Araujo’s Restaurant
Abogado Wilson Purves
Dr. Francisco García
Imperial Travel
Los Yaquis Restaurant
Abogado Alexander Cross
World Wide Credit Experts
City Toyota
Jorge Brignole
FINHABITS
Dr. Francisco Barba
Dr. Alberto Chaparro
Sonrisas Bright Dental
Pathway Insurance Agency
David Huete
La Gallinita Meat Market
Abogado James Millar
Latch Quiroprácticos
Gonzales Dental Care
Alquimia Med Spa
Elías Travel
Daly City Dental Center
Kisla Gonzales
Desarrollo Virtual
Ayuda Financial
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Senadores de EE.UU. anuncian un acuerdo bipartidista para una propuesta de leyes de control de armas

Autor: TELEMUNDO.com

Por Sahil Kapur, Frank Thorp V, Josh Lederman y Yamiche Alcindor – NBC News

Un grupo de senadores estadounidenses anunciaron un acuerdo para una nueva legislación sobre armas el domingo, lo que es visto como un avance en una serie de medidas para combatir la violencia armada, incluidas las leyes de “bandera roja” y la verificación de antecedentes de los compradores de armas.

Los principales negociadores del acuerdo son los senadores Chris Murphy, demócrata por Connecticut, un gran defensor de las leyes de seguridad de armas, y John Cornyn, republicano por Texas, quien siempre ha defendido la Segunda Enmienda y prometió que las nuevas medidas no afectarán los derechos de armas de los estadounidenses respetuosos de la ley.

La versión final del proyecto de ley aún no se ha escrito, dijeron fuentes familiarizadas con las negociaciones.

“Hoy estamos anunciando una propuesta bipartidista de sentido común para proteger a los niños estadounidenses, mantener nuestras escuelas seguras y reducir las amenazas de violencia en todo nuestro país”, dijeron Murphy, Cornyn y otros senadores involucrados en las conversaciones en un comunicado conjunto.

“Las familias tienen miedo, y es nuestro deber unirnos y hacer algo que ayude a restaurar el sentido de seguridad en sus comunidades”, afirman los congresistas.

A diferencia de los proyectos de leyes de armas que la Cámara de Representantes aprobó la semana pasada, el acuerdo del Senado tiene buenas posibilidades de convertirse en ley porque se espera que cuente con el apoyo de senadores republicanos clave, que ejercen un poder de veto efectivo sobre la legislación de armas en el Senado debido a la regla obstruccionista de los 60 votos.

Una pieza central del acuerdo son los recursos para que los estados implementen leyes de “bandera roja”, que permiten a la policía o miembros de la familia solicitar a los tribunales que mantengan las armas de fuego alejadas de las personas que se consideran un riesgo para ellos mismos o para otros.

Actualmente, 19 estados y el Distrito de Columbia tienen leyes de bandera roja. Las nuevas disposiciones tienen como objetivo aumentar ese número y mejorar la implementación.

[Mochilas antibalas o aprender desde casa: tras el tiroteo en Uvalde, los padres sienten que “no hay un lugar seguro” para los niños] 

El acuerdo también establece un proceso de verificación de antecedentes más riguroso para las personas de 18 a 21 años de edad, con un protocolo de revisión que incluye comunicarse con las fuerzas del orden público estatales y locales para conocer los antecedentes penales que podrían descalificar a las personas, y con las organizaciones estatales apropiadas para obtener información de salud mental que podría afectar la decisión.

La propuesta también busca aclarar las ambigüedades sobre quién debe registrarse como comerciante de armas de fuego con licencia federal con el fin de realizar verificaciones de antecedentes.

“Nuestro plan aumenta los recursos de salud mental que son necesarios, mejora la seguridad escolar y el apoyo a los estudiantes, y ayuda a garantizar que los delincuentes peligrosos y quienes son declarados como enfermos mentales no puedan comprar armas”, dijeron los senadores.

“Lo más importante es que nuestro plan salva vidas y, al mismo tiempo, protege los derechos constitucionales de los estadounidenses respetuosos de la ley. Esperamos obtener un amplio apoyo bipartidista y aprobar nuestra propuesta de sentido común como ley”. afirmaron los legisladores en el comunicado.

La propuesta impone nuevas sanciones a la “compra falsa” de armas de fuego para mejorar el enjuiciamiento de los traficantes. Y autoriza nuevos fondos para los servicios de salud mental y seguridad escolar.

El acuerdo también incluirá una disposición para abordar la violencia doméstica, según dijeron fuentes familiarizadas con las negociaciones.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por New York, dijo que está “complacido de que, por primera vez en casi 30 años, el Congreso se disponga a tomar medidas significativas para abordar la violencia armada”.

“Después de una ola implacable de suicidios y homicidios relacionados con armas, incluidos los tiroteos masivos, el Senado está listo para actuar con reformas de sentido común que protejan a los estadounidenses donde viven, donde compran y donde aprenden”, dijo en un comunicado.

“Debemos actuar con rapidez para hacer avanzar esta legislación porque, si se puede salvar una sola vida, vale la pena el esfuerzo”, agregó Schumer.


Si se puede salvar una sola vida, vale la pena el esfuerzo”.

Chuck Schumer, senador demócrata

Un acuerdo que surge luego de numerosos tiroteos

Si se aprueba, los activistas dicen que la propuesta representaría la legislación de prevención de la violencia armada más importante en casi tres décadas, desde 1996, cuando la Enmienda Lautenberg prohibió la posesión de armas en el caso de las personas condenadas por delitos de violencia doméstica.

El acuerdo se produce después de una serie de tiroteos recientes que han conmocionado a la nación, incluida una masacre por motivos raciales en Buffalo, Nueva York, que ocasionó la muerte de 10 personas, y el tiroteo perpetrado en una escuela primaria en Uvalde, Texas, que dejó 19 estudiantes y dos maestros. muerto.

La propuesta se anunció un día después de que manifestantes de todo el país, incluso en la capital del país, marcharon para exigir acciones contra la violencia armada, en una serie de protestas organizadas por el grupo de defensa Marcha por nuestras vidas.

Durante años, la opinión pública se ha inclinado hacia leyes de armas más estrictas a medida que los tiroteos masivos se han convertido en una característica habitual de la vida estadounidense. Una encuesta reciente de CBS News reveló que los adultos estadounidenses apoyan leyes de armas más estrictas por un margen de 5 a 1.

Las negociaciones de Cornyn contaron con el apoyo del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, quien durante mucho tiempo se opuso al control de armas. La semana pasada, McConnell les dijo a los periodistas que quiere ver “un resultado bipartidista que marque la diferencia”.

[Maestra de Uvalde describe “los 35 minutos más largos de su vida”]

Durante las negociaciones, que comenzaron después del tiroteo de Uvalde, Cornyn trató de mantener el equilibrio entre la necesidad de emprender acciones y controlar las ansiedades de la derecha que defiende la Segunda Enmienda. Algunos senadores republicanos con ambiciones presidenciales han invocado ese argumento, mientras se mantenían alejados de las discusiones bipartidistas.

Murphy y Cornyn habían trabajado en otro proyecto que se convirtió en ley en 2018: la Ley Fix NICS, cuyo objetivo era mejorar la información en el sistema de verificación de antecedentes del FBI. El año pasado, buscaron negociar un acuerdo para cerrar las lagunas en los requisitos de verificación de antecedentes, pero esas conversaciones fracasaron.

El acuerdo del Senado es modesto, y fue negociado con extrema cautela para evitar ofender a los defensores del derecho a portar armas que conforman un segmento apasionado e influyente del Partido Republicano. Los demócratas buscaron leyes más agresivas, pero se vieron obstaculizados por el poco interés del Partido Republicano.

El acuerdo no prohibe ni confisca ninguno de los cientos de millones de armas que están en circulación en EE. UU. No prohibirá la venta o propiedad de rifles semiautomáticos como el AR-15, que fue utilizado por el tirador de Uvalde para matar niños. Tampoco prohibe los cargadores de alta capacidad.

A diferencia de un proyecto de ley aprobado recientemente por la Cámara de Representantes, no eleva la edad para comprar un arma semiautomática a 21 años. Y tampoco exigirá verificaciones de antecedentes universales.

Para los demócratas, que controlan la Cámara y necesitan el apoyo de los republicanos para aprobar la legislación en el Senado, el acuerdo representa un progreso gradual y evita usar el tema para presionar al Partido Republicano en las elecciones de mitad de período de 2022.

El presidente Joe Biden dijo que el acuerdo del Senado da “pasos importantes en la dirección correcta” y pidió una aprobación rápida.

“Con el apoyo bipartidista, no hay excusas para la demora y no hay razón por la que no deba avanzar rápidamente en el Senado y la Cámara”, dijo en un comunicado.

“Cada día que pasa, mueren más niños en este país: cuanto antes llegue a mi escritorio, antes podré firmarlo y antes podremos usar estas medidas para salvar vidas”, aseveró el presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico