferencial del IVA, menores tarifas en el pago del impuesto vehicular, menores tarifas para el pago de técnico-mecánica y Soat, zonas exclusivas de parqueo y exención del pico y placa. 

“La electromovilidad también ofrece nuevas oportunidades de desarrollo económico toda vez que se pueda incorporar a Colombia en la cadena de suministro internacional con la fabricación de componentes nacionales, la fabricación de baterías y estaciones de carga”, finaliza. 

EDWIN CAICEDO | REDACTOR MEDIOAMBIENTE
@CaicedoUcros | @ElTiempoVerde 

Más noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico