previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

Pepe Rodríguez ('MasterChef'): de ayudar a toxicómanos a 'divorciarse' de su hermano

Autor: Vanitatis

‘La vida da muchas vueltas’ es una frase que hemos escuchado en multitud de ocasiones y que se convierte en realidad en más de una y dos vidas. Eso es precisamente lo que le pasó a uno de los chefs patios más queridos, Pepe Rodríguez. Y es que el propietario de El Bohío se ha convertido en uno de los mejores en lo suyo cuando en realidad él siempre soñó ser otra cosa.

En el caso del popular jurado de ‘MasterChef’, él deseaba ser cantante de rock o quizá futbolista. Los sueños de un pequeño que acabaron virando con el tiempo y las necesidades, pues ambos acabaron poniendo todo en su lugar, porque una cosa es desearlo y otra tener que hacerlo.

Pero no le ha ido nada mal. De hecho, el toledano, o mejor dicho su restaurante El Bohío, encabeza este 2020 el ranking de la página web experta en temas culinarios El Tenedor como el restaurante preferido de los españoles. No está nada mal si tenemos en cuenta que, como hemos dicho, Pepe nunca quiso ser cocinero y que la primera vez que el restaurante abrió sus puertas (hablamos de 1934), muy poca gente sabía qué significaba el nombre del local: “Cabaña de América, hecha de madera y ramas, cañas o pajas y sin más respiradero que la puerta”, como lo define la RAE.

¿Y por qué un local de comidas abierto en Illescas tenía un nombre tan exótico? Porque la familia de Pepe Rodríguez vivió una temporada en Cuba y algún bonito recuerdo les debió de quedar. Pero conozcamos más datos curiosos del conocido chef de La 1.

1. Fue un mal estudiante

Él mismo lo ha contado en varias ocasiones, que las tareas no se le daban nada bien. “A mí no me gustaba lo del restaurante, pero ni mi hermano ni yo éramos los mejores estudiantes del país, así que en el instituto lo dejamos y echamos una mano en el negocio”, contaba en una entrevista para ‘ABC’ en 2013.

Lea Tambien:  Curiosidades. La sabrosa historia del postre Rogel

2. Cocinero antes que fraile

En realidad fue camarero antes que cocinero, pero nos venía bien el juego de palabras. Pepe estaba cómodo atendiendo las mesas del restaurante familiar, pero se vio obligado a ayudar en cocina, una cosa llevó a la otra y en el 99 le dieron su estrella Michelin. “Al principio echábamos una mano como camareros y cuando mi madre enfermó, no nos quedó otra que entrar en la cocina”. Menos mal que no quería…

El jurado de 'MasterChef', en el FesTVal en Vitoria. (EFE)
El jurado de ‘MasterChef’, en el FesTVal en Vitoria. (EFE)

3. Su relación con la droga

En este caso, positiva. De hecho, muy positiva: cuando rondaba la veintena, el toledano entró en contacto con Amidemar, una asociación de ayuda al toxicómano. “En mi pueblo había un profesor que había dejado la docencia y cuando yo estaba tomando copas con mis amigos en el pub, lo veíamos con esos chavales a los que trataba de reinsertar. Yo pensaba. Un día me crucé con él y no pude contenerme: le pregunté si necesitaba algo y me dijo que al día siguiente me esperaba en su casa. A partir de entonces estuvimos un montón de años llevando a adictos a centros; montamos una asociación, colaboramos con las familias y con psicólogos. Le dedicamos nuestro tiempo a esa causa y fue una etapa preciosa”, recordaba en una entrevista para ‘La Vanguardia’.

4. Su padre iba para torero

Iba pero se quedó en fotógrafo taurino porque serlo en aquellos años era una puerta a la fama y la riqueza. Finalmente no pudo ser, pero se reconvirtió, y en vez de ponerle las banderillas al toro de Domingo Ortega, logró algunos de los mejores retratos del torero. De hecho, hace unos años celebraron una exposición homenaje, una muestra que reunía en la plaza de toros de Toledo 40 imágenes tomadas por el progenitor en sus años como fotógrafo taurino

Lea Tambien:  A 16 años de su estreno, "Lost" regresa a la televisión: curiosidades de la serie de culto

5. Ha sobrevivido al covid-19

Al menos es lo que afirma en una entrevista concedida a ‘El Mundo’, en la que el cocinero declaraba que estaba, casi seguro, de que había pasado la enfermedad, tanto él como su esposa. “El primer día, cuando cerramos el restaurante, mi mujer y yo nos encontrábamos mal, teníamos fiebre”. Pepe explicaba también que la pareja se tomó las medicinas pertinentes y que, tres días después, él estaba curado aunque a su mujer le costó algo más: “A ella le duró siete u ocho”. El cocinero no sabe realmente si llegó a tener coronavirus porque no había podido hacerse el test.

Pepe, con compañeros de profesión en una imagen de 2011. (EFE)
Pepe, con compañeros de profesión en una imagen de 2011. (EFE)

6. Su sueño televisivo

Aunque se muestra satisfecho de su paso por ‘MasterChef‘, en realidad a Pepe le gustaría hacer algo mucho más especializado para una minoría más selecta. Menos ruido y más nueces: “Me encantaría hacer un programa en el que se pudiera hablar de la cocina y de la gastronomía profundamente, pero eso no le interesa a nadie”, confesaba pensando en esos programas para minorías selectas de La 2.

7. El divorcio de su hermano

Después de media vida trabajando juntos, finalmente su hermano Diego ha decidido dejar el negocio familiar, y es que la situación entre ambos cada vez era más complicada, como explicaba el cocinero en el periódico ‘La Vanguardia’: “Nosotros somos totalmente diferentes, quizá por eso hemos estado 40 años juntos. Ahora por circunstancias, él se ha ido, y creo que ha hecho un bien al restaurante. Le deseo lo mejor del mundo, pero creo que ese parón ha venido estupendamente, porque íbamos como pollos sin cabeza. No es fácil”.

Lea Tambien:  Shere Hite, la mujer que "escandalizó al mundo"

8. Amores de barra

En una de las ediciones de ‘MasterChef Junior’, Mariví, la mujer de Pepe, reveló cómo conoció al hombre con el que lleva media vida y ha tenido tres hijos: “Lo conocí en un bar que tiene él. Venía yo de jugar al tenis con unas amigas y dijimos de tomarnos una Coca-Cola y él estaba ahí. Me fichó y cada vez que iba a Illescas, ahí estaba él, esperándome”, comentaba. “Es una persona muy elegante, es un señor. Y luego su cocina, eso me enamoró”, añadía para explicar qué le atrajo del chef.

9. Tímido y rockero

Sí, ahora convertido en animal televisivo cuesta creerlo, pero él mismo ha explicado muchas veces que de pequeño era un niño tímido que soñaba con ser cantante. “De pequeño no se estilaba ser un chef, no era apetitoso. Sí, en cambio, ser cantante de rock o futbolista, que era lo que deseábamos todos los niños. Pero ni sabía pegarle [a la pelota] con las piernas ni Dios me dio voz”, relataba en una entrevista en ‘El Ideal’.

Pepe Rodríguez, en una imagen de pequeño. (RTVE)
Pepe Rodríguez, en una imagen de pequeño. (RTVE)

10. Pepe casamentero

En una de las ocasiones en las que el cocinero visitó ‘El hormiguero’ de Pablo Motos, contó que una vez pidió la mano a una novia en nombre del novio: “Me pidió que le entregase el anillo a su chica”, decía para sorpresa del presentador. El chef lo hizo a pesar de la vergüenza que le daba: se acercó con la alianza hasta la mesa de los protagonistas e hizo la pregunta de rigor. “La novia no sabía si darme el beso a mí o a su novio”, rememoraba entre risas.

Impactos: 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitors online – 148:
users – 1
guests – 51
bots – 96
The maximum number of visits was – 2020-09-03:
all visitors – 18406:
users – 33
guests – 14065
bots – 4308
browser – IE 6.0

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico