Ayuda Financial
David Huete
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Desarrollo Virtual
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Abogado James Millar
Alquimia Med Spa
Gonzales Dental Care
Araujo’s Restaurant
FINHABITS
Elías Travel
Jorge Brignole
Dr. Francisco Barba
Daly City Dental Center
Dr. Alberto Chaparro
Imperial Travel
Latch Quiroprácticos
Sonrisas Bright Dental
Abogado Wilson Purves
La Gallinita Meat Market
City Toyota
Kisla Gonzales
Abogado Alexander Cross
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Papa Francisco: la salud del pontífice no preocupa al nuevo cardenal colombiano

Autor: alejandra lopez- redaccion vida de hoy

El arzobispo emérito de Cartagena, Jorge Enrique Jiménez Carvajal, fue integrado a finales de agosto al Colegio Cardenalicio por el papa Francisco. En un acto que tuvo lugar en la basílica de San Pedro, el religioso colombiano recibió, junto con otros 20 jerarcas de la Iglesia, la nueva designación como cardenal para su servicio en Roma (Italia).

Recién convertido en purpurado de la Iglesia Católica, monseñor Jiménez se integró a los cerca de 190 cardenales que semanas atrás fueron convocados por el Papa a una reunión inédita en su pontificado, en la que se discutió sobre la nueva constitución que reforma la Curia romana, y un espacio en el que también los jerarcas de la Iglesia, nuevos y viejos, aprovecharon para hablar sobre el futuro de la Iglesia.

Recién llegado a Colombia, después de hacer parte de este encuentro, el octavo consistorio realizado por Francisco en su pontificado, que nunca se había realizado en agosto -un mes que suele ser tranquilo en el Vaticano por cuenta de las vacaciones de verano-, el nuevo cardenal de Colombia habló con EL TIEMPO sobre los temas que se trataron con los demás purpurados, los cambios que se adelantan dentro de la Iglesia y sobre los rumores que han rodeado en los últimos meses sobre la salud del Papa, que han hecho pensar en un posible retiro.

¿Qué significa para el país tener un nuevo cardenal?

Cada Papa tiene su manera de organizar su trabajo, hay cosas que son fijas, pero necesariamente cada pontífice le da una impronta al tiempo que tiene para gobernar la Iglesia. En el Papa Francisco hay cosas propias, especiales, que él utiliza o que ha creado para el servicio de los cardenales y es que ha buscado internacionalizar más el grupo. Por ejemplo, al lado mío en la reunión en esta ocasión estaba el cardenal más joven que hay en este momento en la Iglesia, el de Mongolia. Tiene 48 años, dos años de ser obispo y vive en un país en el cual la inmensa mayoría de la población pertenece a una religión oriental. Sin embargo, el Papa lo escogió para que fuera cardenal en esta ocasión. Me imagino que Francisco, al nombrar a un cardenal para Mongolia, está pensando en tener información permanente sobre todo lo que ocurre en el Tíbet, que tiene resonancia mundial.

¿Cuáles serán sus funciones? ¿Ya las conoce?

El arzobispo emérito de Cartagena de Indias (Colombia), Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

El arzobispo emérito de Cartagena de Indias, Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

Las funciones como cardenal las conozco por el Código de Derecho Canónico, son muy sencillas. El Colegio de Cardenales es un grupo de sacerdotes, de arzobispos u obispos, que el Papa escoge para que lo ayuden en el gobierno de la Iglesia a nivel universal. Las funciones son diversas. Hay unas con un grupo de cardenales que son cargos específicos en la Curia romana para las necesidades fundamentales que existen en la Iglesia y que son permanentes. Similar a lo que existe en un país son sus ministros. El resto de los cardenales tienen que estar disponibles para ayudar al Papa en aquellas necesidades que él juzgue se le puede colaborar, y son más de tipo coyuntural que estructural.

¿Pero ya le delegaron tareas?

No, todavía no, y sé que serán coyunturales. Él me dijo: “le iré indicando en qué necesito que me colabore”.

¿De qué más hablaron en las reuniones que sostuvieron?

Dialogamos sobre la realidad de la Iglesia latinoamericana, porque él es latinoamericano y yo trabajé bastante tiempo en esta región. Hubo un diálogo sobre lo que acontece en nuestros países. América Latina cambia mucho, a nivel político, social y eclesial. Hablamos bastante sobre ese tema, pero no sobre algo específico, sino de todo el conjunto, en gran parte también sobre las noticias que nos van informando a nosotros los cambios que se van dando en nuestra región.

¿Hablaron sobre Colombia?

Sí. Hubo un diálogo muy cordial, de compartir las inquietudes que él tiene, los pareceres, las opiniones sobre las diversas circunstancias que vivimos, la realidad social, la realidad política, de la Iglesia, tantas cosas…

¿Cómo se desarrolló el reciente consistorio?

El tema era muy concreto, desde que comenzó el papa Francisco su pontificado hace nueve años se propuso -porque los cardenales se lo señalaron como una tarea prioritaria- reformar el gobierno de la Iglesia a nivel mundial, lo que conocemos con el nombre de la Curia romana, que son aquellos organismos con los cuales el Papa lleva a cabo su servicio en la iglesia y colabora con todas las iglesias del mundo. Fue un lento estudio y comenzó prácticamente al mes o dos de haber sido nombrado Papa y llegaron ya a una fórmula de cambios consignada en la nueva Constitución apostólica. Él quería que de primera mano lo escucháramos a él y a algunas personas que colaboraron en esto, que los cardenales diéramos nuestras opiniones y señaláramos caminos para que eso no se quede en un papel, sino que pronto implique cambios.

¿Cómo avanzan esas reformas? Porque hay quienes señalan que hay descontento al interior del Colegio Cardenalicio…

No hablemos de tensiones, porque la palabra tensión significa que hay conflicto. Hay diversas opiniones, estamos hablando del mundo, de todos los países, de todas las iglesias, es lógico que haya opiniones diferentes, pero en un clima muy interesante de diálogo y de libertad. Yo, aunque era la primera vez que participaba en esto, me sentí completamente libre para decir qué opinaba. El Papa agradeció mucho lo que se ha dicho y lógicamente va a utilizar eso en función de que la aplicación de esa Constitución se haga cuanto antes. Pero yo creo que no debe asustar que haya diversidad de opiniones. Diversidad tiene que haber, lo que no podemos perder es la unidad, los objetivos comunes que tenemos en la Iglesia.

¿Cree que se ha avanzado lo suficiente en la inclusión de las mujeres en la Iglesia? Un tema que se ha criticado…

El rol de la mujer en el mundo ha cambiado de una manera rotunda en el último siglo, es imposible que no cambie en la Iglesia. La mujer ha tenido un liderazgo inmenso en toda la vida de esta institución y si usted toma el libro de los Evangelios hace 2.000 años lo ve. Pero uno de los temas complicados ha sido el diverso servicio de las mujeres en lo que llaman las órdenes sagradas, los ministerios instituidos por la Iglesia para dirigirla, como sacramento del orden. Las mujeres no han tenido ahí un papel, a pesar de que se dice que históricamente falta acabar de estudiarlo porque pareciera que tuvieron un rol propio como diaconisas en el origen de la Iglesia. Ese es un estudio para el que Francisco ha creado ya dos comisiones, porque la Iglesia cuenta mucho con la tradición en estos cambios, nunca parte de cero.

Pero, ¿no considera que han ocupado un rol secundario?

Personalmente opino que no. Acabo de ser obispo de Cartagena durante 18 años y la inmensa mayoría de las personas que colaboran en una iglesia son mujeres y de puestos importantes en la formación de la gente. No como obispos y sacerdotes, que es lo que un grupo piensa que debería llegarse a tener. El Papa eso lo estudia y lo han hecho estudiar pontífices anteriores y no han llegado a una definición.

¿Y cómo ve el tema del celibato?

La misma historia. Algunos de los apóstoles que Jesús llamó y estuvieron con él eran casados. Por ejemplo, de Pedro sabemos que era casado y fue la cabeza de la Iglesia. Eso lleva muchos siglos en la institución y no ha desaparecido, hay regiones donde se conservan sacerdotes casados en lo que se llama la iglesia de Oriente. Hoy se vuelve a hablar del tema por las nuevas circunstancias que vivimos. Esa determinación la tendrá que tomar el Papa y tiene gente estudiando el tema.

También ha despertado preocupación la salud del papa Francisco. ¿Usted cómo lo vio?

Yo juzgo sinceramente, en las circunstancias actuales, tenemos papa Francisco para mucho tiempo.

Lo vi muy bien. Con todos los chismes que escuché antes creí que el Papa estuviera realmente incapacitado, pero su cabeza la tiene más que bien, dialogar con él es una maravilla, tiene una memoria fenomenal. Lo vi muy en su puesto y con una cabeza muy despejada, con todas las posibilidades humanas para poder dirigir. Que en este momento haya circunstancias que el papa Francisco juzgue que vaya a renunciar en las próximas semanas o meses, yo no creo. Él está en sus plenas facultades, tiene la limitación de la movilidad, qué personas mayores de 80 años no tenemos limitaciones. Yo juzgo sinceramente, en las circunstancias actuales, tenemos papa Francisco para mucho tiempo.

Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvaja junto al Papa.

Desde las páginas de este diario, ayer un análisis planteaba que la falta de contundencia en manifestarse alrededor de hechos como los de Ucrania y Nicaragua le empieza a pasar factura al Papa. ¿Usted qué opina?

Que el problema de Ucrania es un problema mundial. Que nadie tiene la fórmula para resolver problemas de Ucrania y ayer el Papa volvió a hacer un clamor sobre el tema, con un dolor tremendo dijo tener temores de que estemos entrando realmente en una tercera guerra mundial. Y eso lo dice particularmente teniendo en cuenta que el problema que existe entre Rusia y Ucrania es un peligro mundial.

¿Y sobre Nicaragua?

¿Qué sabemos realmente de lo que está moviendo el Papa para ayudar a que baje la problemática en Nicaragua? Sabemos que hay problemas y él no es meramente con la Iglesia.

Nicaragua lleva en crisis décadas. Nosotros que somos vecinos tenemos problemas con ese país, graves, delicados, como el problema de los límites, y no hemos sido capaces de arreglarlo. Pero, sobre la falta de contundencia del Papa, la diplomacia con altavoces nunca ha sido efectiva. ¿Qué sabemos realmente de lo que está moviendo el Papa para ayudar a que baje la problemática en Nicaragua? Sabemos que hay problemas y él no es meramente con la Iglesia, es internamente en todo el país. Yo respeto mucho lo que dijo Mauricio Vargas, pero es una voz, puede haber otras que digan lo mismo, dejémosle la inquietud, pero eso me parece a mí que es normal dentro del proceso que vivimos en el mundo.

¿Cómo ve la posibilidad de esos diálogos con el Eln con este nuevo gobierno?

Es una pregunta difícil porque uno en este tema puede comenzar a repetir lo mismo que siempre se dice. La historia de los diálogos de Colombia con el Ejército de Liberación Nacional no es de hoy, también llevan décadas de tire y afloje. El presidente Petro ha utilizado frecuentemente el término ‘Paz Total’ y eso significa muchas cosas, necesitamos trabajarlo mucho más, que él mismo nos diga todo lo que contiene. Todos tenemos que comprometernos a que se pueda lograr pero yo diría que pensar con el puro deseo es muy difícil, todos desearíamos que rápidamente se acabaran todas estas situaciones, pero somos humanos, somos limitados, egoístas, queremos que las cosas se arreglen en favor mío y de los míos y todo eso nos hace las cosas muy difíciles. Ojalá progresemos en ese campo, quien no desearía tener en Colombia verdadera y autentica paz.

ALEJANDRA LÓPEZ
REDACCIÓN VIDA DE HOY
EL TIEMPO

Más noticias

Iglesia se pronuncia sobre polémica por capilla en el aeropuerto El Dorado

Papa Francisco visitó la tumba de Celestino V, el primer pontífice que renunció

Santa Rosa de Lima: esta es verdadera historia del pozo de los deseos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico