Los Mazda CX-30 con bloques de gasolina incluyen de serie el sistema de microhibridación llamado M Hybrid, que recupera energía durante la desaceleración.

Mazda

CX-30

El Parque Nacional de Doñana es de los destinos que nunca deberían faltar en tu lista de quehaceres al volante. Su ecosistema acoge una biodiversidad única en el viejo continente, siendo el lugar elegido por muchos animales como zona de cría e invernada. Su estructura, que se compone de playa, duna, cotos y marismas, es motivo de estudio y protección por parte de las redes supranacionales. La relevancia de su flora y fauna es Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera de la UNESCO, motivo de más para entender su importancia y hacer una visita. Eso sí, a bordo de un vehículo sostenible como el Mazda CX-30 M Hybrid, que recurre a la tecnología de microhibridación para reducir sus consumos.

La firma nipona se caracteriza por su filosofía de diseño, enfocada en conectar al coche con el conductor de un modo emocional. La historia de Mazda, igual que la de su ciudad Hiroshima, ha tratado sobre superar adversidades con espíritu apasionado. La belleza forma parte de esa esencia y la han expresado bajo el mantra Kodo: “alma en movimiento”. El objetivo es trasladar la energía del movimiento, presente incluso en objetos inmóviles, para otorgar vida, calor y seducción a los coches que salen de su línea de producción. Para conseguirlo recurren a técnicas clásicas como el uso de arcilla, un trabajo encargado a expertos Takumi, el título que se le otorga a un artesano de máximo nivel.

Lea Tambien:  El dilema imprevisto que el presidente Biden enfrenta en Haití y Cuba

Esa conexión con el coche no podría darse solo por el aspecto estético. En ese punto relacionaron el confort, las sensaciones al volante y la experiencia con el Jinba Ittai, del que os hablamos en este artículo. Para todo ello hicieron uso de la metodología llamada Kansei, que recurre a investigaciones de ingeniería para incidir en las sensaciones subjetivas de las personas, en este caso de los conductores. Eso sin olvidar el reto de la emergencia climática en la tierra, desafío para el cual recurren a la hibridación ligera en modelos como el CX-30 que probamos en nuestro viaje hasta Doñana. Si estás pensando en hacerte con un SUV de la firma, en este enlace encontrarás el que mejor encaje contigo.