previous arrow
next arrow
Slider

Mujer bonita cumple 30 años: mitos y curiosidades de la comedia romántica que hizo historia

Autor: Clarin

Un 23 de marzo de 1990, hace hoy exactamente treinta años, se estrenaba en los Estados Unidos, México y Canadá -a la Argentina llegó el 11 de octubre- una de las comedias románticas más taquilleras de la historia, la película que haría de Julia Roberts una súper estrella: Mujer bonita. Un cuento de hadas, mezcla de Cenicienta y Pigmalión (o Mi bella dama, su versión cinematográfica), que en sus orígenes era muy distinto al que se vio en pantalla.

Por empezar, se suponía que iba a ser un drama oscuro sobre una prostituta adicta a la cocaína que se enamora del ejecutivo que la contrata como acompañante. En el guion original, una parte del trato era que ella iba a abstenerse de tomar drogas durante la semana que durara el convenio. Ella quería el dinero para viajar a Disneylandia: al final, él la echaba de su auto y se iba, y ella se subía junto a una amiga a un micro rumbo al parque temático.

También estaba contemplado que luego de su semana con el empresario, ella encontrara a su amiga Kit (Laura San Giacomo) muerta de sobredosis. “El guion original había sido presentado en Sundance (el célebre festival de cine independiente)”, le contó el guionista J.F. Lawton a Vanity Fair en 2015. “Era prestigioso, era visto como arte serio, entonces fue como darle permiso a Hollywood para meterse en estos temas de sexo, dinero y prostitución”.

El afiche de
El afiche de “Mujer bonita” (1990). La cara de Julia Roberts fue pegada sobre el cuerpo de una doble.

Pero era demasiado trágico para una película de Disney, de modo que el guion fue transformado en algo mucho más amable para el público. “El director, Garry Marshall, fue inteligente, porque tiene un instinto increíble para lo popular, como para decir: ‘Lo que la gente quiere ver es el cuento de hadas’”.

Lea Tambien:  Planes para el confinamiento: Rafael y sus obras maestras

Los números le dieron la razón: hoy todavía es la película prohibida para mayores de 17 años más exitosa de la compañía del Ratón Mickey. Con un presupuesto de 14 millones de dólares, recaudó 464 millones en todo el mundo.

Julia Roberts como Vivian Ward, la prostitua de
Julia Roberts como Vivian Ward, la prostitua de “Mujer bonita”.

Los protagonistas tampoco iban a ser Julia Roberts y Richard Gere. Para el papel de Vivian Ward se consideró a una infinidad de actrices antes que a la dueña de una de las sonrisas más radiantes de Hollywood. Una de ellas era Molly Ringwald, un nombre que hoy no dice demasiado,o pero que en ese momento estaba de moda luego de haber encabezado películas El club de los cinco (1985) o La chica de rosa (1986).

Pero Ringwald no se sentía cómoda con el guion ni con la idea de interpretar a una prostituta. Y tomó una de las peores decisiones de su vida: rechazó el papel. Se arrepintió por el resto de su vida, aunque en una entrevista de 2012 reconoció: Julia Roberts es la película. Era su rol. Todo actor espera un rol que les permita brillar así”.

“Mujer bonita” convirtió a Julia Roberts en una súper estrella de Hollywood.

Disney quería a Meg Ryan, pero no hubo acuerdo. Entre las actrices consideradas antes que Roberts también estuvieron Daryl Hannah, Valeria Golino, Sarah Jessica Parker, Brooke Shields y Jennifer Connelly: todas lo rechazaron, algunas por considerar que la película era denigrante para la mujer y otras porque no querían quedar asociadas a la imagen de chicas del campo rentado.

Uma Thurman también dio una prueba, mientras que el director rebotó a Winona Ryder y Drew Barrymore por considerarlas demasiado jóvenes para interpretar a Vivian.

Lea Tambien:  1.000 horas de televisión para ver durante la cuarentena

También hubo una lista de candidatos para ser Edward Lewis: ahí figuraron Harrison Ford, Bruce Campbell, Danny Glover, John Travolta, Christopher Lambert y John Heard.

Julia Roberts junto a el directo Garry Marshall y Richard Gere. El trío se reunió en
Julia Roberts junto a el directo Garry Marshall y Richard Gere. El trío se reunió en “Novia fugitiva”.

El pobre Christopher Reeve tuvo que dar la prueba con la directora de casting porque Roberts no pudo ir: la mujer leyó sus líneas tan mal que Superman rompió el libreto y se fue, enfurecido. Burt Reynolds también lo dejó pasar: bromeaba con que luego se arrepintió al ver las escenas de sexo de la película.

“Habían hecho pruebas con Al Pacino y Michelle Pfeiffer, y definitivamente hubiera sido una película diferente con ellos. Habría estado más cerca del guion original y tal vez no habría tenido el final feliz”, continuó el guionista Lawton. “Pero la química entre Julia y Gere es palpable en la pantalla y era palpable en las audiciones. Era difícil que lo hicieran otros, porque ellos se iluminan mutuamente.”

Mirá también

Cuenta la leyenda que Richard Gere también iba a rechazar la oportunidad, pese a esa química que había tenido con Julia Roberts en las pruebas. “Era un guioncito tonto, y cuando me llegó, el papel era un traje. Era poner a alguien en un traje, básicamente”, contó hace poco Gere, cuando le preguntaron si se imaginaba que la película sería tan exitosa. El mito dice que estaban juntos cuando él les estaba por comunicar su decisión a los productores por teléfono: entonces ella le dio una notita que decía “por favor, decí que sí” y él no se pudo resistir a ese pedido. En ese momento, tenía 40 años y ella, 22.

Lea Tambien:  El IED Madrid presenta un ciclo de masterclasses, workshops y conferencias virtuales sobre diseño

El título original iba a ser un símbolo y una cifra, $ 3.000, en referencia a la cantidad de dólares que Edward le pagaba a Vivian por fingir ser su pareja durante esa semana. Pero en línea con el cambio radical de tono que sugirió el director, se cambió por Mujer bonita, como la emblemática canción de Roy Orbison que es el tema principal de la película.

Si bien es la más recordada, no es la única canción inolvidable del filme. Per Gessle, de Roxette, estaba en Los Ángeles, en pleno preparativo de una gira con el dúo, cuando le pidieron que escribiera un tema para una película llamada $ 3.000. Como no tenia tiempo, ofreció una canción navideña que ya habían lanzado en Suecia. Era It Must Have Been Love y enamoró a Garry Marshall: con un pequeño cambio de letra que eliminaba la palabra Navidad, se incorporó a la banda de sonido.

A esta altura ya es un clásico de Hollywood, una de esas películas para levantar el ánimo que abundan en las listas de recomendaciones para soportar mejor la cuarentena. Pero esta historia del príncipe azul que rescata de la marginalidad a una trabajadora sexual, ¿podría haber sido filmada hoy, cuando los movimientos feministas como MeToo y Time’s Up están tan presentes en la consideración de contenidos de la industria?

Mirá también

Julia Roberts, que ganó un Globo de Oro y recibió su primera nominación al Oscar por Mujer bonita, habló del tema en una entrevista reciente con The Guardian. Y opinó: “No creo que podríamos hacerla hoy, ¿no? Tiene tantos temas tratados de forma cuestionable… Pero no creo que eso impida que la gente la disfrute”.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico