Latch Quiroprácticos
Ayuda Financial
Dr. Francisco Barba
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Kisla Gonzales
David Huete
Elías Travel
Dr. Alberto Chaparro
Araujo’s Restaurant
La Gallinita Meat Market
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Jorge Brignole
FINHABITS
Desarrollo Virtual
Abogado Alexander Cross
City Toyota
Gonzales Dental Care
Sonrisas Bright Dental
Imperial Travel
Daly City Dental Center
Abogado James Millar
Abogado Wilson Purves
Alquimia Med Spa
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Luis Díaz y los Reds alimentan el sueño de ganarlo todo esta temporada

Autor: Nicolas Florez Parra

Liverpool 2-1 Norwich El colombiano pudo entrar en la segunda mitad

Jugadores del Liverpool celebran un gol ante el Norwich en la FA Cup.
Jugadores del Liverpool celebran un gol ante el Norwich en la FA Cup.

El sueño de ganarlo todo para el Liverpool llegaba vivo. La quinta ronda de la FA Cup lo puso en frente del Norwich City para buscar la clasificación a los cuartos de final de antigua competición inglesa. Se trataba de un oponente especial para Luis Díaz por haber sido al que le anotó su primer gol con la camiseta Red. Sin embargo, el colombiano iba a tener que esperar en el banquillo. Un equipo mixto afrontaba el reto.

La superioridad categórica del equipo de Klopp se hizo sentir desde el inicio. Manejaba la pelota con mucha tranquilidad por todos los sectores del campo y asediaba contantemente el área. Jones estuvo a punto de anotar un golazo tras un recorte al borde del área y meter un zurdazo con rosca que impactó contra el travesaño.

Ciertamente, el partido entró en un bache. El Liverpool seguía mostrando dominio, pero era incapaz de acercarse. Pukki estuvo a punto de dar la sorpresa con un remate cruzado que se fue muy cerca del arco que defendía Alisson Becker. Las emociones iba a estar demoradas, pero llegarían de cualquier forma.

Fue en un muy buen centro de Tsimikas que la pelota le cayó en los pies a Origi. El delantero no fue egoísta y la compartió más atrás con Minamino. El nipón fusiló estando dentro del área y abrió la cuenta al 27′ en un Anfield que estaba a reventar. El apoyo del público era espectacular.

Estaba por verse si había un cambio de dinámica, pues el Norwich estaba obligado a salir a buscar un gol que lo tuviese con vida. Sin embargo, el Liverpool se encargó de pasearle la pelota por las diferentes zonas del campo y no dejarlo hacer nada de mitad de cancha hacia delante.

La fórmula, parcialmente, se repitió. Tsmikas levantó un centro mal rechazado por la zaga local y la redonda le quedó a Minamino. Vino un control espectacular y un misil imparable que se metió con mucha fuerza y alcanzando a tocar en uno de los bajantes. Al minuto 39, doblete y golazo para el japonés. Así se fue la historia al entretiempo.

Un incidente sucedió justo cuando el árbitro finalizó la primera parte. Placheta no pudo contra la primera ley de Newton y siguió de largo con el campo acabándose. Cayó en la zanja que separa el terreno de juego de la grada y quedó allí. Solo se le veían los pies. Fue necesaria la intervención del personal de logística y la colaboración de Tsimikas para sacarlo del hueco. El atacante sería remplazado para la segunda mitad por Sargent.

Ese sería el mal presagio para los visitantes, que, además, marchan últimos de la Premier League y tienen un oscuro panorama para salvar la categoría. El hoyo en el que estaban hundidos se haría más profundo. Oxlade-Chamberlain hizo la individual para armarse el espacio y poner a temblar el arco con un remate en el palo. Hubo espacio para que el juvenil Tyler Morton, de 19 años, ocupara el espacio de Henderson.

La pasividad asumida por los Reds iba a costar. Sargent se juntó con Rupp y este sacó un zurdazo de media distancia que superó la estirada de Alisson al 76′. Faltaba un cuarto de hora y el fútbol inglés es totalmente impredecible. Era necesario que el Liverpool volviera a jugar con intensidad en ataque.

Luis Díaz y Sadio Mané recibirían instrucciones para jugar los últimos minutos. El colombiano tuvo una con un remate al borde del área. Puso la mira en el ángulo y la pelota pasó verdaderamente cerca. El equipo de Klopp había recuperado la solidez ofensiva. Pudo sostener cualquier intento de rebelión por parte de un Norwich sometido y que se llegó a ilusionar con la prórroga. Este Liverpool sigue soñando con ganarlo todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico