Latch Quiroprácticos
Araujo’s Restaurant
City Toyota
Abogado Alexander Cross
Pathway Insurance Agency
Dr. Francisco Barba
Los Yaquis Restaurant
Imperial Travel
Abogado Wilson Purves
Dr. Francisco García
Ayuda Financial
Gonzales Dental Care
Abogado James Millar
La Gallinita Meat Market
Desarrollo Virtual
Kisla Gonzales
World Wide Credit Experts
Daly City Dental Center
Dr. Alberto Chaparro
Sonrisas Bright Dental
Alquimia Med Spa
Elías Travel
David Huete
Jorge Brignole
previous arrow
next arrow

Categoria:

Real Madrid femenino, 5

Autor: La Galerna

Møller hace sonreír al Madrid en Europa

El Real Madrid femenino goleó (5-0) al Breidablik FC en la segunda jornada de la Fase de Grupos de la Women’s Champions League. Un hat-trick en la primera parte de Caroline Møller encarriló el choque antes de que Olga Carmona y Lorena Navarro redondeasen el marcador.

Apenas habían vuelto las futbolistas del Real Madrid al césped tras el descanso de su partido de Women’s Champions League ante el Breidablik cuando David Aznar efectuó un cambio: Claudia Zornoza se dirigió al banquillo y, durante más de media hora, las blancas pasaron a jugar sin centrocampistas. En cualquier otra circunstancia, un movimiento así sólo podría entenderse como acto de locura; esta vez, su significado era el opuesto: el fútbol daba al fin un respiro al Madrid.

Hasta entonces la temporada había consistido en una sucesión de partidos agónicos. Primero sumando derrotas y desde esta semana venciendo, aunque a duras penas. Pero todo cambió en la noche del miércoles, cuando el nuevo himno de la Champions femenina retumbó por primera vez en la casa del Real Madrid. La inferioridad evidente del equipo visitante fue la serotonina necesaria para que las madridistas corrieran, llegaran a puerta y remataran con la alegría y facilidad propia de un partido de recreo.

Moller Real Madrid femenino

El telón que desveló el decorado cayó antes de cumplirse el primer minuto de juego. Un balón largo sobrevoló a la defensa islandesa y tras él corrió sin éxito pero con peligro Caroline Møller. La fórmula surtió efecto al siguiente intento. Kenti Robles lanzó a la atacante desde la derecha y, con calidad, la danesa pisó área y pinchó el cuero antes de soltar un derechazo inapelable. Uno y dos minutos después, como si de un ejercicio de entrenamiento se tratase, Møller volvió a tener ocasiones para firmar un hat-trick fulgurante.

Aunque falló entonces, en parte importunada por la guardameta Telma Ívarsdóttir —la mejor de su equipo—, el campo estaba tan inclinado hacia la portería islandesa que la goleada era cuestión de tiempo. Funcionaban los carriles de Kenti Robles y Lucía Rodríguez, mandaba desde el centro y sin oposición Claudia Zornoza, y arriba tanto Møller como Athenea del Castillo tenían praderas verdes para exprimir sus zancadas.

Real Madrid femenino

Así llegó el segundo, tras un eslalon inconfundible de Athenea, que desde el centro del campo avanzó en diagonal y tiró un autopase desvergonzado antes de asistir a Lorena Navarro. El primer chut fue rechazado, pero Caroline Møller devolvió a la red el balón sin dueño. Espantadas las prisas y la urgencia, cada combinación del Real Madrid parecía sencilla, lógica y prometedora. Al borde del descanso, mediante una de esas triangulaciones de manual, se aseguró Møller su primer balón firmado. Lorena y Kenti juguetearon trazando una pared en la esquina del área grande hasta desarbolar a la zaga, y en el momento preciso fue la lateral mexicana quien envió al corazón del área el balón para que la danesa bendecida rematara de primeras sin titubear.

Desde ese momento, el Madrid empezó a pensar en completar las tareas secundarias de su lista de pendientes. No encajar, repartirse los goles, dar descanso a las fijas… y ver celebrar a Nahikari García. Lo lograron todo salvo el último punto. Olga Carmona entró pisando el acelerador y, en menos de lo que uno tarda en atarse las botas, ya tenía su gol. Por el costado izquierdo, tiró de fe para presionar la salida de balón islandesa e hizo bueno un rebote para plantarse en el área y rematar a gol con su zurda.

Real Madrid femenino

Todo eran brotes verdes. Y fue entonces cuando David Aznar retiró a su única centrocampista sana, aceptando el riesgo —ya asumible— de dibujar una sala de máquinas experimental. Por allí se repartieron tareas Ivana Andrés, Lucía, Lorena y cualquiera que pasase con ganas de echar una mano. No importaba, ya que el Breidablik únicamente conseguía tomar aire mandando el balón lejos a tierra de nadie.

Pudieron llegar muchos más goles —39 ocasiones certificó el recuento final—, pero nunca el de Nahikari, vetada sin razón por los dioses del fútbol. La delantera de Urnieta entró al campo a derrochar actitud, como acostumbra y, si bien no alzó los brazos, su entrega e insistencia permitió que Lorena Navarro cerrase la cuenta en el 89. Nahikari remató a gol tras un centro de Athenea, el balón superó a la portera y sobre la línea intervino la última defensora para sacar el cuero. Sin embargo, apareció una vez más Lorena en tareas de cazagoles para ser ella la que gritase por última vez en una noche de celebración general. Una vez recuperada la sonrisa en Europa, queda trasladar el gesto a la liga.

Fotografías Imago.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 602:
Usuarios – 0
Invitados – 352
Robots – 250

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico