previous arrow
next arrow
Slider

Sídney registra sus lluvias más intensas en 30 años

La ciudad australiana de Sídney se ha visto afectada por las lluvias más intensas en tres décadas a causa de un temporal que ha provocado inundaciones en la costa este del país pero que también ha sofocado diversos de los incendios que arden desde hace meses.

La Oficina de Meteorología indicó este lunes que en los últimos cuatro días han caído en la ciudad 391,6 milímetros de lluvia, la mayor cantidad desde febrero de 1990 cuando se alcanzaron los 414,2 milímetros, y advirtió de más precipitaciones en los próximos días.

El mismo organismo gubernamental emitió diversas alertas por riesgo de inundaciones y avenidas de agua a lo largo de ríos y del litoral del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, y también por posibles daños en la costa a causa del fuerte oleaje y mareas de un nivel por encima de lo normal.

Casi 90.000 usuarios se encuentran sin suministro eléctrico en varias zonas de la costa al norte de Sídney y de la periferia de la ciudad, según dijo la compañía eléctrica Ausgrid a través de Twitter en un mensaje que acompañó de imágenes de árboles caídos sobre coches, casas y cableado urbano.

Ausgrid is bringing in additional crews from across NSW to help restore power as quickly as possible following the weekend’s damaging, torrential rain

Power restored to 61,000 customers & efforts continue to reconnect 79,000 still w/out power https://t.co/oaLOeEm0tn pic.twitter.com/G47djwjz0k

— Ausgrid (@Ausgrid) February 10, 2020

Las lluvias han ayudado a los bomberos en su lucha contra la oleada de incendios que desde septiembre afecta el sureste del país, con más de treinta focos extinguidos desde el viernes solo en Nueva Gales del Sur.

Lea Tambien:  Guterres aplaude el compromiso de Paquistán con el cambio climático, pese a su escasa contribución al fenómeno

“Esta es la noticia más positiva que hemos tenido en bastante tiempo”, dijo a través de Twitter el Servicio Rural de Bomberos de este estado que cifró en 1,5 millones de hectáreas la superficie quemada por estos fuegos.

Rain has significantly assisted reducing the fire activity across areas of NSW. It is a welcome relief for communities and firefighters alike. 26 bush and grass fires are still burning across the state with 4 not yet contained (Snowy Valley and Monaro areas). #nswrfs #nswfires pic.twitter.com/w3aUaPsuZw

— NSW RFS (@NSWRFS) February 10, 2020

Uno de estos incendios es el de Currowan, a 200 kilómetros al sur de Sídney y 90 al este de Camberra, donde permaneció activo durante 74 días, calcinó casi medio millón de hectáreas, y destruyó 312 casas y dañó otras 173.

Desde septiembre los incendios se han cobrado la vida de 33 personas y han arrasado un terreno de unos 180.000 kilómetros mayor que el tamaño de Uruguay o Camboya.


Jordi Vendrell

Jordi Vendrell

Experto en meteorología e incendios forestales de la Fundació Pau Costa

En contraste, las advertencias de evacuación de inundaciones ahora se han ordenado para partes de la región de Conjola, dijeron las autoridades, donde los incendios mortales arrasaron docenas de hogares en la víspera de Año Nuevo.

Se pronostican tormentas eléctricas para NSW y el vecino estado de Victoria en los próximos días. La lluvia ha traído algo de humedad para la tierra meses después de la temporada de siembra de trigo más importante, que es crucial para el éxito de la mayor cosecha de Australia. Phin Ziebell, economista de agronegocios del Banco Nacional de Australia, dijo que la lluvia también alentaría a los agricultores del estado nororiental de Queensland a reconstruir sus propiedades ahora que tienen agua y alimento. “Algunas de las partes más secas de Queensland han recibido lluvia, lo que ayudará al crecimiento del pasto”, dijo Ziebell.

Lea Tambien:  La plaga de langostas del desierto pone en riesgo la alimentación de millones de personas


Algunas áreas rurales recibieron más lluvia en los últimos días que en todo el año pasado. “Es sorprendente lo que el olor de la lluvia puede hacer al espíritu de la gente”, dijo a Reuters por teléfono Ben Shields, el alcalde de la ciudad interior de Dubbo. Al igual que muchas otras ciudades rurales, Dubbo ha sufrido por tormentas de polvo y restricciones de agua a raíz de una sequía de tres años. 

James Jackson, un granjero de ovejas y ganado en el distrito de Guyra, afectado por la sequía, a unos 500 kilómetros (311 millas) al norte de Sídney, dijo a Reuters que la región estaba empezando a volverse verde nuevamente. “Este evento no repondrá toda la humedad del suelo, pero este es ciertamente un buen comienzo para las personas que lo obtuvieron”, dijo Jackson, quien también es presidente del organismo industrial NSW. Agricultores. “Tengo ovejas de dos años que ven hierba verde por primera vez”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea : 86:
Usuarios : 0
Otros visitantes : 74
Robots : 12

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico