previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

Ruth Bader Ginsburg muere a los 87 años: esta fue su trayectoria

Autor: Sebastian Jimenez Valencia
Jueza Ruth Bader Ginsburg muere a los 87 años 5:16

(CNN Español) — La jueza de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. Ruth Bader Ginsburg murió este viernes debido a complicaciones de un cáncer de páncreas que hizo metástasis, anunció la corte. Tenía 87 años.

Según el alto tribunal, Ginsburg murió rodeada de su familia en su casa en la ciudad de Washington. Además, se llevará a cabo un servicio de entierro privado en el Cementerio Nacional de Arlington.

ruth-bader-ginsberg-jueza-corte-suprema

Ginsburg fue designada en 1993 por el presidente Bill Clinton. Durante los últimos años se desempeñó como la integrante más importante del ala liberal de la corte, con votos progresistas sobre los temas sociales más divisivos del momento, incluidos los derechos al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, los derechos al voto, la inmigración, la atención médica y la acción afirmativa.

Además, en su trayectoria, desarrolló un estatus de estrella de rock y fue apodada «Notorious R.B.G.». De hecho, cuando participaba en eventos por todo el país, ante audiencias liberales, era recibida con ovaciones y hablaba sobre su visión de la ley, su famosa rutina de ejercicios y sus usualmente feroces disensos.

Su muerte ––menos de siete semanas antes de las elecciones en Estados Unidos–– abre una pelea política sobre el futuro de la Corte Suprema. Refiriéndose a la muerte de la jueza liberal, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo este viernes: «El candidato del presidente Trump recibirá una votación en el pleno del Senado de Estados Unidos».

Pero Ginsburg le dijo a su nieta pocos días antes de su muerte que quería que su reemplazo fuera designado por el próximo presidente, reportó NPR. «Mi deseo más ferviente es no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente», le dictó a su nieta Clara Spera días antes de morir.

  • LEE: McConnell promete que el candidato de Trump para reemplazar a Ginsburg tendrá una votación en el Senado, poniendo en marcha una lucha histórica

«Una jurista de talla histórica»

Sobre la muerte de Ginsburg, el presidente de la Corte Suprema John Roberts dijo: «Nuestra nación ha perdido a una jurista de talla histórica». Y añadió: «En la Corte Suprema hemos perdido a una querida colega. Hoy lloramos, pero con la confianza de que las generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocimos: una incansable y resuelta defensora de la justicia».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pareció enterarse de la muerte de Ginsburg por los periodistas. «¿Justo ahora?», respondió, cuando se le preguntó sobre la muerte de la jueza. «Llevó una vida increíble. ¿Qué más puedes decir?», señaló el presidente. «Era una mujer increíble, estés de acuerdo o no, era una mujer increíble que llevó una vida increíble».

El candidato presidencial demócrata Joe Biden llamó a la fallecida Ruth Bader Ginsburg «no solo una gigante en la profesión legal, sino una figura querida».

«Mi corazón está con todos los que la cuidaron y se preocupan por ella. Y ella practicó los más altos ideales estadounidenses como justicia; igualdad y justicia bajo la ley, y Ruth Bader Ginsburg nos defendió a todos. Como dije, ella era una figura querida», dijo Biden.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que Estados Unidos debe «salvaguardar» el «poderoso legado» de Ginsburg. Pelosi añadió que espera que el juez de la Corte Suprema que ocupe el lugar de Ginsburg mantenga su «compromiso con la igualdad, las oportunidades y la justicia para todos», dijo en un comunicado.

«La pérdida de Ruth Bader Ginsburg es devastadora. La jueza Ginsberg encarnó la justicia, la brillantez y la bondad, y su fallecimiento es una pérdida incalculable para nuestra democracia y para todos los que se sacrifican y luchan por construir un futuro mejor para nuestros niños», añadió.

Antes de su muerte Ginsburg luchó contra el cáncer

Ginsburg sufrió cinco episodios de cáncer antes de su muerte. El más reciente fue una reaparición a principios de 2020. En ese momento, una biopsia reveló lesiones en el hígado. En un comunicado, la jueza dijo que la quimioterapia estaba dando «resultados positivos» y que podía mantener una rutina diaria activa.

Lea Tambien:  Así fue la caída del H-2, de los Beltrán Leyva, ligado a Salvador Cienfuegos Zepeda

Al respecto indicó: «A menudo he dicho que seguiré siendo miembro de la corte mientras pueda hacer el trabajo a toda marcha», señaló Ginsburg en un comunicado en julio de 2020. «Sigo siendo plenamente capaz de hacer eso».

  • MIRA: Las reacciones a la muerte de Ruth Bader Ginsburg

Del mismo modo le dijo al público en 2019 que le gustaba mantenerse ocupada, incluso mientras luchaba contra el cáncer. «Descubrí que cada vez que estoy activa me siento mucho mejor que si estuviera mintiendo sobre eso y sintiendo lástima por mí misma», dijo en Nueva York durante un evento en Yale Club organizado por Moment Magazine. También, Ginsburg señaló ante otra audiencia que pensaba que serviría hasta los 90 años.

Ginsburg planeaba retirarse si Hillary Clinton era presidenta

La jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, planeaba retirarse si Hillary Clinton resultaba era elegida presidenta, dijo esta noche la corresponsal de asuntos legales de NPR, Nina Totenberg.

ruth-bader-ginsburg-jueza-suprema-corte-ee-uu-19

Ginsburg hace su primera aparición pública luego de que se anunciara en agosto de 2019 que había recibido tratamiento por cáncer de páncreas. Fue durante la aceptación de un grado honorífico en la Universidad en Buffalo.

«Le encantaba su trabajo», dijo Totenberg. «Había planeado, de hecho, retirarse y ser reemplazada por una candidata designada por la primera mujer presidenta, porque realmente pensaba que Hillary Clinton sería elegida».

«El destino le repartió… las cartas de otra manera y ella simplemente siguió adelante», agregó Totenberg.

Totenberg continuó informando que Ginsberg había expresado ese deseo de no ser reemplazada en una declaración dictada a su nieta pocos días antes de su muerte.

«Sabía lo que vendría, que su muerte tendría profundas consecuencias para la corte y el país», dijo Totenberg, hablando con el presentador de CNN Anderson Cooper este viernes.

Sus críticas

Ginsburg, de pequeña estatura, podía escribir opiniones que rugían desaprobación cuando creía que la mayoría había ido por el mal camino.

Justamente, antes de la elección del presidente Donald Trump, Ginsburg le dijo a CNN que él «es un farsante». También aseguró que «se había salido con la suya al no entregar sus declaraciones de impuestos». Más tarde dijo que lamentaba haber hecho los comentarios y Trump sugirió que ella debía recusarse en casos relacionados a él. Ella nunca lo hizo.

En 2011, por el contrario, el presidente Barack Obama destacó a Ginsburg en una ceremonia en la Casa Blanca. «Es una de mis favoritas». «Tengo debilidad por la jueza Ginsburg».

La vacante que deja Ginsburg con su muerte

El impacto de la muerte de Ruth Bader Ginsburg en la Corte 4:17

La vacante que deja Ginsburg le da a Trump la oportunidad de solidificar aún más la mayoría conservadora en la Corte Suprema. Además de reemplazar el lugar de una mujer que rompió el «techo de cristal» en un momento en que pocas mujeres asistían a la facultad de derecho. Así, el presidente puede elegir a un juez diferente que dirija la corte hacia la derecha en problemas sociales.

Justamente, Ginsburg era conocida por el trabajo que realizó antes de asumir el cargo como jueza. Se desempeñó como defensora de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y fue la arquitecta de una estrategia legal para llevar casos a los tribunales que garantizara que la protección igualitaria de la 14 Enmienda se aplicara al género.

Su lucha por la igualdad

«Tuve la suerte de vivir y ser abogada a finales de la década de 1960 cuando, por primera vez en la historia de Estados Unidos, fue posible urgir a los tribunales, con éxito, acerca de que la sociedad se beneficiaría enormemente si las mujeres fueran consideradas como personas iguales a los hombres», dijo Ginsburg en un discurso de graduación en 2002.

Una vez que ocupó el cargo de jueza en la Corte Suprema, se destacó por la claridad de sus opiniones que brindaban orientación directa a los tribunales inferiores.

Mientras estuvo en la corte fue muy conocida por la opinión que escribió en el caso EE.UU. vs. Virginia. En esta decisión señaló que la política de admisión solo para hombres en el Instituto Militar de Virginia, financiado por el estado, era inconstitucional por su prohibición de mujeres.

Lea Tambien:  Biden aventaja a Trump: ¿son los sondeos más confiables que en 2016?

«La violación constitucional en este caso es la exclusión categórica de las mujeres de una oportunidad educativa extraordinaria que se les brinda a los hombres», escribió en 1996.

Una estrella de rock

Ginsburg también enfrentó discriminación cuando se graduó de la facultad de derecho en 1959 y no pudo encontrar una pasantía.

Nadie se sorprendió más que la misma Ginsburg por el estatus de estrella de rock que ganó entre las mujeres jóvenes a finales de la década de 1970 y principios de 1980. En ese sentido, le divirtieron los productos en los que se elogiaba su trabajo, incluida una camiseta de «You Can’t have the Truth, Without Ruth» (en español «No puedes tener la verdad sin Ruth»).

De hecho, algunas mujeres jóvenes llegaron incluso a hacerse tatuajes con su imagen. También fue apodada «Notorious R.B.G.», en referencia a una estrella del rap conocida como «Notorious B.I.G.» Una denominación que se quedó. Además, un artista le puso melodía al disenso de Ginsburg en un caso de libertad religiosa.

«Un ídolo para las generaciones más jóvenes»

«Tiene sentido absoluto que la jueza Ginsburg se haya convertido en un ídolo para las generaciones más jóvenes», dijo la jueza Elena Kagan en un evento en la Asociación de Abogados de Nueva York en 2014. «Su impacto en Estados Unidos y la ley estadounidense ha sido extraordinario».

«Como litigante y luego como juez, cambió el rostro de la ley estadounidense contra la discriminación», sostuvo Kagan. «Ella puede atribuirse el mérito de hacer que la ley de este país funcionara para las mujeres y, al lograrlo, hizo posible mi propia carrera».

Ginsburg, incluso después de su quinto diagnóstico de cáncer, estaba trabajando en un libro con una de sus antiguas empleadas, Amanda Tyler. Se basaba en su vida sobre la igualdad de género.

Los conocidos disensos de la jueza Ginsburg

Parte de reconocimiento que tenía Ginsburg provino de sus feroces disensos en casos clave. Los cuales a menudo estuvieron relacionados con derechos civiles o protección igualitaria.

En 2007, la Corte Suprema decidió un caso sobre Lilly Ledbetter, quien trabajó como supervisora ​​en una planta de llantas de Goodyear en Alabama. Cerca del final de su carrera, Ledbetter descubrió una disparidad salarial entre su sueldo y los de sus compañeros hombres. Entonces, presentó una demanda argumentando que había recibido un salario bajo discriminatorio por su sexo en violación de la ley federal. La mayoría de la corte falló en contra de Ledbetter, dictaminando que había presentado sus quejas demasiado tarde. Sin embargo, Ginsburg no estuvo de acuerdo con ese razonamiento.

«La insistencia de la corte en una competencia inmediata pasa por alto las características comunes de la discriminación salarial», escribió Ginsburg. También instó al Congreso a abordar el tema, que finalmente lo hizo en 2009.

En 2015, fue Ginsburg quien lideró el bloque liberal de la corte que votó a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, con el quinto voto crítico del juez Anthony Kennedy. Kennedy escribió la opinión y a él se unieron los liberales que optaron por no escribir por separado. Ginsburg probablemente estuvo detrás de esa estrategia. Posteriormente, dijo que si hubiera escrito la opinión, habría puesto más énfasis en la protección igualitaria.

Su importancia en la Corte Suprema

Después de la jubilación del juez John Paul Stevens, Ginsburg fue la más importante de sus colegas liberales. Tenía el poder de asignar opiniones cuando el presidente de la Corte Suprema estaba del otro lado.

En ese sentido, se asignó a sí misma un disenso enojado cuando la corte anuló una disposición clave de la Ley de Derechos Electorales en 2013.

«La triste ironía de la decisión de hoy radica en su total falta de comprensión de por qué la Ley de Derechos Electorales ha demostrado ser eficaz», escribió. Luego, comparó la discriminación racial con una «infección vil» y dijo que los primeros intentos por protegerse contra ella eran como «luchar contra la Hidra».

Lea Tambien:  QAnon

También escribió una disidencia parcial en 2012 en un caso sobre la ley de atención médica de Obama. Ginsburg no estuvo de acuerdo con los jueces conservadores en que el mandato individual no era un ejercicio válido del poder del Congreso bajo la Cláusula de Comercio. Ella calificó el razonamiento como «difícil». Sin embargo, estuvo satisfecha con que el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, emitiera el quinto voto para defender la ley bajo el poder impositivo.

Un disenso sobre el aborto

Ginsburg desconcertó a algunos liberales con sus críticas a la decisión de 1973 en Roe vs. Wade, la cual legalizó el aborto. Se trató de un caso que se decidió mucho antes de que ella fuera jueza de la Corte Suprema. Si bien dijo que sentía que el resultado era correcto, pensaba que la Corte Suprema debió haberse limitado al estatuto de Texas en lugar de emitir una decisión radical que creó un objetivo para los opositores del derecho al aborto.

Ahora bien, en 2007 planteó su desacuerdo cuando la mayoría de la Corte Suprema apoyó una prohibición federal sobre un procedimiento llamado «aborto por nacimiento parcial». Ginsburg calificó la decisión de «alarmante» y dijo que «tolera, de hecho aplaude, la intervención federal para prohibir en todo el país un procedimiento que el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos consideró necesario y adecuado en ciertos casos».

Sin embargo, votó con la mayoría en 2016 cuando la corte derogó una ley de aborto de Texas que los críticos llamaron una de las más estrictas a nivel nacional.

En julio pasado, Ginsburg presentó otro feroz disenso cuando la mayoría conservadora permitió que el gobierno de Trump ampliara las exenciones para los empleadores que tienen objeciones religiosas o morales para cumplir con el mandato anticonceptivo de la Ley del Cuidado de Salud Asequible.

«Hoy, por primera vez, la Corte hace totalmente a un lado los derechos e intereses compensatorios en su afán por asegurar los derechos religiosos hasta el enésimo grado», escribió Ginsburg, junto con la jueza Sonia Sotomayor. Observó que la administración había dicho que las nuevas reglas provocarían que miles de mujeres –– «entre 70.500 y 126.400 mujeres en edad fértil», escribió–– perdieran la cobertura.

Amistad con el juez Scalia

A pesar de sus diferencias ideológicas, su mejor amigo en la corte fue el difunto juez Antonin Scalia. Después de la repentina muerte del conservador en febrero de 2016, Ginsburg dijo que le dejó un «tesoro oculto» de recuerdos.

Ella fue una fanática de ópera toda la vida. Incluso apareció en el escenario en 2016 en el Kennedy Center para un papel no hablado en «The Daughter of the Regiment» de la Ópera Nacional de Washington.

En conferencias, Ginsburg a menudo lamentaba el hecho de que, si bien soñaba con ser una gran diva de la ópera, había nacido con el alcance limitado de un gorrión.

Su relación con Scalia inspiró a Derrick Wang a componer una ópera cómica que tituló Scalia/Ginsburg, la cual se basó en opiniones escritas por los dos jueces.

La actriz Kate McKinnon también interpretó a Ginsburg, vestida con una túnica negra, en una parodia recurrente de «Saturday Night Live» en respuesta a las noticias del día.

Ginsburg sufrió dos ataques de cáncer en 1999 y 2009, y recibió un implante de stent en su corazón. Aún así nunca se perdió un día de discusiones orales. Estuvo casada con Martin Ginsburg, un destacado abogado fiscal, durante más de 50 años hasta la muerte de él en 2010 y tuvieron dos hijos.

«Me gustaría que la gente pensara en mí como una jueza que hizo lo mejor que pudo con el talento limitado que tenía», dijo Ginsburg en un evento en la Facultad de Derecho Hastings de la Universidad de California en 2011, «para mantener nuestro país fiel a lo que la convierte en una gran nación y para hacer las cosas un poco mejores de lo que podrían haber sido si yo no hubiera estado allí».

Impactos: 18

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas

¿Adiós a Trump?

Hay elecciones en donde sólo hay ajustes menores, pero no definen un cambio y su resultado suele tener un alto nivel de abstencionismo. En contraste,

Leer Más >>
¿Cuantos en Linea?

Visitors online – 145:
users – 0
guests – 105
bots – 40
The maximum number of visits was – 2020-10-15:
all visitors – 20189:
users – 44
guests – 15007
bots – 5138
browser – IE 6.0

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico