Categoria:

Trump hace historia como primer presidente de EEUU condenado penalmente

Autor: Alex Woodward

Donald Trump ha sido declarado culpable de falsificar registros empresariales como parte de una conspiración para influir de forma corrupta en las elecciones presidenciales de 2016, lo que supone la primera condena penal de la historia de un presidente estadounidense, que ahora volverá a hacer campaña por la Casa Blanca como delincuente convicto y defraudador.

El ex presidente fue declarado culpable de los 34 cargos que se le imputaban. La defensa pidió sondear a los miembros del jurado, que confirmaron todos sus veredictos. Trump, sin emoción, arqueó el cuello para observar al jurado.

Trump -que se negó a declarar en su propia defensa- podría ser condenado a hasta cuatro años de cárcel y se enfrenta a miles de dólares de multa.

El llamado juicio por soborno, llevado a cabo en Nueva York, fue el primer proceso penal contra un presidente o ex presidente estadounidense. Si es elegido, será el primer presidente que ejerza como delincuente convicto.

Un jurado de Manhattan deliberó durante casi 12 horas antes de emitir el jueves un veredicto unánime ante el juez neoyorquino Juan Merchán. Será condenado en una fecha posterior.

El veredicto se dictó tras 17 días de declaraciones de testigos a lo largo de casi seis semanas en un drama judicial en el que se analizaron sus presuntas aventuras y la influencia que ejerció para encubrirlas mientras hacía su exitosa campaña por la Casa Blanca.

El candidato presidencial republicano y expresidente de Estados Unidos Donald Trump asiste a su juicio penal, mientras el jurado delibera sobre las acusaciones de que falsificó registros comerciales para ocultar el dinero pagado para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels

El candidato presidencial republicano y expresidente de Estados Unidos Donald Trump asiste a su juicio penal, mientras el jurado delibera sobre las acusaciones de que falsificó registros comerciales para ocultar el dinero pagado para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels (REUTERS)

Las deliberaciones comenzaron el 29 de mayo después de que 22 testigos expusieran las pruebas del plan de Trump, que duró meses, para mantener las noticias de sus escándalos sexuales alejadas de los votantes en las semanas previas a la jornada electoral de 2016.

Menos de un mes antes de ser elegido presidente, Trump ordenó a su exabogado Michael Cohen que pagara 130.000 USD en concepto de “dinero por silencio” a la estrella del cine para adultos Stormy Daniels, cuya historia sobre haber mantenido relaciones sexuales con Trump en 2006 amenazó con hacer descarrilar su campaña 10 años después.

Trump reembolsó entonces a Cohen a través de una serie de pagos en 2017 disfrazados de “gastos legales” que nunca se realizaron ese año, bajo los términos de un acuerdo de “retención” que nunca existió. Firmaba los cheques desde el Despacho Oval.

Correos electrónicos, registros telefónicos, mensajes de texto, facturas, cheques con la firma de Trump tintada con Sharpie y otros documentos -incluida una nota manuscrita de los contables de Trump que esbozaba las cuentas de los cheques de Cohen- dieron a los jurados un rastro en papel de la conspiración.

Los miembros del jurado escucharon el testimonio del ex editor de National Enquirer David Pecker, quien prometió ser los “ojos y oídos” de la campaña utilizando su tabloide para “atrapar y matar” historias sobre los supuestos amoríos de Trump que nunca tuvo intención de publicar. Gastó unos 180.000 dólares en la compra de dos historias escandalosas, pero se negó a gastar más involucrándose con Daniels.

SEI206748657.jpg

SEI206748657.jpg (POOL/AFP via Getty Images)

La exayudante de Trump en la Casa Blanca Hope Hicks -que testificó sobre el control de daños de la campaña tras la publicación de la cinta de Access Hollywood – dijo a los jurados que Trump no quería que la historia de Daniels saliera a la luz antes del día de las elecciones.

Cohen -que dijo que con frecuencia buscaba aprobación por su “lealtad” al “jefe”- acordó pagar a Daniels de su propio bolsillo, sacó una línea de crédito hipotecario para adelantar el efectivo y creó una empresa fantasma desde la que podía transferir los fondos a su abogado.

Trump y Daniels también firmaron un acuerdo de confidencialidad que le impedía a ella hacer pública su historia, y su testimonio en el juicio penal detalló exactamente lo que Trump trató de mantener en secreto, según los fiscales.

Los abogados defensores no refutaron las pruebas de la acusación, pero argumentaron que no hubo conspiración, que Cohen simplemente fue pagado por su trabajo como abogado, y que los testimonios de Daniels y Cohen justificaban la anulación del juicio o el sobreseimiento total del caso. Ambos intentos fueron denegados.

El caso de la fiscalía duró unas cinco semanas. Pero los abogados de Trump solo presentaron a dos testigos, entre ellos Robert Costello, un abogado aliado de Trump que parecía trabajar con Rudy Giuliani para presionar a Cohen contra la delación contra el entonces presidente Trump mientras su abogado personal estaba bajo investigación federal. El comportamiento frívolo de Costello provocó una furibunda respuesta del juez, que desalojó la sala para advertirle de que sus comentarios podrían hacer que le expulsaran del estrado.

El piso 15 del tribunal, en Centre Street, se ha convertido en una extensión de la campaña de Trump para 2024; Trump pronunció discursos incoherentes ante los periodistas en el pasillo cada día del juicio, y sus abogados sacaron a relucir descripciones halagadoras del ex presidente y sus negocios en el testimonio de los testigos y en sus declaraciones iniciales y finales ante los miembros del jurado.

Una orden de silencio judicial que le impedía atacar públicamente a testigos y miembros del jurado no le impidió hacerlo. Tras ser multado con 10.000 USD y amenazado con ir a la cárcel, un desfile de aliados de alto nivel -incluido el republicano de mayor rango del país- se unió a él en el tribunal para lanzar más ataques en su favor.

La campaña de Trump -una definida por su papel de víctima política alimentada por la venganza y la retribución- aún debe sortear otros 54 cargos penales en otras tres jurisdicciones.

Está acusado penalmente en Florida por ocultar documentos clasificados en su complejo de Mar-a-Lago, y se enfrenta a cargos penales en Georgia y en Washington DC por sus intentos de anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico