Alquimia Med Spa
Pathway Insurance Agency
Jorge Brignole
Gonzales Dental Care
Sonrisas Bright Dental
Elías Travel
Abogado James Millar
Dr. Francisco Barba
Kisla Gonzales
Imperial Travel
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Latch Quiroprácticos
FINHABITS
Dr. Alberto Chaparro
Desarrollo Virtual
David Huete
Ayuda Financial
Abogado Alexander Cross
Abogado Wilson Purves
Araujo’s Restaurant
City Toyota
La Gallinita Meat Market
Los Yaquis Restaurant
Daly City Dental Center
previous arrow
next arrow

Categoria:

Los moderados siguen controlando la política en Estados Unidos

Autor: Washington Post

El presidente Joe Biden agradece de forma especial al senador Joe Manchin por ayudar a que se aprobara en el Senado la nueva legislación ecológica y económica. FOTO: Bloomberg por Sarah Silbiger.

A medida que la polarización se amplía y los márgenes electorales se estrechan, los políticos de centro como Joe Manchin seguirán ostentando los votos cruciales.

La reciente promulgación del proyecto de ley de reconciliación presupuestaria de 2022, también conocida como Ley de Reducción de la Inflación (IRA por sus siglas en inglés), está siendo tratada por muchos analistas como un importante punto de inflexión en la presidencia de Joe Biden.

El mes pasado, cuando parecía que el Congreso no iba a aprobar la legislación de reconciliación este año, la opinión generalizada en Washington sugería que Biden era un presidente fracasado que ni siquiera debía considerar la posibilidad de un segundo mandato. Pero una vez que la IRA se aseguró inesperadamente un apoyo suficiente, Biden disfrutó de un repunte inmediato de su reputación como maestro de los logros legislativos; algunas respuestas hiperbólicas incluso lo compararon con el Lyndon Johnson de la era de la Gran Sociedad.

Esto no sorprendió demasiado. Los estadounidenses suelen considerar al presidente como el centro de gravedad en torno al cual gira todo el universo político, y responsable de casi todo lo que ocurre bajo su mandato, ya sea bueno o malo. Pero los acontecimientos de las últimas semanas demuestran hasta qué punto esta visión puede distorsionar una realidad más complicada. Lo que cambió entre julio y agosto no fue la perspicacia presidencial de Biden, sino el comportamiento particular de un senador clave: Joe Manchin (D-WV).

A pesar del crédito que recibió por su aprobación, Biden tuvo poca participación en la elaboración del proyecto que felizmente convirtió en ley el martes pasado.  Las áreas políticas abordadas por la IRA reflejaban las preferencias de Manchin más que las del presidente o de cualquier otro funcionario público.  Fue Manchin, cuyo escepticismo abierto a principios de este verano había parecido hundir las perspectivas de que la legislación de reconciliación se aprobara en absoluto, quien obligó a Biden a conformarse con un proyecto de ley de un alcance y costo muy inferior al que la Casa Blanca favorecía originalmente, y Manchin (junto con su compañera moderada Kyrsten Sinema) fue responsable de muchas de las disposiciones específicas incluidas en el producto final. Incluso forzó un cambio en el nombre del proyecto de ley, abandonando deliberadamente un título anterior que se hacía eco del eslogan de la campaña de Biden “Build Back Better” (reconstruir mejor) en favor de un cambio de marca estratégico.

No hay nada inusual en que los moderados como Manchin utilicen sus posiciones clave en el Congreso para ejercer una influencia legislativa sustancial. La polarización ideológica de la política estadounidense en las últimas décadas ha reducido constantemente el número de miembros moderados en ambos partidos. Pero nuestra época actual también se distingue históricamente por su notable grado de paridad electoral. Como señala la politóloga Frances Lee, Demócratas y Republicanos están ahora más igualados a nivel nacional que en cualquier otro momento desde finales del siglo XIX.

Los estrechos márgenes de control de los partidos en el Congreso contemporáneo garantizan que el número cada vez menor de moderados que pueden sobrevivir tanto a las primarias como a las elecciones generales siga manteniendo el equilibrio de poder entre los bloques de incondicionales ideológicos, incluso durante los períodos en los cuales el mismo partido controla la presidencia y ambas cámaras del Congreso.  La objeción de solo tres senadores Republicanos bloqueó permanentemente los intentos del presidente Donald Trump de derogar la Ley de Salud Asequible durante el último período de gobierno unificado del partido en 2017-18.  Manchin y Sinema han utilizado de forma similar una amenaza creíble de deserción de la línea del partido para dar forma al contenido tanto de la IRA como del Plan de Rescate Estadounidense del año pasado.

Cuando se combina con la separación de poderes establecida por la Constitución y con una regla de “cierre del debate” en el Senado que requiere que la mayoría de los proyectos de ley (incluidos, de manera crucial, la legislación de asignaciones anuales), se aprueben con el apoyo de una supermayoría, la influencia permanente de los moderados explica por qué la creciente polarización no ha producido cambios dramáticos en la política cuando la mayoría fluye entre un partido a otro.  El statu quo sigue teniendo una ventaja sistemática sobre las propuestas de cambios importantes en cualquiera de las dos direcciones ideológicas; la mayoría de las acciones exitosas del Congreso siguen siendo incrementales y bipartidistas; y ninguna sesión del Congreso en la era de la polarización ha igualado todavía la productividad transformadora del Nuevo Trato, la Gran Sociedad o la Revolución de Reagan.

Sin embargo, los moderados no se han visto completamente afectados por la polarización. Mientras que en décadas pasadas votaban de forma similar sin importar el partido -o, como los llamados Dixiecrats del sur o quienes eran conocidos como Republicanos Rockefeller del noreste de mediados del siglo XX, incluso se superponían en el espectro ideológico-, hoy en día el Demócrata más conservador de cada cámara se sitúa significativamente a la izquierda del Republicano más liberal.

A pesar de la frustración que Manchin y Sinema han provocado entre los activistas progresistas en los últimos dos años, la IRA y el Plan de Rescate Americano son más ambiciosos en lo sustantivo -y responden mucho más a las principales prioridades del Partido Demócrata, como la atención sanitaria y el cambio climático- que cualquier producto hipotético surgido de negociaciones con senadoras Republicanas moderadas como Susan Collins y Lisa Murkowski.  Así las cosas, mientras las menguantes filas de los cargos centristas siguen desempeñando un papel crucial en la elaboración de políticas, la cuestión de cuales miembros moderados del partido tendrán la capacidad de aportar los votos decisivos nunca ha sido más significativa.

BloombergDavid A. Hopkins

Lea el artículo original aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
tras-recuperar-13-ciudades,-ucrania-prepara-una-nueva-contraofensiva-en-la-peninsula-de-kinburn
Mundo

Tras recuperar 13 ciudades, Ucrania prepara una nueva contraofensiva en la península de Kinburn

Militares ucranianos disparan con un sistema de cohetes de lanzamiento múltiple Bureviy (REUTERS)Ucrania prepara una “poderosa” contraofensiva en el campo de batalla y presiona a Occidente para que le entregue más sistemas antimisiles, como los Patriot, ante los bombardeos contra infraestructura civil por parte de Rusia.Rusia, entretanto, continúa su ofensiva en localidades al sur y

Leer Más >>
matan-en-quito-al-director-de-la-carcel-el-inca
Mundo

Matan en Quito al director de la cárcel El Inca

Las autoridades de Ecuador han confirmado este jueves el fallecimiento del director del centro penitenciario El Inca, Santiago Loza Moscoso, víctima de “un mortal atentado” en la capital del país, Quito.Así lo ha confirmado el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI), quien ha emitido un comunicado en el

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico