Categoria:

Recursos en español de Radical

Autor: Radical

En algún momento, todo seguidor de Cristo, debe preguntarse: “¿Dónde debería empezar a leer mi Biblia?” Y es una pregunta legítima, porque a primera vista la Biblia puede ser intimidante. Cuando empezamos a leer la Biblia, nos podríamos sentir abrumados e inseguros porque no sabemos dónde empezar.

Ya sea que eres nuevo en la fe o deseas cultivar tu relación con el Señor mediante la lectura de su Palabra, es importante que tengas en mente las razones por las cuales leemos la Biblia. Leemos la Biblia para crecer en nuestro conocimiento de Dios. Leemos la Biblia y oramos para que nuestros corazones sean transformados y nuestras vidas sean conformadas a la imagen de Cristo. Recuerda que no leemos la Biblia para ganar el amor de Dios ni practicar un ritual. Leemos la Biblia simple y llanamente para conocer y amar a Dios.

¿Dónde debería empezar a leer la Biblia?

Si no te has comprometido con un plan específico o tienes poca o ninguna experiencia, te ofrecemos tres excelentes lugares para empezar a leer la Biblia.

Empieza con el Evangelio de Juan

Una de nuestras recomendaciones favoritas es empezar en el Evangelio de Juan. Juan es probablemente el Evangelio más fácil de leer, entender y ver quién es Jesús. Juan presenta a Jesús como el que murió por nosotros, resucitó al tercer día y ascendió a la diestra de Dios. Este es el Jesús que adoramos. Si vas a leer la Biblia por primera vez, es vital que tengas esta imagen de Jesús a lo largo de toda la Biblia.

Hace algunos años, tuve la oportunidad de caminar a través del Evangelio de Juan con un amigo llamado Mateo quien hacía poco había venido a la fe en Cristo. Durante las pocas semanas que pasamos leyendo este Evangelio, vi como Mateo creció en su comprensión de Jesús y su afecto por Él. Al final de nuestro estudio, era evidente que Jesús es la segunda persona de la Trinidad quien es verdaderamente Dios y verdaderamente hombre. A medida que Mateo leía a través del Evangelio de Juan, empezó a entender al Salvador que había cubierto sus pecados en la cruz.

Lee el Evangelio de Marcos

Después de leer el Evangelio de Juan, considera leer el Evangelio de Marcos. En su Evangelio, Marcos presenta al principio la naturaleza acelerada del ministerio de Jesús y luego se detiene y destaca la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Al igual que el Evangelio de Juan, el Evangelio de Marcos nos ayuda a tener una visión clara de Jesús.

Al igual que el Evangelio de Juan, el Evangelio de Marcos nos ayuda a tener una visión clara de Jesús.

Nosotros adoramos a un Salvador que cuida del pobre y del marginado. Marcos siempre presenta a Jesús como un siervo que se sacrifica por quienes lo rodean. Pero, también pone de manifiesto que Jesús es el Mesías, quien nos ha salvado de nuestros pecados.

Lee toda la Biblia, cinco páginas a la vez

Cuando tenía 15 años, recuerdo claramente haber compartido el evangelio con un estudiante universitario agnóstico. Durante nuestra conversación, le compartí cómo el Espíritu había transformado mi corazón y llevado a una fe salvífica en la obra de Cristo. Después de que le presenté mi testimonio y le compartí el evangelio lo mejor que pude, el estudiante comenzó a preguntarme si había alguna vez leído toda la Biblia. Luego empezó a citar secciones de la Biblia que nunca había leído. Y, por último, me desafió al decir que era imposible que el Dios del Antiguo Testamento fuera amoroso y que debía ser un dios diferente a Jesús.

Siendo un muchacho de 15 años todo aquello me desconcertó. Yo había leído los Evangelios. Podía recitar algunos versículos de Romanos y Efesios, pero no había dedicado mucho tiempo a leer el Antiguo Testamento. Después de esa experiencia, decidí leer toda la Biblia y la encontré como una de las experiencias más estimulantes en mi vida. Mientras leía Levítico, vi la santidad de Dios con claridad. Luché con el problema del pecado mientras leía Habacuc. En pocas palabras, comencé a ver la belleza de Dios y su soberanía de manera más evidente.

La meta de la lectura de la Biblia no es la rapidez ni la cantidad. La meta es crecer en la fidelidad y el conocimiento de éll, así como deleitarnos en él.

Si quieres leer toda la Biblia, considera la posibilidad de iniciar con cinco páginas por día. Si lees cinco páginas por día, terminarás de leerla en un año. He tenido amigos que han mantenido un plan más riguroso y han terminado en seis meses al leer diez páginas por día. Recuerda, leemos la Biblia para conocer y amar a Dios. La meta no es la rapidez ni la cantidad. Más bien, la meta es crecer en la fidelidad y en el conocimiento de él, así como deleitarnos en él.

Tres consejos para leer la Biblia

Leer la Biblia puede parecer una tarea de gran envergadura. Independientemente de donde te encuentres en tu relación con el Señor, nuestro deseo es que lo ames de una manera más intensa a medida que aprendes más sobre él.

Usa una Biblia de Estudio

Mientras lees la Biblia, a menudo te surgirán preguntas a las cuales no podrás contestar con rapidez desde el contexto inmediato. Hemos descubierto que usar una Biblia de Estudio puede ser una herramienta útil para entender el significado de un pasaje. Si estás buscando comprar una Biblia de Estudio, te recomendamos usar la Nueva Biblia de Las Américas (NBLA- Biblia de Estudio). Las Biblias de Estudio son recursos confiables que pueden ayudarte a crecer en tu comprensión de la Biblia.

Trata de usar un comentario

Otra manera provechosa para entender la Biblia es el uso de un comentario bíblico. Los comentarios bíblicos pueden ser abrumadores debido a la extensión de muchos textos. Recomendamos comenzar con uno o dos comentarios como los que se incluyen en Christ-Centered Exposition Series [Serie de Exposición Cristocéntrico] o Tyndale Bible Commentary Set [Colección de Comentarios Bíblicos Tyndale]. Si estás buscando un comentario gratuito en internet, considera usar uno de Matthew Henry o de Juan Calvino.

Sé consistente

Cuando empiezas a leer la Biblia, es fácil fijar altas expectativas pero tener dificultad en seguir hasta el final. No te abrumes. Te animamos a empezar poco a poco. Lee un capítulo de la Biblia por día y luego aumenta gradualmente esa cantidad. Cuando lees consistentemente la Biblia, consistentemente pasarás tiempo aprendiendo a conocer y a amar al Dios que te creó, te salvó y te cuida.

Palabras de exhortación de Spurgeon

Charles Spurgeon, un conocido predicador bautista del siglo XVIII, una vez dijo: “Visita muchos buenos libros, pero vive en la Biblia”. Al leer tu Biblia, ten presente que la meta es encontrar descanso y bienestar en Cristo. Y, que, en última instancia, la meta es conocer y amar a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
Te puede interesar también
la-mejor-playa-de-new-york,-que-tiene-arena-dorada-y-aguas-cristalinas
Economía y Negocios

La mejor playa de New York, que tiene arena dorada y aguas cristalinas

New York es una ciudad mundialmente conocida por ser una metrópolis que atrae a miles de turistas. Sin embargo, además de su ciudad, también ofrece hermosos destinos naturales. Uno de estos destinos es Main Beach en East Hampton, un lugar ideal para aquellos que buscan disfrutar de una de las mejores playas de Estados Unidos.

Leer Más >>
descubren-enorme-depredador-marino-en-la-antartida;-enterate
Tecnología

Descubren enorme depredador marino en la Antártida; entérate

CRETÁCICO Este depredador, que vivió hace 66 millones de años, es el mayor de su tipo hallado en la región Escrito en GLOBAL el 15/7/2024 · 02:30 hs Última actualización: 14/7/2024 · 20:42 hs Hace unos 66 millones de años, al final del Cretácico, las aguas de la Antártida eran mucho más cálidas que en

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico