Abogado James Millar
Daly City Dental Center
Abogado Alexander Cross
Dr. Alberto Chaparro
Los Yaquis Restaurant
La Gallinita Meat Market
Abogado Wilson Purves
Araujo’s Restaurant
Sonrisas Bright Dental
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Ayuda Financial
City Toyota
Elías Travel
Desarrollo Virtual
Dr. Francisco Barba
David Huete
Alquimia Med Spa
Kisla Gonzales
Imperial Travel
Gonzales Dental Care
Jorge Brignole
Latch Quiroprácticos
Pathway Insurance Agency
FINHABITS
previous arrow
next arrow

Categoria:

Nutrición salud y bienestar

Autor: Fundacion Valle del Lili

Revisemos unos conceptos básicos:

Alimento: es todo producto de origen natural o elaborado que la persona consume para el mantenimiento de sus funciones vitales.

Nutrientes: sustancias que se encuentran en los alimentos, indispensables para cumplir funciones específicas en el organismo, buscando mantener la salud. Los nutrientes determinan el valor nutricional de los alimentos, dependiendo de la calidad y cantidad que contengan.

Estado nutricional: es el resultado de la relación entre la ingesta de energía y nutrientes y el gasto causado por los requerimientos nutricionales según la edad, sexo, estado fisiológico y actividad física.

Malnutrición: se refiere al resultado de una ingesta alimentaria desequilibrada, en la cual hay excesos, deficiencias o proporciones erróneas de alimentos.

Una alimentación balanceada es aquella que permite a la persona ya sea en periodo de crecimiento, adulto, anciano, gestante, deportista o con alguna situación fisiológica especial mantener un estado óptimo de salud, a la vez que le facilita la realización de las diferentes actividades que implica la ejecución de un trabajo.

Una alimentación desequilibrada puede llevar a diferentes desórdenes nutricionales, dependiendo de cuáles nutrientes son sub o  sobre utilizados en la ingesta diaria. Una de las principales causas es la simplificación general de las dietas.

Actualmente las personas viven muy ocupadas; esto a menudo significa “tomar el camino más fácil”. Las comidas frecuentemente más prácticas que nutritivas. Estos “alimentos modernos” han desplazado, descuidado y relegado al olvido alimentos naturales y preparaciones tradicionales.

El consumo frecuente o excesivo de alimentos como comidas rápidas, refrescos azucarados, embutidos, apanados, dulces, entre otros, en lugar de una alimentación con más vegetales, hortalizas, frutas frescas, agua natural o cereales, puede promover problemas digestivos, desajustes intestinales y estomacales, incluso afecciones más graves como úlceras, gastritis, colon irritable, diabetes o cáncer.

Igualmente se derivan problemas de hipertensión o presión arterial alta, la cual se debe principalmente al consumo elevado de sodio (contenido en la sal), enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, deterioro de la memoria, insomnio, bajo rendimiento y obesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico