El antioqueño se quedó con el segundo lugar de la vuelta que ganó el galés Geraint Thomas (Ineos).

El antioqueño Sergio Andrés Higuita se quedó con el segundo lugar de la Vuelta a Suiza que ganó el galés Geraint Thomas (Ineos).

En la octava y última etapa disputada en la modalidad de contrarreloj individual con un recorrido de 25,6 km con salida y llegada en Vaduz, capital del Principado de Liechtenstein, en la que se llevó el triunfo el belga Remco Evenepoel.

Evenepoel (Aalst, 22 años) voló en la contrarreloj a 54 kilómetros por hora, marcando un tiempo en meta de 28.25 segundos que nadie pudo superar.

Se acercó en 3 segundos Geraint Thomas, a quien le bastó su esfuerzo para lograr el maillot amarillo de la general. La tercera plaza de la crono fue para el suizo Stefan Kung, a 10 segundos

El colombiano Sergio Higuita (Bora) no pudo mantener el liderato, algo que ya sospechaba el de Medellín, ya que solo contaba con una ventaja de 3 segundos sobre Thomas, un especialista en la lucha individual.

No obstante, Higuita se clasificó segundo, a 1.12 minutos del ciclista de Cardiff, salvando su plaza por 4 segundos ante el danés Jakob Fuglsang (Israel Premier Tech), tercero en el cajón.

Gran crono de Evenepoel, quien sumó su novena victoria de la temporada y la número 31 de su palmarés. El ganador de la Lieja Bastoña Lieja ofreció su mejor versión, y una vez que se sentó en la “silla caliente” del mejor tiempo solo se levantó para celebrar su éxito.

Y gran victoria para Thomas, un viejo rockero del ciclismo, de la factoria del antiguo Sky, de 36 años, todo un ganador del Tour de Francia (2018), Dauphiné y Romandía entre otras pruebas por etapas, doble campeón olímpico y triple mundial en pista, ahora tratando de reverdecer laureles. Desde 2021 no ganaba nada.

El pronóstico estaba cantado a favor de Thomas. El mismo Higuita lamentaba tras ponerse líder el pasado sábado el hecho de no tener “más ventaja” para la última crono, donde los especialistas iban a tomar la palabra.

El holandés Dylan Van Baarle había marcado un tiempo a tener en cuenta, pero cuando llegó Evenepoel ya fueron palabras mayores. El chaval había superado por 54 por hora.

Cuando llegó el suizo Stefan Kung a 10 segundos, todo dependía ya de Thomas, quien se quedó muy cerca, pero no pudo rematar el doblete de etapa y general.

Higuita se fue dejando más de un minuto por el camino. No cumplió su sueño, pero demostró que sus prestaciones pueden ser interesantes para el Bora en próximos compromisos. Quien sabe si será en la Vuelta cuando vuelva a brillar.