Ayuda Financial
Kisla Gonzales
Araujo’s Restaurant
World Wide Credit Experts
Dr. Alberto Chaparro
Gonzales Dental Care
Daly City Dental Center
David Huete
Desarrollo Virtual
Elías Travel
City Toyota
Abogado James Millar
Sonrisas Bright Dental
FINHABITS
Dr. Francisco García
Dr. Francisco Barba
Jorge Brignole
Latch Quiroprácticos
Abogado Alexander Cross
Alquimia Med Spa
La Gallinita Meat Market
Los Yaquis Restaurant
Pathway Insurance Agency
Abogado Wilson Purves
Imperial Travel
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Por una política del bien común

Autor: Domingo Sugranyes Bickel

Confluyen aquí dos cualidades de Julio L. Martínez: su familiaridad con la literatura internacional en filosofía política, y su experiencia como rector de una punta de lanza universitaria. Su mensaje: liberarnos de los automatismos individualistas y utilitaristas que guían nuestra comprensión de la vida colectiva. No niega la necesidad del cálculo utilitario en las decisiones económicas, pero lo rechaza como referencia social. El utilitarismo nos lleva, por un lado, a la estatalización de lo público y, por el otro, a la privatización de la moral. Son dos caras de lo mismo, y contra ello se propone un horizonte de encuentro, de diálogo y de construcción colectiva: el bien común.

El autor parte de un diagnóstico actualísimo, que no ignora ni la digitalización, ni las conmociones geopolíticas de la pandemia y de la guerra en Ucrania. Reivindica un juicio equilibrado, sin maximalismos, al mismo tiempo que mira de frente los contextos de marginalidad y de exclusión social. Su detallada discusión del liberalismo y del socialismo democrático es rica y sugerente. Al proponer la historia del concepto de bien común en el pensamiento filosófico y en el de la Iglesia, el autor desciende varias veces de la teoría hacia la actualidad, por ejemplo, cuando trata de la ética del cuidado, de los «bienes públicos globales», del pluralismo político o de la tensión entre ciudadanía y nacionalismos excluyentes. Dedica dos capítulos al pensamiento del Papa Francisco sobre la construcción del «pueblo» y la participación, siempre alejado de cualquier trinchera ideológica. En el capítulo final, el autor aporta un contenido sustancial: un programa educativo por el bien común.

Circunscribir la idea de bien común es difícil. Este libro ayuda al lector a pensarlo por sí mismo desde la fe y con los ojos abiertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico