previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

“No puede ser en vano”: jueza hispana habla tras la muerte de su hijo

Autor: nalvarez

NUEVA YORK – Dos semanas después de que un abogado descontento supuestamente mató a su hijo e hirió gravemente a su esposo en su casa de Nueva Jersey, una jueza federal de origen hispano habló públicamente por primera vez.

La jueza Esther Salas emitió un comunicado el lunes, pidiendo más privacidad para los jueces federales a raíz del ataque, que dejó a su hijo Daniel muerto y a su esposo Mark con múltiples heridas de bala que requirieron varias cirugías.

Las autoridades federales creen que Roy Den Hollander, abogado de “derechos de los hombres” y litigante frecuente, disparó a Mark y Daniel Anderl pocos días después de matar a otro abogado en Caliornia. Fue encontrado muerto por suicidio al día siguiente, con una lista de lo que las autoridades creen que son potenciales objetivos, incluidos otros jueces.

Local

Salas fue nominada por el expresidente Barack Obama y confirmada por el Congreso en 2011.

Lea la declaración completa de la jueza Salas a continuación, tal como fue transcrita por portavoces que trabajan en su nombre.

Hace dos semanas, mi vida como la conocía cambió en un instante, y mi familia nunca será la misma. Un loco, que creo que me estaba atacando por mi posición como juez federal, vino a mi casa.

Nuestra familia acababa de terminar una celebración de fin de semana en honor del vigésimo cumpleaños de nuestro hijo Daniel Mark. Daniel siempre quiso pasar sus cumpleaños con su padre y conmigo, por lo que nos pidió que organizáramos una fiesta para algunos de sus amigos de la Universidad Católica de América. Debido a la pandemia, su padre, Mark y yo teníamos algunas preocupaciones; sin embargo, pensamos que podríamos cumplir con las pautas de seguridad y acordamos permitir que sus amigos pasaran el fin de semana. El fin de semana fue glorioso. Estaba lleno de amor, risas y sonrisas. Como el último amigo de Daniel partió el domingo, decidimos darle a Daniel un respiro en sus deberes. Cuando Mark y yo volvimos de la iglesia, Daniel estaba durmiendo arriba y decidimos descansar un poco.

Lea Tambien:  Un expolicía de Louisville recibe cargos criminales por su actuación en la muerte de Breonna Taylor

A medida que avanzaba la tarde, era hora de limpiar las festividades del fin de semana; Daniel y yo bajamos al sótano y charlamos, como siempre. Y Daniel dijo “Mamá, sigamos hablando, me encanta hablar contigo, mamá”. Fue en ese preciso momento cuando sonó el timbre y Daniel me miró y dijo: “¿Quién es ese?”

Los amigos cercanos de la jueza Esther Salas describieron a su hijo como un joven talentoso, amable y muy popular.

Y antes de que pudiera decir una palabra, corrió escaleras arriba. En cuestión de segundos, escuché el sonido de balas y alguien gritando: “¡No!”

Más tarde supe que este monstruo, que tenía un paquete de FedEx en la mano, abrió fuego, pero Daniel, siendo Daniel, protegió a su padre y se llevó la primera bala del tirador directamente al pecho. El monstruo luego dirigió su atención a mi esposo y comenzó a dispararle, un disparo tras otro. Mark recibió tres disparos: una bala entró en su pecho derecho, la otra en su abdomen izquierdo y la última en el antebrazo derecho.

Mientras mi esposo todavía está en el hospital recuperándose de múltiples cirugías, estamos viviendo la peor pesadilla de todos los padres, haciendo preparativos para enterrar a nuestro único hijo, Daniel.

Mi familia ha experimentado un dolor que nadie debería tener que soportar. Y estoy aquí pidiéndoles a todos que me ayuden a asegurar que nadie tenga que experimentar este tipo de dolor. Es posible que no podamos evitar que algo como esto vuelva a suceder, pero podemos dificultar que quienes nos tienen en la mira nos rastreen.

Como juez federal, hice un juramento para administrar justicia sin tener en cuenta la raza, el género o el estado económico de una persona. Mientras les hablo hoy, puedo decir honestamente que he trabajado incansablemente para mantener esa promesa. Como jueces federales, entendemos que nuestras decisiones serán examinadas, y algunos pueden estar en total desacuerdo con nuestras decisiones. Sabemos que nuestro trabajo requiere que tomemos decisiones difíciles y, a veces, esas decisiones pueden dejar a las personas enojadas y molestas.

Lea Tambien:  Biden dice que nunca ha ganado más de $400,000 al año. Eso no es del todo cierto

Eso viene con el territorio y lo aceptamos.

Pero lo que no podemos aceptar es cuando nos vemos obligados a vivir con miedo por nuestras vidas porque la información personal, como las direcciones de nuestros hogares, puede ser obtenida fácilmente por cualquiera que busque hacernos daño a nosotros o a nuestras familias.

Desafortunadamente, para mi familia, la amenaza era real y el libre flujo de información de Internet permitió a este ser humano enfermo y depravado encontrar toda nuestra información personal y apuntarnos.

Actualmente, las direcciones de los jueces federales y otra información están disponibles en Internet. Además, hay empresas que venderán sus datos personales que pueden ser aprovechados para fines nefastos.

En mi caso, este monstruo sabía dónde vivía, a qué iglesia asistíamos y tenía un dossier completo sobre mí y mi familia. Por el momento no hay nada que podamos hacer para detenerlo, y eso es inaceptable.

La muerte de mi hijo no puede ser en vano, por eso les ruego a los que están en el poder que hagan algo para ayudar a mis hermanos y hermanas en el banquillo.

Ahora, más que nunca, necesitamos identificar una solución que mantenga la vida privada de los jueces federales. Sé que este es un tema complicado, y no pretendo saber o tener todas las respuestas, pero juntos podemos encontrar la manera. Comencemos un diálogo nacional, trabajemos en colaboración para encontrar una solución que salvaguarde la privacidad de los jueces federales.

Déjame ser clara y decirte de primera mano: esto es una cuestión de vida o muerte. Y no podemos simplemente sentarnos y esperar a que ocurra otra tragedia.

Finalmente, sería negligente si no pudiera agradecer a las personas que han hecho su parte para tratar de aliviar un poco de este dolor insondable que estamos experimentando. Mark y yo queremos expresar nuestro sincero agradecimiento a todos los socorristas, a los médicos, incluidos, entre otros, los Dres. Choron, Flippin, Gupta y Littlejohn, las innumerables enfermeras, demasiadas para nombrar pero sabes que las amamos, el personal y el liderazgo del Hospital Universitario Robert Wood Johnson que nos han ayudado a tratar a Mark y a mí durante las últimas dos semanas. Gracias a todas las agencias policiales, federales, locales y estatales. Sé que hablé con muchos de ustedes la semana pasada y prefieren permanecer sin nombre, pero necesito que sepan que están en nuestros corazones y que no podemos agradecerles lo suficiente por todo lo que hacen.

Lea Tambien:  Lo que millones de niños y padres necesitan escuchar de Biden y Trump

Y a todos los que se acercaron, y a todos los que rezaron, y a todos los que mantienen a mi familia en sus pensamientos, gracias. La efusión de amor ha sido abrumadora y puedo decirte que nos ha levantado durante nuestras horas más oscuras.

Solo quiero agradecerles a todos y los amo.

Impactos: 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitors online – 266:
users – 0
guests – 199
bots – 67
The maximum number of visits was – 2020-09-03:
all visitors – 18406:
users – 33
guests – 14065
bots – 4308
browser – IE 6.0

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico