previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

Osaka castiga la inexperiencia de Brady y gana su cuarto título del Grand Slam

Autor: ELMUNDO
  • JAVIER MARTÍNEZ

Actualizado

Supera a la estadounidense (6-4, 6-3) para sumar su segundo título en Melbourne y consolidarse como referente del tenis femenino.

Osaka, con su trofeo de campeona del Open de Australia.

Osaka, con su trofeo de campeona del Open de Australia.
EFE

Australia rinde tributo a Naomi Osaka, ya bicampeona del torneo y con cuatro títulos del Grand Slam. La japonesa se impuso a Jennifer Brady por 6-4 y 6-3, en una hora y 18 minutos de una final que no tuvo más relato que el del primer set. A partir de ahí, constatado que a Brady le pesaba en exceso su primera final del un major, Osaka, que el lunes será la número dos del mundo, caminó con comodidad hacia la copa. Es la jugadora más convincente del circuito. Prueba palpable es que ya se ha situado como la tercera tenista en activo con más grandes, los mimos que la veterana Kim Clijsters. Está a tres de Venus Williams y, eso sí, a una eternidad de los 23 de su hermana Serena, a quien volvió a detener en semifinales como lo había hecho en la final del US Open de 2018. Si no consigue alcanzar los 24 de Margaret Court, Serena tendrá siempre en su memoria el doloroso azote de Osaka.

Jennifer Brady ya no era una jugadora cuasianónima, como cuando alcanzó las semifinales del último Abierto de Estados Unidos, donde cayó precisamente contra Osaka. Vigesimocuarta cabeza de serie, la estadounidense ha ratificado en Melbourne su notable carta de presentación en Nueva York. Hay lugar para nuevas raquetas en una élite aún agitada, como demostró Iga Swiatek el pasado otoño en Roland Garros. En ese vacío de poder, con nueve campeonas distintas en los últimos 14 torneos del Grand Slam hasta la última edición del torneo parisino, Osaka representa la estabilidad. A sus 23 años, ha disputado cuatro finales de grandes y las ha ganado todas.

Lea Tambien:  Spac: el deporte se suma al vehículo inversor de moda

La japonesa apareció en la final con una racha de 20 victorias consecutivas, sin perder un partido en casi un año. De hecho, la última tenista capaz de vencerla fue la española Sara Sorribes, en Copa Federación, en febrero de 2020. Ganadora del US Open en 2018 y 2020 y en este Abierto de Australia también en 2019, Osaka figura entre las pocas certezas en el tenis femenino, tendente a engullir campeonas fugaces.

Errores gruesos

La tercera cabeza de serie ya avisó de un partido sencillo con un break en el cuarto juego. Era ella quien dominaba e intimidaba a Brady, 24ª, con su resto afilado. Pero la norteamericana, que había entregado su saque concediendo dos dobles faltas, lo recuperó de inmediato para igualar a tres. Hubo, no obstante, demasiados nervios en el tenis de Brady, que no convirtió una bola para situarse con 5-4 y servicio, para ver volar el set en el siguiente juego víctima de errores tan gruesos como la derecha con la que concluyó este primer parcial.

Osaka, que escapó de dos match pointscontra Garbiñe Muguruza en octavos, no necesitó lo mejor de sí para situarse con ventaja; le bastaba esperar a los titubeos de Brady. Se fue pronto en el segundo parcial, cuyo marcador sólo pudo adecentar la hacendosa Brady. Necesitado de referentes sólidos, el tenis femenino tiene una estrella de largo recorrido en Naomi Osaka.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 39591:
Usuarios – 54
Invitados – 35811
Robots – 3726

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico