Dr. Alberto Chaparro
Abogado James Millar
City Toyota
Los Yaquis Restaurant
Ayuda Financial
Dr. Francisco García
Jorge Brignole
Daly City Dental Center
Araujo’s Restaurant
Kisla Gonzales
Abogado Alexander Cross
Pathway Insurance Agency
Alquimia Med Spa
Gonzales Dental Care
Latch Quiroprácticos
Abogado Wilson Purves
Elías Travel
Sonrisas Bright Dental
World Wide Credit Experts
Imperial Travel
Dr. Francisco Barba
David Huete
La Gallinita Meat Market
Desarrollo Virtual
previous arrow
next arrow

Categoria:

Un inmenso Rublev derriba a Nadal en su escenario favorito

Autor: ELMUNDO

Masters 1000 de Montecarlo

  • JAVIER MARTÍNEZ

Actualizado

El ruso se impuso al once veces campeón del torneo por 6-2, 4-6 y 6-2 en cuartos de final. Jugará ante Ruud en semifinales. Tsitsipas y Evans se disputarán la otra plaza en la final del domingo

Nadal, tras perder ante Rublev.
Nadal, tras perder ante Rublev.ERIC GAILLARDREUTERS

Algo se mueve en el tenis, renuente al relevo generacional ante la confluencia de los tres mejores jugadores de la historia. Si en el Masters 1000 de Miami, plagado de ausencias, Hubert Hurkacz se impuso en la final a Jannik Sinner, en Montecarlo, con un cartel de mayor peso, Andrey Rublev atentó contra el orden establecido desde hace tres lustros, derribando a Rafael Nadal, 11 veces campeón del torneo, en cuartos de final. Venció por 6-2, 4-6 y 6-2, en dos horas y 32 minutos. Algo se mueve, sí: ninguno de los cuatro semifinalistas estuvo en la lucha por el título hace dos años, en la ya penúltima edición. Rublev se medirá con Casper Ruud y Stefanos Tsitsipas lo hará con Daniel Evans.

Sexto cabeza de serie, ya con ocho títulos, cinco de ellos el pasado año y el más reciente en Rotterdam, en el inicio de la temporada, Andrey Rublev no es ningún desconocido. A sus 23 años, reúne las condiciones para merecer la mejor consideración: juega bien en distintas superficies y tiene la actitud que a veces se echa de menos en algunos de los tenistas de la nueva generación. De la mano del español Fernando Vicente, progresa sin detenerse y asoma como una de las más serias alternativas para ingresar plenamente en la élite en un plazo no demasiado largo.

Lea Tambien:  Un poste que puede valer una Liga: el talismán de Oblak en los penaltis en 2021
Rublev celebra su victoria sobre Nadal.
Rublev celebra su victoria sobre Nadal.AP

Semifinalista en 2019, cuando cayó ante Fabio Fognini, Nadal cede en la lucha por recuperar el segundo lugar del ránking, objetivo que tenía a tiro tras la ausencia de Daniil Medvedev, víctima del coronavirus. El asunto no es baladí, ante la hipótesis de encontrarse con Novak Djokovic en las semifinales de Roland Garros. No tiene demasiado que reprocharse. Tuvo enfrente a un tenista inmenso, irreductible, un portento de fortaleza física y mental, un jugador valiente, disciplinado también en lo táctico.

Su aplicación en el resto dio lugar a cuatro dobles faltas de Nadal en los tres primeros turnos de servicio (cometió un total de siete). Con una de ellas se le fue por segunda vez su saque en el quinto juego. Rublev no se dejaba intimidar por el despliegue de recursos del número tres del mundo, tan pronto feroz para resolver con un revés paralelo ganador el más largo de los peloteos como para sacarse una dejada de lujo del magín. Después de dos partidos cómodos, en los que sólo sólo cedió un total de cinco juegos, ante Delbonis y Dimitrov, Nadal se topó con un adversario bien plantado, a quien no le pesaron las casi tres horas que precisó para desembarazarse de Bautista en su duelo de octavos.

Máxima determinación

La primera muestra evidente de la determinación con que Rublev afrontó su tercer encuentro ante Nadal, tras no conseguir un solo parcial en las dos citas previas, ambas en superficie rápida, fue cómo encaró la bola de rotura a la que debió hacer frente en el octavo juego del primer set, cuando dominaba 5-2: se fue a la red con un gran primer servicio y definió de volea. Dos puntos después, haría suyo el parcial.

Lea Tambien:  El Villarreal se gana en Londres su primera final

Corto de recorrido, en su segundo torneo de la temporada, Nadal hubo de enfrentar problemas añadidos al perder de entrada su saque en el segundo set. Rublev no se bajaba de la ola, inmune a la respuesta de su adversario. Monologaba el zurdo, enojado, síntoma harto infrecuente en un hombre que siempre se ha distinguido por el control de sus impulsos.

El ruso tuvo campo abierto para definir el encuentro en un segundo set con distintas alternativas. El ruso contó con tres opciones para situarse 4-1 y saque y después, con otra bola que le hubiera colocado 5-2 y servicio. También a Nadal se le escaparon cuatro posibilidades de recuperar el saque, antes de conseguirlo al igualar a cuatro. Ahí se atascó el moscovita, que volvió a ceder su servicio y con él se le fue el set.

Buena parte de los jugadores del circuito hubieran depuesto las armas en tales circunstancias, frente al mejor de la historia en tierra y tras haberle dejado escapar vivo. Pero Rublev siguió de pie, decidido a cumplir su plan. Ya había ganado a Roger Federer, en Cincinnati, hace dos años. Ahora iba a cobrarse la preciada pieza de Nadal.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 965:
Usuarios – 0
Invitados – 849
Robots – 116

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico