Jorge Brignole
Kisla Gonzales
Ayuda Financial
David Huete
World Wide Credit Experts
Araujo’s Restaurant
Gonzales Dental Care
Imperial Travel
Dr. Francisco García
Abogado James Millar
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Sonrisas Bright Dental
Elías Travel
La Gallinita Meat Market
Latch Quiroprácticos
Abogado Alexander Cross
Desarrollo Virtual
Abogado Wilson Purves
Daly City Dental Center
City Toyota
Dr. Alberto Chaparro
Alquimia Med Spa
Dr. Francisco Barba
FINHABITS
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

¿Por qué se caen los párpados?

Autor: ELMUNDO
  • GEMA GARCÍA MARCOS

Actualizado

Es otro de los ‘daños colaterales’ del paso del tiempo. La solución depende de la causa concreta que haya provocado la aparición de esta incómoda patología

¿Por qué se caen los párpados?

Con la edad, ya se sabe, las cosas se nos van cayendo por unos u otros motivos. Es una lástima pero es así. Y una de esas cosas que se van descolgando -la lista es larga pero mejor obviarla por esta vez- son los párpados de los ojos, cerrándonos la mirada y achicándonos los ojos… a no ser que tiremos de remedios estéticos.

“La caída de los párpados ocurre de forma fisiológica con el paso de los años. Por lo que, a partir de una edad, prácticamente todas la personas van a presentar, en mayor o menor medida, una caída de los párpados superiores, explica la Eva Vico, doctora del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Según Vico, “se caen por diferentes causas: por un exceso de piel debido a la edad o por diversas anomalías que afectan al músculo elevador del párpado“. Este segundo supuesto se puede producir “tanto porque éste se desinserte de su zona de inserción de forma espontánea como porque vaya perdiendo fuerza, y ambas razones están vinculadas al paso del tiempo”. Además, añade, “existen otras enfermedades de carácter neurológico o miopático que son más raras pero que también pueden afectar a este músculo ocasionando una ptosis“.

Cuando la caída de los párpados está ocasionada por un exceso de piel en los párpados superiores, “se llama dermatoacalasia, y es la causa más frecuente de esta patología. Esta suele estar relacionada con la pérdida de tono y flaccidez de los tejidos faciales, algo que también es una consecuencia natural del envejecimiento”..

Existen diversos grados de dermatoacalasia y, en casos avanzados, “la piel del párpado llega a apoyarse sobre las pestañas, haciendo que el paciente note pesadez en los ojos, dificultad en el campo visual superior y confiriendo a la mirada un aspecto triste y cansado. En la mayoría de casos, el párpado no está realmente descendido, por lo que el músculo elevador no se encuentra afectado”.

Se trata de una patología que “afecta tanto a hombres como a mujeres y, aunque su incidencia aumenta con la edad, pueden aparecer casos en personas jóvenes”. En este sentido, esta doctora hace hincapié en que “existe una carga genética importante, por lo que su frecuencia aumenta en aquellas personas con antecedentes familiares”.

Para solucionar esta patología no queda otra que pasar por quirófano. “En el caso de la dermatoachalasia, se corrige mediante una blefaroplastia de los párpados superiores. Para ello, se extirpa la piel sobrante a través de una incisión a nivel del pliegue del párpado superior con la intención de que ésta quede oculta y, estéticamente, no se vea la cicatriz. De este modo, se va a conseguir rejuvenecer la mirada y eliminar los síntomas ocasionados por ese exceso de piel”.

Si el problema es una ptosis, donde existe realmente un descenso del párpado superior ocasionado por un mal funcionamiento del músculo elevador, “la intervención quirúrgica para solucionarlo puede variar en función de los hallazgos encontrados en la exploración realizada por un especialista”.

Así, relata esta especialista, “cuando el músculo elevador tiene una buena función y en la exploración oftalmológica el test de fenilefrina (utilizado para evaluar la funcionalidad del músculo) es positivo, se puede realizar una conjuntivomüllerectomía. Mediante esta técnica, abordamos el párpado desde su cara interna, y se extirpa un trozo de conjuntiva y músculo de Müller ( encargado de contribuir también a la apertura palpebral)”.

En cambio, la doctora Vico detalla que “si el músculo elevador tiene una buena función pero el test de fenilefrina es negativo en la exploración, la intervención se hace sobre el músculo elevador del párpado a través de una incisión cutánea a nivel del pliegue palpebral. Puede ser necesario volver a insertar el músculo en los casos en los que se haya descolocado espontáneamente. O puede precisarse un reforzamiento del mismo acortándolo en su punto de inserción”.

Si, por el contrario, el músculo elevador tiene una mala función, “la única manera de corregirlo es con técnicas de suplencia al músculo frontal. De este modo, la manera que tiene el paciente de abrir el párpado es contrayendo el músculo frontal, situado en la frente. Para conseguirlo, en la cirugía ,se pasan unas riendas internas, que van desde el párpado superior hasta la región frontal para que, al subir la ceja, el paciente consiga la apertura del párpado”.

En resumidas cuentas que, según señala Vico, “existen diversas formas de corregir la caída de los párpados en función de la causa que la ocasiona. Y, aunque en la mayoría de los casos está relacionada simplemente con la edad, pueden existir enfermedades importantes subyacentes de origen muscular y neurológico que debemos descartar mediante una exploración oftalmológica rigurosa un manos de un especialista en oculoplastia”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico