Daly City Dental Center
La Gallinita Meat Market
FINHABITS
Gonzales Dental Care
Latch Quiroprácticos
City Toyota
Ayuda Financial
Abogado Alexander Cross
Abogado James Millar
Desarrollo Virtual
Pathway Insurance Agency
Araujo’s Restaurant
Sonrisas Bright Dental
Elías Travel
Alquimia Med Spa
Los Yaquis Restaurant
Imperial Travel
Dr. Francisco García
David Huete
Abogado Wilson Purves
Dr. Francisco Barba
Kisla Gonzales
World Wide Credit Experts
Dr. Alberto Chaparro
Jorge Brignole
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

“Pensamos que querían ayudarnos”: otro grupo de venezolanos iba a ser dejado en Delaware, cerca de la residencia de Biden

Autor: Univision

Era una operación secreta. Eso le dijo una mujer a un grupo de venezolanos cuando los reclutó cerca del centro de recursos para migrantes en San Antonio, Texas. Los llevarían a un hotel La Quinta Inn y pronto les avisarían a qué ciudad de Estados Unidos los trasladarían en “vuelos clandestinos”. Igual que pasó con los migrantes que fueron llevados a Martha’s Vineyard, les prometieron que en su nuevo destino habría gente que los recibiría y los ayudaría.

“Ella nos dijo que habría trabajo. Dijo que nos llevarían y que allí habría personas para ayudarnos”, contó al diario The Miami Herald Pedro Escalona, uno de los venezolanos que cayó en el juego. Su audiencia de migración estaba fijada para octubre en Washington DC, así que el viaje le venía bien porque, pensó, al menos avanzaría hacia el noreste del país.

El diario consultó al menos a seis migrantes que confirmaron esta historia. Fueron reclutados por una mujer en un vehículo negro en los alrededores del centro de recursos para migrantes. Después de convencerlos, los llevaron a las habitaciones 241 y 243 de un hotel La Quinta Inn, donde durmieron cinco noches. Al quinto día, les trajo comida y un mensaje: un autobús los buscaría la mañana siguiente, a las 5:00am del martes 20 de septiembre, para llevarlos al aeropuerto y desde allí, un avión los trasladaría a Delaware.

“Estábamos allí, en la calle, y ellos nos ofrecieron la posibilidad de dormir en una cama. Pensamos que querían ayudarnos”, contó al Herald Deiker José, un venezolano de 19 años. Él asegura que le pidieron que no hablara de lo que le estaban ofreciendo y así hizo, pues solo quería —como le prometieron— conseguir un trabajo.

Los migrantes no tenían idea de que la operación de la que estaban siendo parte, era similar a la organizada por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que dejó a casi 50 migrantes en Martha’s Vineyard días antes. Tampoco sabían que una fuente cercana al republicano había dicho a la cadena NBC News que planeaban enviar a un grupo de migrantes de San Antonio a Delaware, a un aeropuerto cercano a la residencia de verano del presidente Joe Biden.

Pero de la nada el plan se cayó. No les dieron explicaciones. Solo los montaron en un autobús de regreso al centro de recursos para migrantes de San Antonio, donde los habían encontrado al inicio, y allí los dejaron. Aseguran que no esperaron a una parte del grupo, que fue dejada en el hotel, a unas 10 millas de distancia.

Cuando les informaron de que el plan se había caído, Deiker José contó que lloró: “Me sentí sin esperanzas. No tengo nada. ¿Cómo trabajo? ¿Cómo sobrevivo?”, dijo al Herald.

El Herald mostró imágenes de las mujeres reclutadoras a migrantes en Martha’s Vineyard y a los varados en San Antonio. Ambos reconocieron a una mujer de pelo negro. Y los de la isla de Massachusetts además mencionaron a una mujer que se hacía llamar “Perla”. Ese fue el mismo nombre de quien reservó las habitaciones en La Quinta Inn para Escalona y el grupo que creyó que iría a Delaware, dijo al diario una fuente relacionada con la investigación que lleva el sheriff del condado Bexar.

El avión que iba a salir a Delaware —propiedad de la misma empresa de charters que Florida contrató para llevar al otro grupo a Martha’s Vineyard— iba a llegar a un aeropuerto cerca de la casa de Biden, constató el Herald al revisar el reporte del vuelo.

Loading

Gavin Rogers, pastor de una iglesia en San Antonio que asiste a migrantes, aseguró que este tipo de operaciones “puede ser destructiva para quienes buscan asilo”. Además, reclamó que al no comunicarse con las organizaciones locales dificultan la asistencia oportuna que requieren estas personas: “Ellos están en una situación de desesperación. Debemos tratarlos con dignidad y llevarlos a donde necesitan ir”.

Para él, como han asegurado distintos analistas sobre estas operaciones, “hay una motivación política para traficar personas”. Cree que al final, “el daño cae sobre personas que lo están haciendo bien, no sobre los actores políticos”.

Los migrantes que huyen de Venezuela lo hacen, en su mayoría, tras haber sido víctimas de represión de organismos del gobierno, de colectivos de civiles armados que los han agredido o por la crisis humanitaria que atraviesa la nación. Más de seis millones de venezolanos han salido del país y para hacerlo, cruzan a pie las fronteras de varios países. En el último mes, los venezolanos junto a los cubanos y los nicaragüenses sumaron 35% de los arrestos hechos por la Patrulla Fronteriza en el límite sur.

Después de lo ocurrido en Martha’s Vineyard, distintas organizaciones han pedido o iniciado una investigación. Entre ellos, Javier Salazar, el alguacil del condado Bexar, donde descansa San Antonio, para quien lo ocurrido “es un abuso a los derechos humanos”.

“Es repugnante, un abuso”: habla el alguacil de Texas que investigará los vuelos de inmigrantes venezolanos a Martha’s Vineyard

Y el martes, distintas organizaciones acompañaron una demanda contra de DeSantis, el estado de Florida, su Departamento de Transporte y cinco personas ligadas a él por haber embaucado al grupo de venezolanos que fue llevado bajo engaño a la isla de Massachusetts. Acusan a quienes, dice el texto, se hicieron pasar por “buenos samaritanos que ofrecían ayuda humanitaria”. Para convencerlos de que abordaran los vuelos, cuentan, dieron a los inmigrantes tarjetas de 10 dólares para comer en McDonald’s y les prometieron que en otros estados conseguirían empleo, vivienda y oportunidades de educación.

Una de las abogadas que lidera la demanda, Mirian Albert, de Lawyers for Civil Rights Boston, contó a Univision Noticias que la mayoría de los venezolanos engañados sigue en la base conjunta de Cape Cod, en Massachusetts, y que trabajan para conectarlos con abogados de inmigración para que sus procesos de solicitud de asilo sigan adelante a pesar de estar en otro estado. Cuenta que entre los migrantes defraudados hay quienes tienen citas próximas en Texas, Virginia e Illinois.

“Nosotros argumentamos que el hecho de que el gobernador interfirió en los procesos de migración que estos individuos ultimadamente buscaban llegar al punto de que estas personas fueran deportadas”, denuncia Arias.

Para ella, es “perturbador que un político haya usado a migrantes como peones”. La demanda, explica, busca un amparo nacional para resguardar a los migrantes llevados a Martha’s Vineyard y a cualquier otro que sea trasladado de un estado a otro bajo engaño. “Queremos darle justicia a nuestros clientes que son parte de la clase entre los 50 de este grupo, pero también a cualquier otro con una experiencia similar (…) Tenemos que asegurarnos de que esto no se repita”.

Loading

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico